Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

INDIGNANTE: esta es la escalofriante historia de violación sexual que al Ministerio Público no le da la gana de investigar

04/07/2018 19:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

DClaudia Pérez Huamaní tenía 24 años y cursaba el último año de la carrera de derecho en la Universidad Católica cuando ingresó a trabajar como practicante en el prestigioso aunque ya desaparecido estudio de abogados Caro, Cortez y Massa.

En mayo del 2005 hubo una reunión informal entre los abogados del estudio. Fueron a cenar al restaurante El Cartujo, ubicado en San Isidro y posteriormente al bar Zuka en Larcomar. Claudia no recuerda mucho lo que pasó al término de la reunión. Lo único que tiene en su memoria es que horas después despertó semidesnuda y sangrando en el cuarto de un hotel. Al lado de ella estaba el abogado, en ese entonces del mismo estudio, José Angulo Portocarrero.

image

Él es José Angulo Portocarrero, denunciado por violación sexual ante la Fiscalía.

Imagen: Angulo Portocarrero web/Sello: Útero.Pe

Después de eso, Angulo Portocarrero la dejó en la universidad. Claudia trataba de comprender lo que había sucedido. A las nueve de la mañana acudió al centro médico de esa casa de estudios porque su sangrado y el dolor genital continuaban. Al recibir los resultados del médico, la confusión dio paso a un estado de shock : Claudia supo que lo que le había pasado tenía un nombre y se llamaba violación sexual en estado de inconsciencia.

Han pasado 13 años desde ese episodio traumático. Ella se fue del país. A pesar de que era una talentosa abogada y futura especialista en derecho penal, hoy reside en Alemania y se dedica a actividades audiovisuales, alejada del derecho. Claudia abandonó su vida y sus sueños y, aunque suene aún más doloroso, la justicia peruana le ha cerrado las puertas. Útero.Pe conversó con ella para conocer los detalles de esta historia.

Las acciones del acusado

Según consta en los documentos que también están en manos de la Fiscalía y a los que tuvo acceso Útero.Pe de manera exclusiva:

  • José Luis Angulo se registró en el hotel denominado "Wimbledon" con el nombre de "Freddy Rojas" y dio un número de DNI que no existe.
  • Su camioneta, una RAV 4 de placa RQF 718, cambió de propietario días después de los hechos (6 de julio del 2005). La nueva propietaria era la expareja (o actual pareja en ese entonces) del acusado.
  • Cuando Claudia Pérez renunció al estudio Caro, Cortez y Massa, el denunciado la llamó en 26 oportunidades. Ella no pudo responder porque le habían robado el teléfono días antes.
  • En una conversación telefónica entre la denunciante y Angulo Portocarrero, ella le reclama por los hechos y él le pide disculpas y le conmina a reunirse para conversar al respecto.
El brutal informe médico

Los siguientes detalles se desprenden del informe médico al que la denunciante fue sometida horas después de ocurridos los hechos en el hotel Wimbledon. En Útero.Pe consideramos absolutamente necesario y de interés público colocar la crudeza de los resultados puesto que la Fiscalía, a pesar de esto, decidió archivar la denuncia.

  • El informe médico realizado el 21 de mayo del 2005 indica que "hay evidencia de dos desgarros genitales de aproximadamente 2 centímetros cada uno con sangrado activo". Es decir, horas después de los hechos, la víctima seguía sangrando.
  • Por esa razón, Claudia tuvo que ser sometida a una sutura de los desgarros con anestesia local. Se le recetó también un tratamiento con antibióticos para enfermedades de transmisión sexual.
La actuación de los jefes del desaparecido estudio Caro, Cortez y Massa abogados

Según consta en los documentos y en la conversación que Útero.Pe sostuvo con la denunciante, los abogados propietarios de lo que fue el estudio Caro, Cortez y Massa, le pidieron a Claudia Pérez que no denuncie al abogado José Angulo con el fin de que "no afecte su reputación". Así fue lo que la víctima relató a la justicia:

  • "Jorge Massa Carrillo de Albornoz trató de apelar a mis convicciones católicas, solicitando que si realmente era creyente entonces la mejor solución era recibir en mi casa al denunciado y que me pida perdón en frente de mis padres siendo esta una mejor solución que la de denunciar".
image

Increíble que un abogado prefiera la justicia divina a la terrenal.

Imagen: captura Lazo, De Romaña y CMB Abogados

  • "Luis Felipe Cortez nunca dio la cara y mandó a uno de sus practicantes a fin de convencerme también para arreglar esto por otros medios distintos a fin de no afectar al abogado referido 'porque era joven y le malograría su futuro' y por mi lado 'a fin de que no afecte mi reputación'".
image

Según el testimonio de la víctima, que pesa en la carpeta fiscal, el señor Cortez estaba preocupado por el futuro del denunciado por violación sexual.

