Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rusvelt escriba una noticia?

Insomnia en Andresito

01/09/2022 18:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Chirlanga, cójalo, por favor, coja rápido a ese perro guevón, que no ve que me robó la bicicleta. Marica, que hijueputa tan garulla. Ese malparido me las paga porque me las paga. Mucho pirobo, como me deja sin la Harley

 

ARTISTA DEL CUENTO

RUSVELT NIVIA CASTELLANOS

INSOMNIA EN ANDRESITO

 

Chirlanga, cójalo, por favor, coja rápido a ese perro guevón, que no ve que me robó la bicicleta. Marica, que hijueputa tan garulla. Ese malparido me las paga porque me las paga. Mucho pirobo, como me deja sin la Harley. Hijueputa, corra mijo corra, pero con ganas a ver si lo agarra. Maldita sea, que yo ya no puedo correr más, parce, luego no ve como me dejó esa gonorrea, mire como me torció el brazo, panita. Perra vida y ahora yo que hago sin la ciclita, para hacer los mandados a la tienda, que me invento, que hago hijueputa. Esto si es mucha suerte tan burra la mía. Ayer con tenis rotos y hoy sin la motico. No y la muenda en la casa, que putería, esa si no me la rebajan, que maricada. Mierda, yo también me voy a poner a robar sin compasiones y sin nada de perdones. Y el Chirlanga que pesar que ni sabe para que mete pique. Eso corre más un ciego descalzo que ese chino. Claro que es puro miedo lo que debe cargar; hace que mete vuelo para que no le meta su calvazo, no pero que pecado con la mariposita. Por ahora, mejor dejémoslo sano para cuando venga ensuciado. Pues al fin y al cabo del rabo, la puta culpa es mía, sí, la culpa es mía, maldita sea. Esto me pasa por ser tan confiado con esos choriñampiros. Y es que como me cruzo por entre esas ratas tan despacio como si esta ciudad fuera tranquila. Es que se les veía en la cara el hambre de meterme el raponazo. Uy, pero no viene nadie, llegó el héroe del pueblo. Miren quien llegó, no, que pasó Chirlanguita, pero que pasó. Bobo, no que iba a rescatar la bicicleta. Se me ranció antes de tiempo no peladito, ya qué, no diga nada mejor, ya, ya, chito, ya estamos bien empeñados y bien jodidos desde hace rato. Usted sólo sirve como que para joderme, chino. Sabe, quédese mejor calladito y más bien vámonos para la casa a ver si nos vuelven a cascar con hartas ganas de puños. Juemadre, que no siga jodiendo con lo del robo. Cállese tonto marica, si no quiere que me desquite, pendejo. Yo no sé ahora nada, qué le vamos a decir al cucho, decirle la verdad y ya nomás pendejadas. Sabe que, camine rápido para que la viejita me sobe el brazo. Es que me está doliendo resto, parce. Dios mio y que mamera de patoniada la que nos toca pegar hasta el Comuneros. Desde por aquí si que estamos muy lejos del barriesito, querido. Pero espere, si nos metemos otra vez por el atajo, no nos demoramos tanto en llegar. A lo bien que nos rinde coger más por allá. Además que aguantaría es meternos una trabada bien berraca, ñero, todo para calmar este desespero tan cabrón, perro. Cierto, que gusto sería sacar el moño y meternos de una vez el viaje lunático y devorarnos las bichas con ganas y así fugarnos de nuestras sombras de infortunia. Claro que no hay casi plata y esa es la que falta, primo. Virgen santísima, pero mire a esa peladita tan rica, que chimba de lindura, mire la pelada que va pasando por la otra calle. Pero dizque cuál es Chirlanga, pues cual va a ser tonto, pues la del vestidito rojo. Está rebuena no cierto la chiquita, como para comérsela hasta en un parque y para pelarla con ternura. Eso está bien listica para metérsela despacito y para luego dejarla toda preñadita, ricura. Bueno, pero desde hace rato como que estamos fregados con la nenas, que no nos ponen cuidado. Oiga y para donde va primo, va a cogerle las nalgas. Sigamos mejor por el callejón para llegar más rápido. Deje