Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

¿Hasta cuándo?

18/08/2013 11:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Fuente de imagen: Pachamama Radio Autor: Francisco Diez-Canseco Távara Fuente: Diario La Razón

El reciente chuponeo, que le ha costado al doctor César San Martín, expresidente de la Corte Suprema, una acusación constitucional, refleja la honda crisis existente en nuestro país por varias razones.

En primer término, porque el propio chuponeo, que es absolutamente ilegal, se ha convertido en práctica consuetudinaria de la política peruana en medio de una absoluta impunidad por parte de los chuponeadores.

En segundo lugar, porque los audios reflejarían una inaceptable injerencia del Gobierno en los fueros del Poder Judicial, afectando el principio fundamental de la independencia de poderes.

Y, en tercer lugar, porque, aunque se diga que el tema tratado no afecta directamente a los heroicos comandos de Chavín de Huántar, sigue prosperando el intento de la izquierda caviar de enlodar el operativo realizado en la Embajada de Japón para rescatar a los rehenes del MRTA a toda costa, estrictamente por razones políticas.

Mirado cada tema en su respectiva esfera, todos tienen un punto en común: la preponderancia de los intereses de grupo por encima de cualquier otra consideración, a la cual se suma la ausencia de mecanismos de control para que real y efectivamente se sancione el chuponeo, se preserve la autonomía de los poderes del Estado y se blinde a quienes, como los comandos Chavín de Huántar, son un ejemplo para todos los peruanos.

Tenemos, sin duda, un grave problema de gobernabilidad, en un país donde hace ya varios gobiernos la violación del estado de derecho se ha vuelto el pan nuestro de cada día y constituye, que duda hay, herramienta fundamental para quienes recusan el sistema desde adentro del mismo para sustituirlo por el socialismo del siglo XXI o algo parecido.

El origen de los gobiernos dictatoriales o los regímenes totalitarios siempre ha sido, en principio, el caldo de cultivo generado por las deficiencias del sistema democrático. Y aquí, en el Perú, se están dando las condiciones para una reversión de esta naturaleza, siguiendo el pésimo ejemplo de los discípulos de Hugo Chávez.

Por eso, yo insisto en que tenemos que indignarnos y propiciar mecanismos y formas participativas que permitan que la presión de la opinión pública sea realmente un motor de la ética política. Ya se logró un galardón importante con la anulación de la repartija, pero esa ha sido una victoria transitoria que bien puede ser manipulada en el futuro inmediato una vez que se calmen los ánimos.

Lo grave es que no se aprecia propósito de enmienda por parte de la mayor parte de los políticos involucrados. Claro, la conclusión debe ser que con un poco de manejo mediático cualquier cosa se puede conseguir, por ejemplo, para la siguiente repartija de comisiones en el Congreso, donde es increíble que después de todo lo ocurrido aparezca Omar Chehade como próximo presidente de la Comisión de Constitución, luego de haber juramentado por la Constitución de 1979 y no por la de 1993 y protagonizado un escándalo de proporciones.

La conversión de Humala a la "hoja de ruta" ha sido sin duda positiva para el país, pero ello no enerva la necesidad de que sí impulse políticas de cambio profundo en la lucha contra la corrupción respecto de lo cual poco o nada se ha avanzado.

¿Hasta cuándo?


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
243
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.