Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vateiii escriba una noticia?

La Influenza o la Influencia

15/06/2009 21:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La influenza AH1N1 se da en nuestro país por pura negligencia, por no tomar medidas de prevención; no sigamos haciendo lo mismo, allí donde más lo necesitan

Recuerdo mucho mi niñez; no opulenta, ni carente, sólo de mucha felicidad y magia. Esa magia que permitía ser, sin la esclavitud de los medios, el dueño del mundo. Donde te sentías protegido, como si “La Roca” o “Arnold”, fueran tus guardaespaldas; era mi familia. Ese núcleo que se ha ido perdiendo con los años. Y sin pecar de romántico, no es sólo hablar de papá, mamá y los hijos. Son todos, incluyendo abuelos, hermanos, tíos, sobrinos, amigos, mascotas, sociedad, etc., todo ser que te da amor. La soledad es la trampa mortal de la familia. Y no me remito al simple concepto, perder compañía, sino, de encontrar abandono, discriminación, abuso, y sobre todo cinismo. Barbarie incontrolable de insania galopante, perturbando la tranquilidad del indomable, pero endeble, ser de las entrañas de mi bella tierra. ¡Que duro suena!, pero real.

A la distancia como en el tiempo, las cosas van perdiendo su valor. Terminando por sobrevalorar en orden de importancia, lo que de momento no se requiere. Y se dirá -¡seamos previsores!-, pero las prioridades son otras.

Mucho se habla de la influenza o gripe porcina o AH1N1, como deseen llamarla. Hoy ya considerada una pandemia. Solo tomen en cuenta en que circunstancia se desarrolla nuestro que hacer nacional, y como nos comportamos, ante los graves acontecimientos.

¿Recuerdan el terremoto del 15 de agosto del 2007, ocurrido en la zona sur del país, que en segundos produjo muerte y destrucción en las ciudades de Pisco, Ica y Chincha; sintiéndose hasta en ciudades de Cuzco y Arequipa? Claro, ya no, ¡así somos! Hermanos que lo perdieron todo, y muchos aún siguen logrando nada. Y ahora último –como noticia preponderante-, los niños y ancianos muertos por las bajas temperaturas en las zonas alto andinas, sobre todo en Puno, de neumonía e influenza estacionaria; de las muertes se dice por diversas fuentes que son ¿20?, ¿37?, ¿realmente el número importa? o lo poco que se ha hecho por prevenir - se sabe que habían vacunas para estos males pero sólo fueron utilizadas en un 10%-; y siguen pensando en la influenza AH1N1. Más muerte traen la pandemia del hambre, la desnutrición, la esclavitud (en pleno siglo XXI), y todas aquellas noticias que no llegan a nuestros ojos –ojos que no ven corazón que no siente, reza el dicho- o si llegan, están distorsionadas.

¿Estaremos a la altura de aquéllos que profundamente, lloran el dolor del abandono y el cinismo, que nos trasladan a siglos de pesado yugo, donde hasta el momento libertador alguno puede llegar?

Si bien es cierto en todo el mundo se habla de esta pandemia de gripe, -considero muy acertado prevenir-, podemos creer, que lleguemos a estar preparados, con los ejemplos que año tras año, nos vienen dando todos aquellos que muy lejos de los acontecimientos, viven el presente sin sentir en carne propia, la perdida de seres queridos, en los oscuros túneles del abuso y discriminación. ¿Estaremos a la altura de aquéllos que profundamente, lloran el dolor del abandono y el cinismo, que nos trasladan a siglos de pesado yugo, donde hasta el momento libertador alguno puede llegar?

Como permitir eso, pensando en soluciones momentáneas, no arrancando los problemas de raíz, sólo inyectando en las venas del dolor un paliativo, para el soporte de sus ya callosos corazones. Tomemos conciencia de ello, no olvidemos tan fácilmente; son seres humanos al igual que nosotros, nuestros hijos, nuestros hermanos.

La influenza AH1N1 se da en nuestro país por pura negligencia, por no tomar medidas de prevención; no sigamos haciendo lo mismo, allí donde más lo necesitan. Donde día a día con este clima -que nosotros mismos lo buscamos y ahora no sabemos que hacer-, matizado con su variada inclemencia, pues no es novedad, el friaje se viene dando desde hace mucho tiempo, pero en estas circunstancias si podemos decir que el clima distingue, y se ensaña más con los que menos tienen.

Por aquella zona alto andina no se habla mucho de la influenza AH1N1, y es precisamente porque no tienen influencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Vateiii (2 noticias)
Visitas:
1313
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.