a la monita sana. Hagámole más bien otra vez por el metedero, pues ya da la misma vaina, no cierto. Cojamos ya por el caño de basura, sin mente. Demos pata por ahí bien rápido a ver que más nos resulta en este cochino día. Listo y entonces listo, Chirlanga, pase por ahí cerca por las piedras, pase por aquí, sin tocar los pañales ni las latas oxidadas. Y esquive a ese perro muerto. Cruce por este pedazo. Chino, no sea guevón, pase saltando largo, pero sin nada de nervios. Eso si vio que no fue mayor cosa. Salvados ahora sí y ahora a subir la loma como chinas recién violadas. Vamos de dos en dos y van las dos guevitas de dos en dos. Quieto pana, quieto. Pare, que me empezó otra vez el dolor, que hijueputa piedra, que dolor tan feo. Que pare, gueva. Espere un momentico y estíreme el brazo de un solo tirón, que no me aguanto más esta puta torcedura. Ahora jale, no lo dude, sí, listo, ya. Pirobo, no, pirobo, no tan duro, que me está doliendo resto. Deje así, deje así, mejor deme tiempo y tomo aire, maldita sea. Espere un segundo y hágale ya sigamos por el potrero que ya no estamos tan lejos del barriesito. No y yo con este brazo jodido, no sirvo sino de estorbo, puerca sal, no Chirlanga. Esperemos mejor a ver que sigue pasando con estas otras sin suertes tan paupérrimas. Bueno, chino pero bueno, deje el saboteo, cual es la pendejada suya, que me saca la piedra y ahí sí, lo enciendo a pata, oyó. Más bien camínese pianito que por eso es que nos demoramos tanto en llegar al Comuneros y ahora ahí si no se ponga con quejambres. Hágale rápido, pase por debajo del cerco sin poner tanto pereque. Eso si ve que no pasó nada y breve, me toca a mí y aguante el alambre más tiempo, que yo pasa despacio. Sí, estuvo fácil, ya pasamos el susto y como que estamos muy de cerca a la avenida central. Y sí, compadre, casi que no llegamos con rabia, hasta por estos sectores de los calabozos tétricos. Chino y no lo pensemos dos veces, cierto, que dice, paguemos dos boletos por un pasaje, más en esa ganga, que viene llegando. Eso hágale y párela a ver si nos llevan barato en el buseto. Que listo, que sí nos lleva don choferiando. Bacano, subámonos por la puerta de atrás, sin cabriolas. Ponernos con guevonadas, maldita sea, suben a un elefante verde como no nos van a subir también a nosotros de callejeros, cierto, nosotros de pobres y ofendidos. Páguese entonces ahí de un bajonazo, sin ponerse a peliar por las moneditas brillantes y pues sabe que mi chino, párchese después al lado mío, pero sin hacer mucha escama. Malparido vejete y usted que me mira con esas ganas virulentas. Esta gurrupleta de que se cree que sabe que no sabe ni mierda. Eso y eso está bien perrito que no me mal carié más con su malparida cara verrugosa. Bueno y que pensamos ahora con esta cabeza fría. Como me arreglo el problema de la ciclita. Eso va a tocar asaltar al Diván, el gomelito tiene harta platica. Yo no le veo otra solución, caerle a la mansión y pollo arreglado. Embarrada con el mansito, pero es que no hay más salidas para este delirio frenético. Y fuera de que en la casa, don papá Faber no se pusiera bravo, pero por una mísera de nada, se me pone berriondo y claro, cuando se pone a beber con Terry, la vaina se pone peor. Definitivamente yo estoy fregado con este destino tan raro. Que chanda tan azarosa, hermano, que de malas con esta vida tan resufrida. Mejor me echo un dormidita, antes de ponerme a frentear con los cuchos. Mucho el sueño que tengo atrasado. Mijo y ahora que pasó, Chirlanga. Déjeme descansar otro ratico bien bacanudo, que qué, qué por fin estamos cerca del Comuneros. Sí, pero que buena notica. Al fin una cosa salida de lo normal para esta pesada pesadilla. Sabe, mi ñero, no nos freguemos más la vida y bajémonos al frente del chuzo de la paisa. Eso a la de Dios, tírese de una vez contra