Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dartanyan escriba una noticia?

De gusto, colores y realidades

24/07/2019 03:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los seres humanos somos muy afortunados porque la diversidad de gustos es tan grande y tan dispersa, que a unos y a otros nos gustan cosas distintas, lo que nos garantiza la variedad en el gusto y por lo tanto en la oferta. Eso, de entrada, y entre muchas otras cosas

Si nos fijamos por ejemplo en las elecciones, comprobaremos que a unos les gusta el color blanco, a otros el color verde, a otros el azul, a otros el incoloro etc., etc., y hay también al que no le gusta ningún color y se queda si decidir que color elige con lo que las mayorías son tan relativas como poco claras y poco productivas eficazmente para el bien común, a pesar de ser mayorías y dedicir el color que vestiremos todos a partir de ese momento al menos en cuanto a decisiones de interés general. No lo digo yo, la realidad del mundo actual y desde que el mundo es mundo, es muestra clara de ese hecho. No sabria decir si viene de ahí aquella famosa expresión de “para gustos los colores”, pero venga de donde venga bienvenida venga porque además de garantizarnos variedad de gustos, nos indica de forma evidente lo que nos rodea en su mayoría y como tenemos la realidad de colores de cara al presente más inmediato y al futuro si llega.

Yo, por la parte que me toca, me alegro mucho de tener mi propio gusto y verificar que soy de las llamadas minorias. Además, de minoria de mínimos. De esas minorias que jamás se harán un tatuaje ni se pondrán un piercing, osea que imagínate de que minoria más mínima. Cuatro gatos.  Eso sí, respetando todas las opciones por supuesto, pero es que no me gusta la mayoría de cosas que gustan a las mayorías y de ahí que me encuentro en esa minoria de gustos que intento aclarar en este texto de la mejor forma posible. Me alegro, en parte, de saber que la naturaleza me ha dado la posibilidad de elegir lo que me gusta valorando todos los puntos de vista y todas las características, y me encanta no entrar entre los “le gusta a todo el mundo” como garantia de que ya es mejor. Me encanta saber entender eso como no real ni verdadero y analizar las cosas en profundidad antes de concluir si me gusta o no. Es más, agradezco ese detalle. Estoy seguro que de la misma forma que los que piensan todo lo contrario. Claro. De la misma forma, si aceptan que así sea claro.

Debe primar por encima de todo la libertad individual a la hora de ser y actuar como cada cual considere

Tampoco vamos a negar que tengo mis gustos coincidentes con algunas mayorías sobre todo en música, de la cual quiero aclarar que desde mi humilde y seguramente equivocada perpectiva la música toda es buena, puede gustarte o no, pero el esfuerzo y creativiad que requiere componer una canción, no tiene posibilidad de ser catalogada de otra forma que como positiva. Oír decir a alguien “esa canción es una mierda”, a mi me dice mucho y no sobre la canción precisamente. Me ocurre lo mismo con otras muchas formas de opinar de persones de mi época, a las que siempre respeto pero que no comparto ni formas, ni maneras ni, por supuesto, gustos. Y está muy claro que debe primar por encima de todo la libertad individual a la hora de ser y actuar como cada cual considere, pero siempre dentro de la libertad individual de los demàs y la educación hacia el prójimo. No entender eso hará no entendernos.

Los humanos tenemos la gran suerte de disponer de un cerebro muy  evolucionado y exclusivo en cosas tan elementales como saber que no nos gusta que nos hagan para no hacerlo a los demàs. Sin duda, algunos de esos cerebros toman lo recibido por los demás como formas de actuar hacia todos los demás a partir de un punto, y aquello de “a mi me lo han hecho y yo lo hago” se convierte en estilo de vida diaria y el “que se jodan los otros” bloquea el cerebro y ya no lo deja ni razonar ni evolucionar más allá de la errónea conclusión de que los “malos son los demás”, y así nos va y así nos funciona gracias a unas mayorías que ahí están, deciden por todos y tienen sus gustos y sus colores. Eps! Y con todos los respetos, faltaria más. El que las mayorías respeten los respetos de las minorías es otro tema.

Saber que no nos gusta que nos hagan para no hacerlo a los demàs es saber mucho


Sobre esta noticia

Autor:
Dartanyan (16 noticias)
Visitas:
2560
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.