Imagen: captura web Lazo, De Romaña y CMB Abogados

  • Carlos Caro, al principio le dijo a la víctima que lo mejor era denunciar. Incluso le ofreció contactarla con alguna feminista. Sin embargo, elevó a la Universidad Católica, que preparó un informe sobre los hechos, un documento de su estudio de abogados, en el que decían que Claudia Pérez había renunciado "sin motivo alguno".
image

Carlos ahora tiene su propio estudio. Parecía que podía ayudar, pero también calló.

Imagen: captura web Caro y Asociados

Las declaraciones de los demás

Entre los que declararon ante la justicia figura el que en esa época fue practicante del estudio Caro, Cortez y Massa, el abogado Daniel Ramos Yrigoyen. El testimonio de Daniel se centró en descalificar a la denunciante cuando narraba un episodio de una reunión previa a la del bar Zuka en Larcomar:

  • "De un la señorita Claudia Pérez se quiso sobrepasar conmigo. En primer lugar se ubicó cerca de mí y estaba frotando su pierna con la mía, ante lo cual yo me alejé un poco. Posteriormente me cogió la pierna y los genitales".

Y luego narró lo que vio en la reunión del bar Zuka, antes de que sucedan los hechos denunciados por Claudia.

  • "En la ida a la cochera de Larcomar, Claudia Pérez se le acercaba mucho al doctor Angulo y lo quería besar. Lo abrazaba. Era una situación complicada para el doctor ya que él la esquivaba y le pedía que se calme".

Actualmente el abogado Daniel Ramos Yrigoyen es un caserito de las páginas de Sociales de El Comercio. Y es director del Área Penal en Philippi, Prietocarrizosa Ferrero DU y Uría.

image

Su testimonio sirvió para descalificar a la denunciante. Clásicos del machista peruano.

Imagen: Linkedin

Luego de estos hechos, Ramos Yrigoyen formó parte del equipo de trabajo de José Angulo Portocarrero.

image

Asociado en el estudio que fundó el denunciado por violación.

Imagen: captura web

El informe de la PUCP

José Angulo era estudiante de Maestría cuando ocurrieron los hechos. Claudia Pérez era estudiante y el jefe de ambos, Carlos Caro, era director de la Maestría en derecho penal de la PUCP. Por eso, la universidad decidió conformar una comisión investigadora sobre lo sucedido. El documento también forma parte de la carpeta de la fiscal Giannina Elizabeth Luna Gamarra, de la Octava Fiscalía Provincial de Lima.

Entre las conclusiones del informe se puede leer lo siguiente:

image

Machismo en los estudios de abogados más prestigiosos.

Imagen: Útero.Pe

El documento, elaborado por los docentes César Delgado Barreto, María Soledad Fernández Revoredo y Rocío Villanueva Flores, también recomienda que la PUCP no envíe más practicantes al ahora desaparecido estudio de abogados.

La justicia tarda y sigue tardando

A pesar de todo esto, el Ministerio Público archivó el caso. Por eso, la defensa de Claudia Pérez, a cargo de Flora Tristán, acudió al Tribunal Constitucional, que en marzo de este año ordenó que se vuelva a investigar el caso y que se tome en cuenta el informe médico.

Cuando todos pensábamos que se podía encontrar algo de justicia, la fiscal a cargo, Giannina Elizabeth Luna Gamarra volvió a archivar esta denuncia. Por esa razón, la defensa de la agraviada presentó un recurso de queja para que se pueda continuar con el caso.

"Si es necesario, mis abogados llevarán este caso a la Corte IDH", nos recalca Claudia, quien, a pesar del tiempo transcurrido, todavía confía en que en algún momento encontrará al menos un poco de justicia y marcará un antes y un después en ese mundo dominado por hombres de terno y corbata y de actitudes misóginas.

Algunos apuntes:
  • Útero.Pe tuvo acceso exclusivo a los documentos que se encuentran también en la carpeta fiscal de la señora Luna Gamarra. La narración de esta historia se ajusta a lo que obra en Fiscalía y también incluyen declaraciones que obtuvimos de la larga conversación que sostuvimos con la denunciante. Este reportaje no incluye documentos puesto que estos continúan siendo parte de la investigación fiscal.

Ojalá la justicia actúe como tal y que los responsables sean investigados. Sin importar cuánto dinero o cuánta influencia tengan en los pasillos del Ministerio Público. Todo queda en las manos de la fiscal Luna Gamarra.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4847 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
3498
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.