Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

¿Existe terrorismo anti inversión en Perú?

30/03/2015 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Terrorismo anti inversión

imageMarco Arana, uno de los principales antimineros del país junto con Gregorio Santos y el ex terrorista Saavedra

Autor: Jose Luis Tapia*Fuente: ILE (Instituto de Libre Empresa)

La buena idea que ha tenido el presidente de Southern Perú de llamar terroristas anti mineros a los que quieren frustrar la inversión de $1300 millones de Tía María, es el punto de inicio de lo que debería discutirse en el congreso para completar una legislación ani terrorista que incorpore la figura de terrorismo anti inversión.

Ya se tiene como antecedente la legislación bancaria que tipifica de delito de "terrorismo financiero" a quienes propaguen falsa información bancaria que ahuyente a los ahorristas y prestatarios.

Creo que limitar el delito de terrorismo al sector bancario y financiero no me parece que sea una normatividad equilibrada y coincidente con la realidad económica.

Primero, porque no hay solo una actividad económica que pueda dañarse por el delito de terrorismo. Esto es lo que precisamente han efectuado los dirigentes Pepe Julio Gutiérrez, Dean Valdivia y Jaime de la Cruz, al utilizar mecanismos coactivos para generar terror en la gente de Islay, propagando falsa información que el proyecto Tia María los va dejar sin agua a los agricultores.

En segundo lugar, limitar la figura de delito de terrorismo financiero es limitar los alcances de la red mercantil que implica cerrar un proyecto como Tía María. No solo la empresa de capitales mexicanos se perjudicaría, sino todos los stakeholders directos e indirectos.

Estamos hablando de una economía de millones de personas enlazadas directa e indirectamente bajo el denominador común de la destrucción de los beneficios por el terrorismo anti minero. Este concepto de los beneficios destruidos se puede leer en el libro de Henry Hazlitt "Economía en una Lección".

En tercer lugar, como el delito de terrorismo financiero incorpora el principio de externalidad para derivar consecuencias no deseadas que alcanza a ahorristas y prestatarios, de la misma forma se podría usar este principio de justicia para incorporar riesgos de quiebra por espantar inversiones de empresas privadas que estén ligadas a producción de bienes y servicios como el agua, alimentos, minería, educación, salud, y otros.

Cuarto, como legislar a favor de un sector como el bancario y financiero viola reiteradamente el principio de igualdad ante la ley, la próxima legislación anti terrorista debería contemplar a todas las actividades económicas donde se tipifique de terrorismo cuando una persona o grupos de personas tengan como finalidad ahuyentar las inversiones que realicen las empresas.

Sin embargo, el terrorismo anti inversión podría poner en debate discusión de mayor alcance. ¿Por qué limitar solo a inversión y no considerar otras actividades económicas tan o igual de importantes como la exportación, importación, consumo, distribución, contratación, venta, etc.?

Todas ellas deben recibir el mismo trato legal como se viene haciendo con la actividad bancaria, financiera y minera.

Basta con decir que hay millones de personas que producen y trabajan fuera de estos tres sectores, que sí descontamos del PBI sectorial representarían aproximadamente el 80% del PBI del país.

El terrorismo anti minero es un fenómeno político que tiene alcances económicos que viene impactando negativamente no solo a la imagen del país, sino al conjunto de la economía.

Estamos hablando de la economía; una actividad tan fundamental que permite sostener el derecho a la vida del ser humano.

Y como estos terroristas de izquierda son políticos con motivaciones terroristas saben bien por cálculo político que este principio de imprimir terror en la gente lo pueden hacer para el resto de empresas privadas que no sean solo mineras o bancarias.

Eso nos llevaría a considerar que la línea divisoria entre extorsión y terrorismo pueda desaparecer. Es mejor legislar anticipadamente y fortalecer las instituciones capitalistas que dejar que el socialismo del siglo XXI avance y destruya los cimientos de la civilización que esforzadamente todos los peruanos lo venimos haciendo diariamente.

*Director de ILE, economista y profesor universitario.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
317
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.