Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Iglesias, de bote en bote, desde España hasta Argenta les prendió fuego a ideologías

19
- +
19/01/2020 08:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un hombre clave para América Latina es este hombre, se le escucha más que a Vladimir Putin, grasa burla, porque hundió las ideas progresistas en Brasil, Argenta, Bolivia y Venezuela. Parte de la debacle es su culpa

El Reportero del Pueblo

Pablo Iglesias, tiene que hablar mucho sobre América Latina, en nuestro caso Venezuela, junto a sus compañeros de fórmula y Juan Carlos Monedero, docente de la Universidad Complutense de Madrid.

Curiosamente, fue Pablo Iglesias, no Sánchez, el que se refirió a los independentistas confesando que le gustaría convencerles de que reconsideren su posición. A Iglesias se le notaba ilusionado por su futuro inmediato, pero contenido en las formas. Es perfectamente consciente de que su presencia en el Gobierno inquieta a un número considerable de españoles. Fue él, más que Sánchez, el que hizo un esfuerzo para tranquilizar sobre el sentido de responsabilidad de quienes van a dirigir los destinos de España en los próximos años. Sin embargo, cuesta aceptar que un vicepresidente de Gobierno se refiera a su agradecimiento a los presos y a los “exiliados”.

La inquietud que percibe Iglesias no se va a apaciguar fácilmente. Exceso de preguntas sin respuestas, un Parlamento demasiado compartimentado que impedirá el debate sereno que necesita un Gobierno de coalición de izquierdas supeditado a las exigencias de unos independentistas conmocionados por el acoso de los tribunales y sus divisiones internas… Y un presidente, mal que le pese, cuya credibilidad está en cuestión. Cuenta con el apoyo de su partido porque hace falta mucho valor para enfrentarse al líder del partido, y ese valor falta. Pero en los pasillos, algunas confesiones demostraban que Pedro Sánchez no tiene ante sí un camino de rosas. En el partido del puño y la rosa no se vive el entusiasmo necesario que necesita un presidente de Gobierno.

Ya basta de biografías, necesitamos es sistemas de producción y una cartografía para asentar campamentos p0ara fomentar la agricultura y bajar los precios hiperinflacionarios y avanzar hacia nuevas estrategias territoriales. Un grupo de políticos desviados de su militancia arremete contra la esencia del poder para avanzar en temas de interés particular, no de la nación.

Por lo pronto, la gran preocupación y adversidad es avanzar sobre las Reformas del Estado para adecuar la Constitución a sus respectivos partidos de origen e intereses para luego, disfrazar absolutamente todo y esgrimir argumentos que no convencen por los dilemas en abstracto que se suscitan.

De allí, surgen los boicoteos y disfraces ideológicos y muchos desean campanear un licor con sus compañeros de fórmula.

Así, a bote pronto, sólo se me ocurre un precedente en la historia contemporánea de España de gobernante que haya mentido tanto, durante tanto tiempo y con tanto desparpajo a los españoles, y es el rey borbón Fernando VII. Sí, aquel que anunció/reclamó a la nación: "Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional" y al rato, instalado en el trono, se cargó la Constitución que había jurado -la de Cádiz- y transitó la senda de la tiranía absolutista.

Que Sánchez mantendrá su colchón en la Moncloa -y ahora durmiendo bien, oigan- gracias a esta gente anticonstitucional no es una suposición, sino un hecho objetivo. Alguno dirá que estos partidos pueden cambiar. ¡Pero es que ellos confirman cada día que no van a cambiar! ¿Acaso ERC y PNV dejarán de ser independentistas? Ni se les ha pasado por la cabeza. ¿Es que Podemos, el más travestido, ya no es republicano y ya no quiere hacer saltar el candado de 1978?

Ya los escoltas van y vienen. Aquellos años de subversivos pasaron a un mejor desliz y, ya los manifestantes quedaron en silencio y, solo esperan recibir una recompensa por haber contribuido en contaminar el ambiente en años anteriores. A pesar de  los pesares. Ya, los ejecutivos socialistas recibieron su carta de felicitación 2020 y, los manifestantes ya no se arrastran en la calle, pidiendo limosna al gobierno anterior para validar un viejo esquema público, ya las mezzaninas de los edificios no tendrán público para las tertulias, atrás quedo el sarampión de las militancias.

