Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

El fallecido secreto judicial

01/05/2015 08:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como hay filtraciones de numerosos casos judiciales sometidos al secreto del sumario, y cada día son más, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha reconocido que estudió la posibilidad de sancionar a los medios informativos que divulguen esos secretos.

Sólo se lo planteó como hipótesis teórica, pero aun así, y ante la eventualidad de que alguien pensara en controlar la libertad de prensa, los medios informativos se lanzaron contra él como si ya hubiera impuesto La Censura Franquista.

La función del ministro en todo caso es evitar que los funcionarios y demás actores judiciales rompan el secreto del sumario para divulgarlo edntre los medios, porque el delito sólo sería de quien vulnera la cadena de confidencialidad.

Pero el problema del secreto roto es que este siglo XXI ha traído la informatización, una situación nueva que casi nadie enfoca adecuadamente.

Antes casi no había filtraciones porque cada caso se escribía a mano o máquina y quedaba enterrado entre legajos de papel a los que sólo accedían el personal judicial y los afectados por la causa.

Ahora todo está en ordenadores interconectados a los que innumerables personas, incluidos los piratas, pueden entrar anónimamente y obtener datos en los rincones más secretos de cada asunto para después repartir infinitas copias.

Se acabó el secreto judicial. En España y en todo el mundo libre. Finish. C'est fini. Finito. Ende.

Y cualquier esfuerzo por revivirlo es vano, aunque una de las grandes las garantías prometidas por las constituciones de todas las democracias sea mantener ese secreto sumarial para preservar la intimidad y el honor de los ciudadanos.

A la "pena del telediario" que pasaban los famosos cuando acudían al juez, en especial los políticos, se suma la de la informática: llega la libertad de divulgación de bits.

--------

SALAS

image


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2357 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
949
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.