el asfalto, Chirlanga, porque con esta pinta de miserables, no hay buenas alternativas salvadoras. Pero hágale, tírese y bese la calle, sin más dudas. Y miércoles, que dicha que casi que no llegamos al barriesito humilde. Pille y esa cosa, nos mal pasa por estar parchados con la gentuza errante. Pero que amor de santa, que dice la enamoradita, pero un hola para Andrea Patricia, salúdame al menos, como está usted tan bonita, Patricia, siempre tú tan linda. Y sí, hermosa, que sí, que si te queda bien esa blusa verde, así yo no sea del nachonal. Pero de todos modos, me tramas bastante y remucho, mujer. Eso sí te aclaro, nena, yo soy siempre del Cali, Patricia, siempre le hago barra al glorioso. Más que viva El Cali, carajo, porque nos vamos para la libertadores, así les duela. Pero y que bonita, no se me ponga brava, mejor para dónde va la Andrea, que anda usted como tan arregladita y que no puedo negártelo, porque me dan hartos celos, verla así tan divina. No y es que ni para que pregunto bobadas. Verdad que fijo se nos va charlar con ese gomelo del apartacho. Que embarrada y que depresiva. Sabe que, mejor déjame solo con el corazón lacrimoso y mejor déjame con esta juventud rota. Más bien parcerito, vámonos a seguir padeciendo por los otros rincones de esta ciudad sin música, ida entre tantas ruinas. Adiós Patricia y linda y que tengas mucha suerte, entre las chistosas fortunas. Chirlanguita y si entiende como son las mujeres; te ilusionan con unos besos en las mejillas y luego ellas se van como frescas, abrazándose de coquetas a los brazos de los amantes visajosos. Esto sí es el colmo del colmo, sin el canto amoroso. En fin y sin nada de finales, no hablemos más de la dolorosa. Primo, hablemos mejor de cómo hacemos para conseguirnos la otra bicicletica de lujo. Pero que qué Chirlanga, si está viendo lo que estoy viendo, maldita sea. Eso miren al Chómpiras, míralo al perro, tan tranquilo y tan diablo, remontando en la Harley. Eso ahí como va dando vueltas, tan rampante con esa risa de malicioso. Pero clarines, pero como no me iba a dar cuenta del truco. Así que me mandó a hacer la judía con los gamines del Limonar, no pinchete, listo chinchirrete, no pasa nada de ratonadas. Chinglete, tranquilo que así va jugando a lo pútrido. Fresco, que después arreglamos la jugarreta con otras puñaladas más trásfugas contra ese bironocho. Y sabe qué manito, fuímonos veloces de esta calle brava. Vámonos para la casa de madera para hablar con la viejita, que necesito que me sobe el brazo, más allá pensamos como planeamos otras cositas, igual de tramposas y pasadas. Del resto, le digo un secreto, Chirñangas, pensando así yo mejor las cosas; presiento de que nos tocará contarle mañana nuestra pena al Franz Wolker, quien dice ser escritor, parcero. Sí o no; contémole el chisme al poeta para que de toda esta odisea, nos haga un poco de justicia y nos la remate entre unos trasnochos con las noches insomnes; claro que según lo que recuerdo; Chirlanga, pasa una vaina y es que para mí, el Franz, incluso ya nos deberá estar relatando el cuento o no que es así, mi ñanga, cierto, parcerito, no cierto que sí.

 

RUSVELT NIVIA CASTELLANOS;

ARTISTA DE COLOMBIA.

FOTOGRAFÍA DEL TEXTO,

ANGIE MERKUR,

EL JOVEN DE LA CALLE.

 

EN EL PORTAL CIBERNÉTICO,

LA LIBRERÍA LIBRE,

MUY BUENAS NOVEDADES,

Más sobre

SOBRE ARTE Y CULTURA,

PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD.

Https://lazlibreriazlibrez.blogspot.com/

 

LA LIBRERÍA LIBRE,

UN ESPACIO AL ARTE Y LAS LETRAS,

POR EL RITUAL DE LA EMANCIPACIÓN ESPIRITUAL,

BELLEZAS DE LECTURAS Y CREACIONES LITERARIAS,

PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD.

Https://www.facebook.com/libreriazlibrez/

 


Sobre esta noticia

Autor:
Rusvelt (6 noticias)
Visitas:
4535
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.