Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cristina Arraibi escriba una noticia?

Lo he intentado, pero voy a hablar de Conchita.

22/05/2014 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No me vais a creer, pero llevo unos días resistiéndome a escribir este blog, y al final voy a sucumbir, como siempre.

En serio, me prometí a mí misma que no os daría el peñazo de nuevo, pero es que el tema es jugosito.

Esta vez no voy a despotricar sobre la canción de España, que lo hizo lo mejor que se pudo, ni tampoco hablaré de que es absolutamente imposible ganar el festival, porque nosotros no contamos, como sí les pasa a los paises de centroeuropa, con un colchón de puntos que, ya de entrada, nos den nuestros "neighbors".

Primero, porque tenemos pocos vecinos, y segundo, porque actualmente pasan de nosotros.

Portugal antes nos tenía un poco de cariño, pero este año, yo creo que estaban mosqueados porque no pasaron la semifinal, y seguramente pensaron que nos es justo que España vaya directamente a la final con semejantes bodrios de canciones. Por eso no nos dieron ni un point.

Grecia, cuando yo era pequeña, nos votaba siempre, según mi madre porque la Reina Sofía es griega, pero yo creo que ahora, los que votan y ven eurovisión, no son muy monárquicos que se diga, y les importa un bledo la cónyuge de nuestro Rey.

Y los franceses nos odian, no sé porqué pero es así de siempre, aunque creo que este año algo cayó.

Pero no, no voy a hablar de los intríngulis del festival.

No.

Esta vez quiero hablar sobre la-lo-le que ha ganado.

Doña Conchita.

De entrada diré, que como nombre artístico, me parece lo mismo que Merche, un horror, aunque nosotros tenemos a nuestra ilustre Conchita Velasco, pero es de otro tiempo, y a una Conchita que sacó un disco hace unos años, que cantaba muy mono, y que desapareció sin dejar rastro....por el nombre, fijo.

Es posible que en austriaco no suene tan mal, pero a mí personalmente me resulta espantoso.

Bueno, pues la tal Conchita se creía muy moderna por salir vestida de Diva y con una barba de señor de Murcia. Pero eso está más pasado que el canalillo.

Huelga decir que todos mis amigos, que en múltiples ocasiones se han disfrazado de mujeres, tenían la misma pinta. Me estoy acordando, sin ir más lejos, aunque no mostraré fotos para no hundirle en la miseria, de mi cuñado, vestido de Geri Halliwell de las Spice Girls, que realmente no tenía nada que envidiar a Conchita. Salvo el vestido de lentejuelas y la peluca...y los pelos de las piernas, pero las de Conchita no las vimos...

Además, cualquier "transformer" español, lo hace igual o mucho mejor. Y tenemos reinonas desde hace muchos años, así que no creo que los austriacos nos puedan dar lecciones en eso.

Tampoco creo que Europa pueda dar a España muchas lecciones ni de tolerancia, ni de libertad.

Y esto lo digo muy seriamente.

A los españoles, y mucho más a los eurofans, les importa un pimiento si Conchita nació llamándose Manolo, y no nos vamos a escandalizar por que se haya operado, haya tomado hormonas, o le guste vestirse de Lagarterana en sus juegos de cama.

Nos da igual.

Vemos eurovisión para elegir la mejor entre todas las canciones, con una buena puesta en escena y punto. Los demás añadidos nos sobran.

Odiamos, como todo el mundo, la discriminación por razón de orientación sexual, entre otras, pero la discriminación positiva, cuando en realidad nunca hubo agravio previo, es igualmente injusta y cansina.

Por tanto, si Conchita no tenía la mejor canción, que NO la tenía, no debía haber ganado.

Por otra parte, he de decir, que la mujer representada por Cochita era de echar a correr. Tenía una uñas tan imposibles que tenía que coger el micrófono con los nudillos y se tapaba la boca con la mano abierta y los dedos estirados, como si por llevar uñas postizas no pudiera cerrar el puño. Es como cuando le pintas los labios a un niño (o a mi cuñado, al disfrazarlo), y ya no pueden hablar porque no pueden cerrar la boca; pues lo mismo. Y la melena no era nada natural, sino totalmente inamovible, como cuando mi amama salía de la peluquería, que ya podía soplar el huracán Mitch, que a ella no se le movía ni un pelo.

Además, cada vez que le daban un doce, que fueron muchos, ponía cara de OMG!!! y lloraba como si la emoción le embargara....y no podía hablar al final...de la cogoja...

Mira, mona!!!, si quieres ser mujer, tendrás que ser menos ñoña, porque esa pose no mola nada...

Aparte de todas estas consideraciones feministas, es importante comentar que los mismos que van de progres por la vida, luego son unos fariseos. Y me explico.

Polonia llevó a un grupo de cantantes (por decir algo, porque no cantaban ni peñazo) bien dotadas, que enseñaban sus melones de forma provocativa mientras un petardo de canción sonaba por detrás. La letra, para más INRI, decía algo así como que las eslavas sabían casarse bien, pues sabían cómo usar sus armas.

A mí personalmente, me pareció infumable. Y al resto de Europa también.

Pero....por qué el utilizar las peras de una mujer como reclamo es reprobable, y utilizar tu orientación sexual confusa de igual modo no lo es?

Es una injusticia.

Quizá el año que viene podíamos convencer a Falete, que es cantante y además lo hace bien, de que nos representara, y para ponerle una poco de desconcierto le vestíamos de camionero, y con bigote.

No es lo mismo?

Me gustaría ver cómo lo defenderían los mismos que este año defienden a Conchita a capa y espada.

No sé, igual me estoy granjeando un millón de enemigos, pero en serio que yo no he visto en ningún momento, que la canción de Austria fuera mejor que la de Holanda, o que la de Malta, o que la de Dinamarca.

La de Suiza, por cierto, era igual, pero la Diva en este caso era rubia, monísima de la muerte, tipo ABBA, y claro, eso está muy visto....

Y nuetra Ruth, a la que he de decir, yo puse verde un poco injustamente en un blog anterior, lo hizo muy bien, con una voz que ya quisiera Conchita, un tipo igual de estupendo y mucho más natural que la otra, que parecía de plástico.

Me recordaba un poco a una película de extraterrestres, Mars Attacks, en la que la mujer del presidente marciano tenía un vestido de ese estilo...y se movía igual, como si tuviera los pies clavado en el suelo.

Como siempre, he de decir, que la porra que hicimos mis hijos, mi marido y yo, parecía de broma, porque no acertamos ni de lejos con los que quedaron los cinco primeros. De hecho a mí me gustaba mucho Malta, y creo que quedó la 23....

Además me puse de panchitos hasta las orejas...cosa que no me compensa en absoluto.

El próximo año me voy a hacer footing durante el festival, me ahorro el disgusto, las grasas saturadas, y el blog cansino sobre el mismo tema, cosa que seguro, me agradeceréis sobremanera....

Besucos.....

imagePor cierto, Conchita de apellida Wurts, que significa "salchicha", en fin....

imageEsta es la nuestra...mucho mejor, dónde va a parar...


Sobre esta noticia

Autor:
Cristina Arraibi (51 noticias)
Fuente:
treintayalguno.blogspot.com
Visitas:
4046
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.