Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mktp escriba una noticia?

¿Cómo evitar la adicción a las redes sociales?

27/08/2012 15:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No sólo los adolescentes pasan horas en las redes sociales, sin embargo, muchos buscan la forma para poder "desintoxicarse". image

Los adolescentes no son los únicos usuarios de las redes sociales, hoy en día casi todo el mundo está en Facebook, Twitter y otras redes sociales. Pero mientras algunos sólo miran de vez en cuando, otros se pasan horas conectados. Un vicio del que muchos quieren “desintoxicarse”.

Aitor Jiménez, diseñador de páginas web nos cuenta que es frecuente que jóvenes ya aquellos no tan jóvenes se pasen más de dos horas al día en el Facebook. “Actualizo mi estado, hago comentarios en el muro de mis amigos, publico mis últimas fotos…” Así le cuentan usuarios frecuentes de Facebook. ¿Por qué? En primer lugar, “porque los diseñadores hacen todo lo posible para que pasemos el mayor tiempo posible en Facebook”.

“La interfaz está construida de tal modo que no es la información personal del usuario lo que importa, sino qué dicen los demás de ella, es decir, la interacción”. Además, está diseñado para que los signos de presencia emitidos por los usuarios sean frecuentes y valorados.

Según el psicólogo Carlos Adeva, es esa continua novedad la que engancha. “La gente queda atrapada porque a la vez emite sus acontecimientos vitales, opiniones y criterios recibe información de su círculo social” dice Adeva. Para él, en esta actividad subyace un deseo totalmente humano: que los demás no se olviden de nosotros.

Llenar un vacío interior

Publicar nuestro estado de ánimo en el muro no es malo, el peligro surge cuando la realidad nos parece frustrante y para hacerle frente buscamos vivencias en el universo virtual. Para la psicóloga clínica Tania Bruguera: “Cómo en todo proceso de adicción, el riesgo viene cuando usamos internet para llenar un vacío interior”. Desde ese momento el uso de Facebook no es un modo más de obtener reconocimiento y valoración, sino el único. Incluso hay quien crea una nueva identidad para conseguirlo. “Son personas con baja autoestima que se relacionan a través de una personalidad que consideran más atractiva que la suya, y así salvan las barreras que su autoconcepto les crea”, explica Adeva. Sin embargo, dedicar más tiempo a la identidad ficticia que a la real puede producir aislamiento social, cuando en realidad, las redes sociales promueven la sensación de estar integrado.

Lola de 38 años, usuario de Facebook, nos cuenta su experiencia: “Cuando descubrí Facebook, me fascinó. Durante seis meses me conectaba varias veces al día con mucho entusiasmo para ver cómo aumentaba mi número de amistades y para cotillear sus fotos, pero luego me desilusioné. En realidad, no tengo los 150 amigos que aparecen en mi perfil, y las promesas de grandes reencuentros con amistades de la infancia todavía no se han cumplido. Pero lo peor fueron los comentarios despectivos de un ex en mi muro. Desde entonces me conecto mucho menos y aprecio, por encima de todo, la amistad de mis amigos reales.”

¿Qué hacer?
  • Moderar la información personal: Es necesario tomar conciencia de los riesgos que implica divulgar cualquier información confidencial, explicar vivencias de la vida privada y colgar fotos personales en la red. Antes de compartir datos íntimos es importante valorar si pueden comprometer nuestra seguridad o reputación.
  • Establecer horarios: Cuanto más se sigue la vida de las amistades cibernéticas, más crece la necesidad de hacerlo a diario. Esa es la forma de cómo Facebook te roba demasiado tiempo, establecer horarios determinados (un cuarto de hora diario, por ejemplo) y crear conductas sustitutivas que resulten satisfactorias como por ejemplo, leer, ir al cine, etc.
  • Crear enlaces no virtuales: A menudo las propuestas de amistad o planes que se organizan a través de Facebook se quedan en el universo virtual. Para evitar que las horas perdidas en internet se traduzcan en una vida social más pobre, potencia la comunicación verbal y presencial, incentivando las relaciones cara a cara.
  • Apostar por la reflexión: “Nuestra autorrepresentación online complementa nuestra identidad pero no la reemplaza”. Dice Brugera, Psicóloga clínica. Y es que nuestro universo interior pasa por tener momentos de soledad. Así que, en vez de publicar comentarios en el perfil, ella recomienda reflexionar por nosotros mismos.

image

Autor: Yuni Ramirez


Sobre esta noticia

Autor:
Mktp (59 noticias)
Fuente:
rtrucios.bligoo.com
Visitas:
519
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.