Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

La izquierda caviar según Mario Vargas Llosa

20/11/2013 14:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Autor: Frank Keskleich Torres

Hace 20 años el escritor peruano Mario Vargas Llosa, actual premio nobel de literatura, no era tan políticamente correcto como ahora. Esto se puede comprobar fácilmente al leer su obra autobiográfica publicada después de su fracaso cuando era candidato a Presidente del Perú en 1990, esta obra llamada "El pez en el agua" escrita por Vargas Llosa es una joya política e histórica de ese entonces. Por ejemplo, en el capítulo XIV de su obra, titulado "El intelectual barato", hace una perfecta descripción de lo que en los tiempos actuales podríamos definir como un izquierdista caviar.

Intelectuales Progresistas

Primero, menciona que entre los intelectuales progresistas "abundaban el bribonzuelo, el sinverguenza, el impostor y el pícaro" . Después crítica su inconsecuencia al desmentir "con sus acciones privadas lo que promovían con tanta convicción en sus escritos y actuaciones políticas".

Hipocresía Progre / Caviar

Acto seguido, Vargas Llosa menciona la hipocresía de los que son antiimperialistas a través de sus artículos, ensayos, clases y conferencias y que sin embargo "habían solicitado, recibido y muchos literalmente vivido de becas, ayudas, bolsas de viaje, comisiones y encargos especiales de fundaciones estadounidenses" y que fueron "alimentados por la Guggenheim Foundation, la Tinker Foundation, la Mellon Foundation, la Rockefeller Foundation" entre otras. Después critica a los que se injertaron como profesores de esas universidades en aquel país al que tanto criticaban en sus escritos.

Hegemonía cultural marxista en Perú

En las páginas siguientes afirma que "no es accidental que, en los últimos treinta o cuarenta años, el Perú no haya producido en el dominio del pensamiento casi nada digno de memoria, y, si, en cambio, un gigantesco basural de palabrería populista, socialista y marxista sin contacto con la realidad de los problemas peruanos" y que en la vida cultural del Perú las consecuencias han sido peores debido a que esos mismos intelectuales progresistas habían tomado el control de "las universidades y los colegios nacionales y muchos privados, los institutos y centros de investigación, las revistas, los suplementos y publicaciones culturales, y, por supuesto los textos escolares."

Más adelante escribe respecto al monopolio progresista de la cultura: "Prácticamente no había manera de que un intelectual de un país como el Perú pudiera trabajar, ganarse la vida, publicar, en cierta forma vivir como intelectual, sin adoptar gestos revolucionarios, rendir pleitesía a la ideología socialista y demostrar, en sus acciones públicas - sus escritos y su actuación cívica - que formaba parte de la izquierda"

Los intelectuales y el velasquismo

Vargas Llosa menciona que los intelectuales "tuvieron tanta responsabilidad como los militares en lo ocurrido en Perú en aquellos años, sobre todo en los primeros siete - 1968 a 1975, los del general Velasco - en los que se adoptaron todas las soluciones equivocadas para los grandes problemas nacionales agravándolos y precipitando al Perú en una ruina a la que Alan García daría la última vuelta de tuerca.".

Estos intelectuales marxistas en palabras del escritor "Aplaudieron la destrucción del sistema democrático, que, por defectuoso e ineficiente que fuera, permitía el pluralismo político, la crítica, la vida sindical y el ejercicio de la libertad. Y, con el argumento que las libertades "formales" eran la máscara de la explotación, justificaron que se prohibieran los partidos políticos, que no hubiera elecciones, que se confiscaran las tierras y se las colectivizara, que se nacionalizaran y estatizaran centenares de empresas, que se suprimiera la libertad de prensa y el derecho de crítica, que se institucionalizara la censura, que se expropiaran todos los canales de televisión, los diarios y gran número de estaciones de radio, que se diera una ley para avasallar el Poder Judicial y ponerlo al servicio del Ejecutivo, que se encarcelara y deportara a cientos de peruanos y se asesinara a unos cuantos."

El periodismo de izquierda

A continuación, Vargas Llosa brinda fuertes críticas a periodistas con nombres propios:

"El más exquisito producto que el periodismo estercolero haya forjado en el Perú: Guillermo Thorndike", asimismo habla de "Escribidores resentidos e intrigrantes como Miko Lauer, Raul Vargas, Tomás Escajadillo y aún cosas peores".

Sobre el Diario La República , el novelista dice que es "otra manifestación eximia de la cloaca hecha prensa". (Nota del blogger: Es irónico que nuestro nobel actualmente esté escribiendo en la cloaca...)

Conclusión

En verdad es increíble el gran cambio que ha tenido Mario Vargas Llosa en su pensamiento en el transcurso de los años, pasó de ser un gran apologista de la dictadura de Fidel Castro en su juventud, a ser un entusiasta candidato liberal en los 90s, para finalmente "caviarizarse" en los tiempos actuales y ser mucho más politicamente correcto de lo que era antaño. Particularmente, si me piden mi opinión, por lo menos en el tema político prefiero mil veces el Vargas Llosa de los 90s, idealista y soñador, al Vargas Llosa actual, politicamente correcto, caviarizado y nobel de literatura.

Todos las fuentes citadas son del capítulo XIV titulado "El Intelectual Barato" del libro el "Pez en el Agua" del novelista Mario Vargas Llosa publicado en 1993 por el Editorial Punto de Lectura S.A.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
200
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.