La izquierda, debe reagruparse. Militares y evangélicos pentecostales buscan debilitarla y propiciar Golpes de Estado

Ya no hay militantes subversivos, eso quedo para los muchachos de Derechos Humanos y el feminismo con el fenómeno GBTI, estos símbolos constituyen las murallas nuevas del universo gay. La izquierda de hoy, solo produce es hambruna y pareja, no hay más nada que ofrecer porque los aparatos y sistemas productivos están paralizados y la excusa es una guerra económica a escala, lo que reflejan es ser unos cesantes para ser mantenidos por el Estado.

Lo extraño es que, en la actualidad, son todos unos adversarios de la Constitución y, solo desean que otros se confronten de una manera rutinaria para estar bien en las vísperas de los desasosiegos. Ellos mismos, la izquierda, motivan a la abstención para ganar votos y elecciones, haciéndose una imagen bastante hierática y rutinaria. Muchas palabras de estos líderes carecen de valor y propio eco ya que, es un parloteo estéril y huero.

La verdadera izquierda necesita enfocarse a una nueva realidad, dejando el formalismo para constituir un trámite que nos lleve a un nuevo valor de la critica para no provocar el aburrimiento, es como un instante cósmico contra las estrategias de las mentiras, dejando en la bancada de la derecha un regocijado cachondeo.

Siempre ha dado igual, Sánchez no hace el menor caso y se ha venido enredando en reproches ideológicos, dándole el paso a Pablo Iglesias y su comitiva, junto a sus honorables aliados, quienes determinaran nuevas ideas y valores que deben excluirse, mediante el tristemente famoso cordón sanitario y el modelo de Estado español, mientras, José Luis Zapatero desde su oficina central visualiza al Palacio de La Moncloa como su futuro hogar. Pablo Iglesias y Monedero repicaron las campanas en Argentina, Bolivia y Venezuela, fracasando en sus vocerías y la amistad de Zapatero con Maduro quedo aislada por el desencanto económico, aquí no hay guerra económica, hay un conjunto de oportunistas que ellos mismos bloquearon el sistema económico porque son corruptos, así de simple. Son tan incompetentes que se dejaron montar un presidente y una asamblea en paralelo

somos crédulos. Literalmente, damos por hecho “que el emisor trata de transmitir un mensaje verdadero, relevante y claro”. Si la noticia no chirría y además ha sido compartida muchas veces, nos tragamos el anzuelo de fijo. Por otro lado, el desmentido no suele tener mucho éxito. Los estudiosos aportan varias explicaciones, como que nos resistimos “a los intentos de imponernos verticalmente una determinada versión de los hechos”. Aporto con toda la humildad uno más. Un amigo de Facebook colgó recientemente un enlace con la noticia de la muerte de Miliki y un breve y sentido “Descanse en Paz”. Alguien le comenta: Eh, colega, que Miliki se murió en 2012. Mi amigo responde: “Vale, pero quería rendirle homenaje”. O sea, asumir que estamos equivocados es duro. Tanto como asumir nuestras debilidades. Hoy, especialmente hoy, tendríamos que hacer examen de conciencia. No hay tiempo ya para leer los programas electorales. Pero antes de votar, eviten el Whatasapp y dedíquense unos minutos a responder la pregunta: en quién confiar. Y no se engañen.

En las pasadas elecciones electorales, en el momento de mi sufragio me apagaron la maquina y le indiqué que la prendieran y tres testigos del partido de gobierno se me acercaron para ver el instante de mi voto y, si necesitaba ayuda eléctronica, les dije que no. No se quitaron, no supe si vote o no, hay un abuso electoral con olor a fraude y usurpación del poder, la mayoría de los votos no son verdaderos, son falsos, no vienen de la sinceridad del elector, no pueden ser manipulados, por eso dice que Maduro no es el presidente y lo visto, creo creerlo porque a los miembros de mesa no se les atiende y prepara, no hay pago y si los hay, es a los privilegiados.

 En Geopolítica y Comunicación. La batalla por el relato, del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, se explica con detalle (y mucho mejor) todo esto.

La aritmética es similar, dicho sea de paso. Todo es aritmética, suma al final, La coalición debe estar preparada, los sillones del parlamento esperan por alguien, pero, que no sea un desconocido por ti, cada quien debe representar su investidura. No se engañen, metidos en este embrollo general no hay islas ni oasis a salvo de la inestabilidad.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño .

Las elecciones deben enfocarse, tal como se presenta al elector, no debe existir usurpación de tares proselitistas y de partidos


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1345 noticias)
Visitas:
82
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.