Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dhidalgo escriba una noticia?

Las hormigas vomitan en la boca de las demás para crear vínculos sociales

20/12/2021 06:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las hormigas tienen redes sociales y se intercambian información a través del vómito

Las hormigas Tienen redes sociales como los humanos, pero en lugar de intercambiar información a través de mensajes y comentarios, se vomitan en la boca unas a otras.

La mayoría de los insectos tienen un intestino anterior, un intestino medio y un intestino posterior. Sin embargo, en el caso de los insectos sociales, el intestino anterior se ha convertido en una especie de "estómago social"", explica Adria LeBoeuf, profesora adjunta y directora del Laboratorio de Fluidos Sociales de la Universidad de Friburgo (Suiza). El contenido del intestino medio y del intestino posterior se digiere, mientras que el contenido del intestino anterior está destinado a ser compartido, dijo LeBoeuf, autora principal de un nuevo estudio que describe los hallazgos.

La trofalaxis, o acto de regurgitar comida en la boca de otro organismo, es muy común en especies muy sociales como las hormigas. Durante un evento de trofalaxis, los nutrientes y las proteínas pasan del estómago social de un individuo al de otro, y a través de una serie de estos intercambios, las hormigas crean un "sistema circulatorio social" que conecta a cada miembro de la colonia con todos los demás, dijo LeBoeuf.

Las hormigas carpinteras (Camponotus) se pasan constantemente estos nutrientes entre sí de esta manera. Si se observa una colonia, en un solo minuto se pueden ver "20 eventos de trofalaxis", dijo LeBoeuf a Live Science. (Una colonia de hormigas puede tener al menos miles de hormigas).

"Hace unos cinco años, publicamos un artículo en el que caracterizábamos el hecho de que cuando las hormigas hacen trofalaxis, no solo están pasando comida externa", dijo LeBoeuf, refiriéndose a un informe de 2016 en la revista eLife. "Están pasando hormonas, señales de reconocimiento de compañeros de nido, pequeños ARN y todo tipo de cosas".

Así que, al vomitar en la boca de los demás, las hormigas no están simplemente intercambiando nutrientes, escribieron los autores del estudio. En cambio, las hormigas están creando una red social digestiva en la que la energía y la información circulan constantemente por la colonia para ser recogidas por los individuos que necesitan estos recursos. Esto es muy parecido a cómo el cerebro puede segregar una hormona y pasarla al sistema circulatorio para que acabe llegando al hígado.

Lebouf piensa en una colonia de hormigas no como una colección de hormigas individuales, sino como un "superorganismo colonial", donde la colonia funciona esencialmente como si fuera un cuerpo. Al igual que un cuerpo tiene tejidos y órganos que desempeñan funciones en apoyo de un objetivo común, los grupos de hormigas con distintas funciones pueden considerarse tejidos y órganos del superorganismo. Las recolectoras recogen comida, las enfermeras cuidan de las crías, las obreras cavan túneles, etc. Los órganos utilizan el sistema circulatorio para transportar mucho más que la comida, así que ¿es posible que el sistema circulatorio social también haga algo más?

"Para ayudarnos a entender por qué las hormigas comparten estos fluidos, exploramos si las proteínas que intercambian están relacionadas con el papel de un individuo en la colonia o con el ciclo de vida de la misma", explica en un comunicado la autora principal, Sanja Hakala, becaria postdoctoral de la Universidad de Friburgo.

Para su experimento más reciente, LeBoeuf y Hakala analizaron el contenido del estómago social de las hormigas carpinteras tanto en colonias silvestres como en colonias criadas en laboratorio. En sus muestras, identificaron 519 proteínas que se transmiten entre las colonias de hormigas; 27 de esas proteínas se encontraron en todas las muestras, independientemente de la edad de la colonia, la ubicación de la colonia o el estado de la hormiga individual.

Según LeBoeuf, parece que las obreras buscan comida, la transforman en proteínas específicas y luego las distribuyen. A medida que una colonia madura, entran en circulación más proteínas de almacenamiento de nutrientes -que actúan como una fuente de alimento muy concentrada-, por lo que las colonias más viejas tienen más de estas proteínas en general que las colonias más jóvenes, descubrió el equipo.

"A menudo, los adultos de las colonias de hormigas ni siquiera necesitan comer", dijo LeBoeuf a Live Science. "En su lugar, descomponen lentamente estas proteínas que almacenan nutrientes".

Muchos adultos de la colonia no tienen que comer porque hay hormigas que comen en nombre de la colonia.

"Estos hallazgos demuestran que algunos miembros de la colonia pueden realizar trabajos metabólicos en beneficio de los demás", dijo Hakala en un comunicado


Sobre esta noticia

Autor:
Dhidalgo (10 noticias)
Visitas:
6731
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.