Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Con Grau el Huáscar fue glorioso

13/10/2013 17:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Lo único que puedo prometer es que si el Huáscar no regresa triunfante al Callao, tampoco yo regresaré" (Miguel Grau) image Autor: Juan Carlos Flórez

Fuente: Voltairenet

El nombre "Huáscar" trasciende al arma (buque) y debe su fama a dos grandes marinos: Germán Astete, quien probó su gran maniobrabilidad y eficacia en el combate de Pacocha el 29 de mayo de 1877 contra los navíos ingleses Amethyst y Shah; y el último, el almirante Miguel Grau en 1879 durante la guerra contra Chile.

Actualmente relacionamos la historia del monitor "Huáscar" cuando hablamos de Miguel Grau y sus hazañas, quien puso en jaque durante seis meses a toda la escuadra chilena hasta sucumbir el 8 de octubre de 1879, opacando en cierta forma lo ya hecho por su anterior comandante Astete.

Por lo trascendental de la pasada guerra recordamos a Miguel Grau muy ligado al monitor "Huáscar" y es difícil pensar por separado esta relación. No hay "Huáscar" (como arma) sin pensar en Miguel Grau.

La fatídica mañana del 8 de octubre después de una tenaz defensa peruana, los peruanos en un acto desesperado, al no tener más armas ni dotación para defenderla, abrieron las válvulas para inundarla a fin que no cayera en manos enemigas pero es tomado a tiempo por los chilenos evitando su hundimiento: Fue llevado a Mejillones y posteriormente a Valparaíso.

Una vez reparado, combatió durante todo el tiempo que duró la guerra contra las fuerzas peruanas. El "Huáscar" como arma dejó de ser el trofeo preciado y pasó a ser enemigo peruano, mientras los artilleros solo apostaban a tratar de destruirlo.

En manos de Chile este buque no hizo mucho y demostró durante la guerra que sus comandantes no estuvieron en la talla de la fama del buque, como Thomson, durante el combate de costa de Arica del 27 de febrero que, sabiendo que tenía un radio de tiro mayor por los nuevos cañones de retrocarga que reemplazaron a los de 300 de avancarga originales, en un acto de alarde se acercó temerariamente a las fortificaciones de Arica, acertando el monitor peruano "Manco Capac" un proyectil del 500 libras, matándolo instantáneamente y enviando al monitor de nuevo a dique.

Actualmente lo que se ve en Talcahuano es una nave muy similar con ese nombre que nos recuerda a los peruanos la hazaña de Grau pero como arma es muy distinta y casi todas sus partes, incluyendo calderas, torre, cañones y planchas, no son las originales. Durante y posterior a la guerra sufrió varias modificaciones y restauraciones hasta la actualidad. En general es un buque que está bien cuidado y mantenido como reliquia y museo donde se honran a tres comandantes muertos en su cubierta: Prat, Thomson y sobre todo Grau a quien se le debe la real fama de este buque y sin querer, para que las futuras generaciones no olviden la leyenda peruana del "Huáscar". Hablar del monitor "Huáscar" es pensar en Grau y sus hazañas y todos los que conocen la historia de la pasada guerra de 1879 no dejan de relacionarla.

Sin la historia peruana de este buque y las hazañas de sus dos comandantes, quizás hoy no hubiera tenido la atención que hoy tiene y en su época hubiera acabado como cualquier otro buque, vendido como chatarra o abandonado en algún fondo al olvido.

En Chile, o parte de la población chilena se tiene la idea que el "Huáscar" es un trofeo de guerra. Pero irónicamente los que piensan así no dejan de alimentar sus épicas historias y como tal, mantienen viva la memoria de Grau y sus tripulantes, así como La Esmeralda de Prat. Otra parte de la población lo considera un museo donde se conmemora a los tres comandantes que murieron en su cubierta.

A pesar que este buque no es el original siempre despierta sentimientos, recuerdos y visitas de peruanos por lo que representa su nombre e historia.

He conversado durante años con varios marinos e historiadores de carrera sobre el "Huáscar" y el destino que debería tener y las respuestas coinciden en su totalidad. El solicitar la devolución o soñar reclamarlo es una equivocación total. Su fama terminó el 8 de octubre en el combate de Angamos con la muerte de Grau y la tenaz defensa de sus tripulantes.

Soy de los que están totalmente de acuerdo que este buque se debería de hundir en el mismo lugar donde fue capturado en un hipotético caso que Chile tuviera la disposición de devolverlo. Creo que ese sería un final simbólico y el mejor tributo que se le haría a la tripulación del monitor peruano.

Equivocadamente hay voces que insisten en la devolución de este buque al Perú. Creo que desconocen los pormenores y la consigna de Grau.

Chile tiene hoy a un "Huáscar" enemigo peruano durante la mayor parte que duró la guerra, dejando de ser un trofeo de guerra para haberse convertido en un arma más. Y claro que despierta emociones para los peruanos. Afirmo que debería quedarse donde está. El "Huáscar" chileno yace en Talcahuano impecablemente mantenido por la Armada de ese país y a pesar que fue un arma utilizada contra el Perú en el pasado, su verdadera fama e historia tiene firma peruana gracias a un Miguel Grau de gran recordación en la historia mundial. ......................................................

jcflorezg@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2281 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
145
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.