Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

Kepler-62, un buen objetivo para el proyecto SETI

21/04/2013 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageEstá visto que el Universo no se va a detener porque esta web sufra problemas técnicos, y eso ha quedado demostrado por el reciente descubrimiento de un sistema solar con dos mundos potencialmente habitables muy parecidos a la Tierra (o Venus).

Sin duda alguna estos mundos nos permiten soñar con que podríamos encontrar en ellos, ¿son mundos con tierra firme o mundos con vastos océanos como el mítico planeta de los clonadores de Star Wars, Kamino?

La Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, o SETI, es un proyecto ya de por si especulativo, de momento no tenemos prueba alguna de la existencia de vida extraterrestre, por no hablar de alienígenas inteligentes, así que, ¿Por qué nos molestamos en buscar formas de vida lo suficientemente avanzadas tecnológicamente que sean capaces de lanzar al espacio sus ondas de radio? Bueno, aunque esta caza de alienígenas puede ser especulativa, si que se basa en la metodología científica y, si detectásemos en algún momento el más mínimo atisbo de inteligencia extraterrestre, transformaría radicalmente nuestra comprensión del lugar que ocupamos en un Universo mucho más grande que nosotros.

El problema es que tratar de "escuchar" estrellas al azar con la esperanza de que sean el hogar de una civilización extraterrestre es algo que está más allá de especular con una transmisión de radio. El tiempo necesario para que nos lleguen sus señales, el ser capaces de comprender lo que dicen... en fin, que el proyecto SETI tan solo ha logrado una ridículamente baja probabilidad de éxito con la señal How! escuchada en 1977.

Pero ahora tenemos una estrella, algo más pequeña que nuestro Sol, con un planeta no muy diferente a la Tierra, situado a la mágica distancia de su estrella madre que le permitiría tener temperaturas primaverales, con agua en su posible superficie rocosa. ¿No tendría más sentido que apuntásemos nuestros radiotelescopios a este sistema?

Y es que gracias al prolífico cazador de planetas en el que se ha convertido el Kepler, el proyecto SETI ha encontrado a un socio natural en su búsqueda de transmisiones extraterrestres.

Kepler-62 es una estrella con cinco planetas conocidos (podrían esconderse algunos más), dos de estos mundos se encuentran dentro de la zona habitable del sistema, y Kepler-62e y Kepler-62f tienen periodos orbitales de 122 y 267 días, respectivamente (en comparación, el año venusiano dura 224 días).

Pero lo más llamativo de estos dos mundos no solo es que estén en el lugar correcto, sino que tienen el tamaño adecuado como para tener una superficie rocosa, si bien es cierto que son algo mayores que la Tierra (no creo que los especuladores inmobiliarios se peleen por el terreno) tampoco son tan grandes.

Kepler-62e tiene un tamaño de 1, 6 tierras, mientras que su hermano "f" tan solo mide 1, 4 veces el tamaño de nuestro mundo. Lamentablemente se encuentran demasiado lejos como para pensar en ir a visitarlos en un futuro cercano (ni lejano), están en la constelación de Lyra a unos 1.200 años luz.

Más sobre

Y eso es todo lo que sabemos sobre estos mundos alienígenas, están demasiado lejos como para que podamos llegar a ser detectados por otros observatorios que nos permitirían descubrir cuál es su masa, tampoco tenemos muchas esperanzas de detectar cual sería la química de sus atmosferas, si es que la tienen.

imagePero no por ello podemos despreciar este descubrimiento, Kepler-62e y f se encuentran entre los mundos más pequeños detectados por Kepler hasta la fecha que orbitan dentro de la zona habitable de su estrella, lo que permitiría que el agua en estado líquido exista en su superficie (si es que existe), un preciado liquido que permitiría que la vida evolucionase en estos mundos en formas que nos serian reconocibles.

En un esfuerzo por limitar nuestros esfuerzos en la búsqueda de inteligencias extraterrestres, los datos de los exoplanetas del Kepler ya han sido utilizados con anterioridad para realizar búsquedas SETI dirigidas, cambiando así los estudios que trataban de adivinar que estrellas podrían albergar planetas extrasolares.

Kepler reduce así la incertidumbre de la caza de ET, pero hasta ahora, los astrónomos que realizan estas búsquedas SETI dirigidas se han encontrado con las manos vacías, pero hay que reconocer que, en realidad, no hemos hecho más que gatear en el Universo, aunque Kepler-62 demuestra que hay muchos más mundos prometedores por estudiar.

‘Estos descubrimientos nos llevan más lejos en el camino hacia el descubrimiento de planetas similares a la Tierra’, comento Jon Jenkins Científico Senior en el Centro del Instituto SETI Carl Sagan y co-autor del estudio Kepler-62 . ’Aunque no sabemos si Kepler-62e y f son rocosos o si tienen agua líquida en su superficie, su existencia demuestra que la incidencia de los pequeños mundos en la zona habitable de estrellas similares al Sol es alta. Así, podemos mirar hacia el descubrimiento y caracterización detallada de los primos de la Tierra en los años y décadas por venir por las misiones y los telescopios futuros’.

¿Qué pasaría si una civilización avanzada hubiese evolucionado en el planeta exterior Kepler-62f cuando la estrella anfitriona era más joven (y por lo tanto más caliente)? A medida que la enana de tipo K (ligeramente más pequeña y menos brillante que el sol) se enfría, su zona habitable se habría encogido. Aunque el mundo seguiría estando técnicamente dentro de la actual zona habitable, ¿esta reducción de energía habría causado la extinción de una hipotética raza alienígena? Si hubiesen tenido la capacidad tecnológica suficiente ¿se habrían trasladado al más caliente Kepler-62e? ¿Podrían estos alienígenas contemplar su cercano mundo como un objetivo colonizable al igual que nosotros fijamos nuestra mirada en Marte?

Sea como sea, lo los ingredientes para la vida se encuentran disponibles en ese sistema, todo es posible, podríamos encontrarnos con un sistema estelar con dos mundos habitados por razas inteligentes completamente diferentes. Puede parecer ciencia ficción, pero ¿Qué pasaría si estos dos planetas habitados por razas inteligentes hubiesen descubierto a sus vecinos? Si pensamos que actuarían de la misma forma que lo hicimos nosotros con el antiguo oeste o la conquista de América, entonces, la civilización con una tecnología inferior estaría perdida ¿tienen todos los extraterrestres nuestra misma mentalidad o simplemente poseen unos valores morales mucho más evolucionados que los nuestros?¿poseen las ansias de poder que lucen los personajes del lado oscuro de Star Wars o la elevada conciencia de la federación de Star Trek? ¿Veremos algún día sus superficies devastadas por la primera guerra interplanetaria conocida por la humanidad librada hace, quizás, miles de años, o por el contrario no serán más que yermos paramos sin vida.

En fin, sea como sea esto no es más que pura especulación sobre que podríamos encontrar en un muy lejano sistema solar del que poco más sabemos.

.nrelate_related .nr_sponsored{ left:0px !important; }

Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
3682
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.