Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

La exclusión social se reduce en la Comunitat Valenciana, pero sigue entre los niveles más elevados de España

04/12/2019 08:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La exclusión social se ha reducido "intensamente" en los últimos cinco años en la Comunitat Valenciana, pero la dramática situación de la que partía esta autonomía deja el actual nivel del 20, 3% todavía por encima de la media nacional (18, 4%) y como la cuarta región con mayores niveles de pobreza. Esta es la principal conclusión del segundo Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en la Comunitat Valencian a, presentado este miércoles en la sede de Cáritas Valencia, una de las organizaciones que integran la fundación.Se trata de una completa radiografía no solo de los problemas relacionados con la pobreza y de cómo la sociedad valenciana ha salido de la crisis económica, sino de dinámicas sociales más amplias y de la respuesta que da la sociedad a los problemas de exclusión y de convivencia.De este modo, la integración social ha crecido hasta casi el 80% de la población, tras salir de la exclusión alrededor de 740.000 personas en los últimos cinco años. No obstante, el 20, 3% permanece todavía con problemas moderados o severos de pobreza, lo que supone en torno al millón de personas en la Comunitat Valenciana.El sociólogo y coordinador del informe, Guillermo Fernández, define esta situación la "sociedad estancada", con una cronificación de la pobreza, en la que "el ascensor social ha dejado de funcionar". En un contexto especialmente grave se encuentran 472.000 personas (la mitad que hace cinco años), que sufren carencias en forma de precariedad laboral, acceso a la vivienda, desempleo e invisibilidad por parte de la sociedad.En esta fotografía de la realidad social, Fernández destaca dos novedades de la situación actual. En primer lugar, una quiebra "por su base" en el grupo del 80% de la integración. Medio millón de personas de este colectivo tienen "un colchón débil y serán los primeros en notar la desaceleración". Se trata de un 10% de la población que vive al día, sin poder ahorrar, debido a los empleos precarios, que han sido, explica, la fórmula elegida para salir de la crisis económica y que se han convertido en un elemento "estructural" del actual modelo económico y social.En segundo lugar, el experto explica que, de las 470.000 personas en exclusión severa, unas 200.000 constituyen la "sociedad expulsada", aquellas personas que han roto sus vínculos y cuya única preocupación es "poder sobrevivir día a día" al carecer de protección social o familiar. "El agravamiento de su situación es un reto para el sistema y para las entidades", añade.Uno de los factores clave en la situación social actual es, según apunta el informe, la desigualdad. Medida en términos de renta, en la Comunitat Valenciana es más reducida que en el conjunto de España, aunque la renta media valenciana (20.289 euros por habitante al año) es inferior a la estatal (23.179 euros). Sin embargo, si bien la renta valenciana se ha reducido un 2, 9%, el grupo poblacional que ha soportado en mayor medida los efectos de la crisis ha sido el que tiene menos ingresos, que ha visto mermada su renta en un 11, 5%. Sin embargo, el 20% de la población más rica ha aumentado su renta un 3, 6%.Pero, ¿cuáles son los factores que llevan a una persona o familia a caer en la exclusión social? El coordinador del informe apunta tres factores principales: el empleo, la vivienda y la salud.En el primer caso, la precariedad laboral es más importante en la Comunitat Valenciana que el acceso a la vivienda, pues ya afecta al 27% de la población. Se ha convertido en un "problema estructural" que origina que haya personas pobres aun teniendo trabajo. En cuando a la vivienda, acceder a una en condiciones dignas se ha convertido "en una tarea prácticamente imposible" para miles de familias. En este ámbito, el sociólogo apunta a dos categorías: la vivienda "insegura", aquella que se puede perder, en la que hay unos 100.000 hogares, y la "inadecuada", cuyas condiciones de habilitabiildad son deficientes, pero no se pueden afrontar por motivos económicos, en la que se encuentran 80.000 hogares de la Comunitat Valenciana. Además, unos 19.000 simultanean ambos problemas.En materia de salud, la exclusión se hace presente con el abandono de los tratamientos por motivos económicos, un fenómeno que ha afectado al 13% de los hogares valencianos en los últimos cinco años y que se agrava en los casos de personas con discapacidad o en situación de dependencia.Por lo que se refiere al perfil, el 60% de los afectados son hombres de más de 30 años, de los que más de la mitad trabaja, reside en grandes municipios y mayoritariamente español, aunque también afecta al 60% de los inmigrantesEl documento constata también la "pérdida de calidad" de la democracia, que se asienta sobre un compromiso político de "baja intensidad en la participación cívico-política": en la Comunitat Valenciana solo muestran interés por la misma dos de cada diez personas. A pesar de esa falta de participación, la ciudadanía sigue apoyando el Estado de Bienestar como mecanismo de protección social. La Comunitat Valenciana se caracteriza por un gasto en protección social menor a la media española y su sistema no está evitando que las situaciones de exclusión social se reduzcan suficientemente o se mantengan entre las personas beneficiarias: ocho de cada diez valencianos optaría por tener más prestaciones y servicios sociales pagando más impuestos.El informe también lanza un mensaje de alerta ante los discursos xenófobos, alimentados en los últimos tiempos desde algunas posiciones políticas. Fernández afirma que hay un "incremento del miedo", relacionado con la perspectiva de que las nuevas generaciones vivan peor. Ese "miedo a perder el estatus" deriva en discursos xenófobos, pese a que en la Comunitat Valenciana, en términos amplios, "no hay un problema generalizado de convivencia" con la inmigración, sostiene el coordinador del Informe Foessa. De hecho, asegura que en la actual sociedad de los cuidados, los inmigrantes "son necesarios" para el cuidado de los mayores y la crianza de los hijos.Además, alerta de lo que define como una "fatiga de la solidaridad" relacionada con un incremento del individualismo, frente a lo que propone "grandes conversaciones cívicas" para adecuar el modelo de convivencia al proceso de mutación social que se vive actualmente.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (41714 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
809
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.