Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Kahhat: "En la posición de Humala, no hubiera viajado"

23/04/2013 11:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Fuente: Correo image Presidente Ollanta Humala

Fuente: tvperu

21 ABRIL 2013 | LIMA - Esta semana los peruanos nos dividimos nuevamente entre quienes apoyaban el viaje del presidente Humala a la toma de mando de Nicolás Maduro en Venezuela y quienes se preguntan si ya no es hora de "ejecutar" a los garantes de la "Hoja de Ruta". ¿Vuelven los acercamientos al chavismo? ¿Maduro tiene cuerda para rato o la revolución bolivariana enfrenta un real peligro? Para responder estas inquietudes, entrevistamos al reconocido internacionalista Farid Kahhat. Correo: ¿Humala merece ser candidato al Nobel de la Paz por su reciente gestión al frente de la Unasur? Farid Kahhat: Obviamente no. Si la presión de algunos gobiernos de la Unasur consiguió eso, tendría mérito, pero no hay cómo saberlo. De cualquier manera, el comunicado de la Unasur es anodino. En general, creo que el gobierno venezolano ha sentido presión interna y externa para hacer algo frente a la crisis política y que no haya más muertos, pero me cuesta creer que la Unasur tuviera un rol fundamental en ello. C: ¿Era conveniente el viaje de Humala a la toma de posesión? FK: Yo en su posición no hubiera viajado, entre otras muchas razones porque cuesta entender cuál es el propósito de una auditoría o recuento de votos cuando hay un presidente electo que asume funciones. Es claro que no le van a dar el triunfo a Capriles, pero lo irregular en las elecciones no está tanto en el escrutinio, donde sinceramente no veo evidencia de fraude, sino en toda la etapa previa, con monopolio de la televisión de señal abierta a favor del gobierno, acoso a la oposición, etc. No había necesidad del ir a Venezuela. C: ¿Tal vez había favores que pagar? FK: En casi dos años de gobierno, es claro que Humala no está repitiendo a Chávez. No es el único presidente democrático que asistió a la toma de posesión. Estuvo Santos, que es un político conservador. Ahora, ¿por qué el entorno es tan pusilánime con respecto a las ostensibles falencias de la democracia venezolana, suponiendo que todavía se le puede llamar así? Yo creo que tiene más que ver con realpolitik que con ideologías. En general, la Carta Democrática de la OEA o la cláusula democrática de la Unasur se aplican solo en caso de interrupción flagrante del orden constitucional o un fraude escandaloso en el escrutinio de votos. Pero si entre elección y elección se gobierna de un modo autoritario, eso no parece tener mayor importancia. C: ¿La Unasur ha demostrado que puede bloquear a Estados Unidos y su brazo diplomático, es decir, la OEA? FK: No, porque también en la OEA las decisiones se toman por consenso y no solo los sudamericanos apoyan a Venezuela, sino una gran cantidad de países caribeños. Incluso países sin gobierno de izquierda, pero sí petrodependientes. El asunto es que nadie se atreve a ponerle el cascabel al gato y prefieren ponerse de perfil en lugar de comprarse el pleito de invocar la carta democrática. Incluso recordemos que en el caso de Fujimori, en la elección del 2000, los países sudamericanos no se hicieron problemas y fue solo la presión de Estados Unidos, Canadá y Costa Rica la que forzó la creación de la famosa mesa de diálogo con la oposición. C: ¿Lo de Colombia y Santos es más realpolitik o miedo a un conflicto armado? FK: Por un lado, Santos no quiere reavivar las tensiones del pasado, cuando Chávez cerró la frontera porque Uribe bombardeó un campamento de las FARC en Ecuador. Y en segundo lugar, Venezuela es un mediador en la negociación con las FARC. Aparte de que son países que tenían una relación comercial fluida que recién se está recuperando de las fricciones del pasado. Por último, ni Colombia ni Chile quieren ser el opositor singular. C: Si el escenario previsible es que Maduro sea confirmado tras la auditoría, ¿qué puede pasar en Venezuela a partir de allí? FK: Después de los primeros muertos por las protestas, creo que la posibilidad de movilizarse y arriesgarse a nuevos enfrentamientos violentos sería perjudicial para la oposición venezolana, que se podría dividir entre moderados y radicales. La apuesta va por mantenerse unidos, participar en las elecciones municipales del segundo semestre y esperar que el Gobierno se deteriore a partir de los graves problemas económicos acumulados en los últimos 14 años. Recuerde que en menos de seis meses el chavismo ya perdió un millón de votos. Maduro ha sido un pésimo candidato y probablemente sea un peor presidente. Les basta con que quede atrapado en su laberinto. C: ¿Y el chavismo puede dividirse internamente? FK: Heinz Dieterich, el inventor del "Socialismo del siglo XXI", sostiene que los chavistas se dividen entre una derecha endógena y los auténticos socialistas. Cabeza visible de los primeros es Diosdado Cabello. Se trata de militares que por razones pragmáticas y no ideológicas apoyaron a Chávez. Ahora que se ha producido esta victoria pírrica, Maduro ha tenido que radicalizar su discurso para enviar un mensaje a sus propias filas. Si el chavismo comienza a perder elecciones locales, esa grieta puede comenzar a abrirse, porque si algo los mantiene unidos es conservar el poder. C: ¿Quienes vaticinan que Maduro no durará mucho exageran? FK: Por ahora sí. Digamos que "Nicolás no se cae de maduro". Salvo un alzamiento de las Fuerzas Armadas, la oposición no está en situación de hacerlo caer. Si las Fuerzas Armadas llegaron a ser desleales a uno de los suyos (Chávez en el 2002), pueden serlo menos frente a un civil y lo juzgarán en función de su desempeño. Si quiere aferrarse al cargo, Maduro tendrá que ser un poco más pragmático en política económica. Si continúa cambiando las reglas de juego en el momento que se le ocurra, sus días están contados. EL PARALELO 38 C: Hablando de tener los días contados y alejándonos un poco del subcontinente, ¿Kim Jong-un está camino a ser el próximo Sadam Hussein? FK: No lo creo. El norcoreano es el régimen más longevo del planeta. Es un régimen que busca perdurar en el tiempo y es relativamente inmune a lo que piense su población de él, a diferencia de otros totalitarismos. C: Pero ahora reconocen que tienen ojivas nucleares. ¿Eso no plantea un escenario diferente? FK: Tienen la bomba atómica, pero no es seguro que tengan la tecnología para armar ojivas (cabezas de proyectiles). Acaso es su póliza de vida. Si cae ese régimen, no va a ser por factores externos sino por divisiones al interior de la cúpula, y si hay un gobierno inescrutable en este planeta, ese es el norcoreano. Creo que, consciente de las debilidades de su economía, está tratando de negociar un acuerdo de paz que le permita no tener que destinar tantos recursos a su ejército. Si eso ocurre, tendrá un aliento adicional. Existe la posibilidad de una guerra en la península no por una acción deliberada, sino por un error de cálculo, y allí el problema es que nunca hemos tenido una guerra convencional entre países con armas atómicas.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
282
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.