Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Exministro guatemalteco Vielmann niega haber ordenado matar a ocho presos

10/01/2017 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El exministro guatemalteco de Gobernación (Interior) Carlos Roberto Vielmann negó este martes ante la justicia española haber autorizado el asesinato de ocho presos durante su gestión (2004-2007).

Vielmann declaró este martes en Madrid ante la Audiencia Nacional, especializada en casos internacionales, en la apertura de un juicio que durará hasta finales de febrero y contará con la participación de al menos diez testigos.

La fiscalía española lo acusa de autorizar y supervisar, junto con otros altos funcionarios, "la creación de una estructura criminal clandestina, compuesta por miembros de los cuerpos de seguridad", que "llevó a cabo la ejecución" extrajudicial de ocho presos, según el escrito de acusación al que accedió la AFP.

El fiscal pide por ello una pena total de 160 años de prisión contra el acusado, de nacionalidad española desde 2009, y que indemnice a la familia de cada fallecido con 300.000 euros.

El por entonces jefe de la policía guatemalteca, Erwin Sperisen, ya fue condenado por estos hechos a cadena perpetua en Suiza, país del que también tiene la nacionalidad. El subdirector, Javier Figueroa, fue absuelto en 2013 en Austria.

Vielmann, de 61 años, negó haber tenido responsabilidad operativa en los dos sucesos que se le incriminan al frente de Gobernación: la ejecución extrajudicial de un preso fugado del penal El Infiernito, en noviembre de 2005, y la de otros siete reos en la cárcel de Pavón, durante un vasto operativo en septiembre de 2006.

"Yo no he participado en ninguna reunión operativa", dijo a los jueces, refiriéndose al caso de El Infiernito, ubicado a 75 km al este de Ciudad de Guatemala.

Los dos casos dejan en evidencia los problemas del deficiente sistema penitenciario guatemalteco, en el que 7 de cada 10 reos que cumplen sus penas vuelven a cometer delitos.

Los penales están aquejados además de un serio problema de sobrepoblación, con unos 20.800 reclusos en 22 centros con capacidad para sólo 7.000 presos.

Precisamente en la cárcel de Pavón hubo un motín el pasado julio, que se saldó con 13 muertos y 10 heridos. Todo ello en uno de los países con las mayores tasas de homicidio del mundo, 35 por cada 100.000 habitantes en 2015, según datos de Amnistía Internacional (el promedio mundial ronda los 9 por cada 100.000).

- Acusaciones de "limpieza social" -

El ex ministro tachó de "totalmente falsa" la afirmación del fiscal de que recibió una llamada de dos subalternos, para decirle que habían capturado a uno de los 19 presos fugados del "Infiernito", Edwin Santacruz, y que se disponían a matarlo.

Igualmente afirmó que "no tenía ningún mando ni ninguna función" sobre el operativo dirigido contra un grupo de presos que lideraban el penal de Pavón, a 20 km al este de la capital. Dicha cárcel se había convertido en "un estado dentro del estado", desde donde se traficaba droga, aseveró.

Según sostuvo, el mando de la operación correspondía a las jefaturas de la policía y el ejército, y su presencia allí el día de la intervención, documentada en fotografías que se mostraron en la sala, tenía por objeto disponer de información de primera mano.

Igualmente negó ante el fiscal haber efectuado con estos asesinatos de reos "tareas de limpieza social", una acusación formulada en 2007 por el relator de Naciones Unidas Philip Alston en un informe sobre Guatemala.

El exministro Vielmann, que vive en España desde 2010, aseguró que no llegó a este país "buscando ningún refugio", sino para asistir a la graduación de su hijo en una universidad de Barcelona.

Días después tuvo conocimiento de la investigación en su contra y decidió no regresar, porque según dijo "no tenía un legítimo derecho a la defensa en Guatemala" y temía por su vida. "Nunca rehuí la justicia", insistió el que fuera ministro bajo la presidencia de Óscar Berger.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
2085
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.