Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Crónicas Bárbaras escriba una noticia?

Gobernando Zapatero, 10-10-2006/ Sobre la autoestima

10/10/2014 08:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

...10-10-2006... Doña Pilar de Borbón, hermana mayor del Rey, se fijó en quienes retrataban a la familia real cuando se anunciaba el segundo embarazo de la Princesa de Asturias, y expresó su admiración porque aquellos fotógrafos iban bien vestidos. La oyeron fuera de su círculo, lo que humilló a la clase periodística dedicada al cotilleo, esa que corre de un sitio al otro. "A ver si posan de una vez los Príncipes, que tengo que ir a por Rociíto". Antes, los profesionales competían en elegancia con sus retratados, aunque unos pocos no eran como la mayoría de entonces. Este cronista se presentaba durante algunos años, en el extranjero y en España, con largas melenas y barbas, y una guerrera regalada por un guerrillero del Vietcong. Era una proclama antiburguesa, precisamente, pour épater le bourgeois: típico producto de la época hippy de Sausalito y el 68 francés. Ahora es la mayoría la que viste desastradamente tratando de imitar, aunque con mayores olores corporales, a algún rebelde de los años 1960-1980. Es cómodo, pero produce una imagen general mugrienta, de abandono y de suciedad. Antes, el cronista era la gota cutre en un mar de gente atildada, ahora esa mar es cutre y la excepción es quien viste, simplemente, limpio, como si la gente propendiera a la degradación general, incluso higiénica. Además, no hay rebeldía en estos burgueses que desprecian la estética y el buen gusto. Observe usted a los actores con camisetas sudadas en los premios Goya, el feísmo urbanístico, la creciente mala educación, el lenguaje pobre y soez, las basuras por todas partes, el desprecio a las buenas formas, identificadas instintivamente con el fascismo. Otras gentes cultivan la belleza: cualquier encuentro o ceremonia, las casas y calles inmaculadas. La cutrez común en España es excepcional en otros países europeos. Es que no nos tenemos autoestima, nos detestamos a nosotros mismos, como si deseáramos volver, cuanto antes, al tercer mundo.

via Cronicasbarbaras.blogs.com


Sobre esta noticia

Autor:
Crónicas Bárbaras (2423 noticias)
Fuente:
cronicasbarbaras.es
Visitas:
1667
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.