Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

La Rosa del Pantano

11/02/2013 12:40 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por Dante Bobadilla Ramírez Fuente: Voz Liberal del Perú

Rosa María Palacios es una abogada que ha recalado en el periodismo multimediático de una manera muy afortunada. Una de las pocas privilegiadas que tiene a su alcance la prensa escrita, la radio y hasta la TV en doble horario. Algo excepcional debe tener. ¿Qué puede ser? Son muchos los que han dejado la carrera profesional por el taxi, el negocio, la cocina, la prostitución o por lo que mejor pague. Entre ellos están quienes han preferido colgar sus títulos y doctorados para dedicarse al más fácil oficio de leer noticias, hacer entrevistas y responder llamadas del público. Pero hay algo adicional que distingue a esta clase de periodistas. Y es que a diferencia de los verdaderos periodistas que asumen su misión de informar con la mayor veracidad posible, estos sienten que poseen una patente de corso para seleccionar la información y sopesarla según los intereses mejor cotizados.

De hecho, Rosa María Palacios es una de las personas más inteligentes de la prensa nacional. Siempre bien informada y cautelosa en sus comentarios. No suelta prenda y es experta en casi todos los temas, incluyendo salud y psicología familiar. Mujer pública y recorrida, en el buen sentido de la expresión. No solo conoce sino que domina muchos aspectos de la legislación nacional. Precisamente esos chispasos de sabiduría y objetividad legal perfilan su imagen de periodista respetable. Sin embargo, toda su maña y astucia quedan en evidencia cuando se pone al servicio de una burda causa como salvar de la revocatoria a la alcaldesa Villarán. No solo para defenderla sino para desprestigiar a los oponentes de su defendida apelando a falacias retóricas muy bien maquilladas, con la astucia típica de una abogada litigante.

Un buen ejemplo es su artículo de hoy, destinado supuestamente a desvirtuar los argumentos que habría aportado el partido aprista a la campaña. Su tarea es demoler los argumentos que estarían esgrimiendo los partidarios propicios a la revocatoria. Y los expone así:

Primero, dice, que la campaña millonaria que se le atribuye a Villarán no puede ser mencionada porque la historia reciente está llena de campañas donde el dinero no fue esclarecido. Ergo, ¿por qué reclamar a la izquierda si todos son mafiosos? No importa que la izquierda se haya pasado la historia ponderando su imagen de rectitud y virginidad, de dueños absolutos de la ética política y defensores de la moral. Los fondos oscuros son también de la izquierda como de todos. ¡Asunto cerrado! No hay nada que preguntar. Pero dice más todavía: los revocadores son tontos porque una simple figura del NO ha sido reproducida gratuitamente miles de veces en las redes. Lo que no dice es que tales reproducciones fueron para ridiculizar esa campaña.

Segundo, dice, que Favre es solo un muñeco, un fantasma, alguien que casi no existe. Lo han inventado. Es decir, las declaraciones de Anel y Susana reconociendo que Favre es el director de la campaña y que cobra el platal que cobra, lo hemos inventado. Como nunca ha dado entrevistas, ni lo han visto ni oído, entonces lo más lógico es pensar que ¡Favre no existe!

Tercero, dice, que las empresas brasileras ¡tampoco existen! Solo hay una, asegura. Y acaba comparando la inversión que hace una empresa brasilera en Lima con las que hicieron muchas empresas en todo el Perú durante los cinco años de gobierno de García. Otra vez el truco de "si todos lo hacen ¿por qué no ella?". O "nosotros matamos menos". Eso es evidentemente una manipulación descarada de la verdad por parte de esta señora quien sin duda vive convencida de que todos sus lectores son unos perfectos imbéciles.

Cuarto, dice que la vinculación de Susana Villarán con Tierra y Libertad ¡tampoco existe! Nada importa que Tierra y Libertad, así como Patria Roja y otras inmundicias de izquierda, sean parte de Fuerza Social, el conglomerado rojo que llevó a Susana Villarán como mascarón de proa. No, no, no. Eso es fantasía pura. No podemos decir que Susana Villarán sea antiminera ¡porque en Lima no hay minas! ¡Coño! A ese nivel llega la inteligencia de esta periodista. No ha escuchado a Marisa Glave, la infanta de Susana, declarando que Cajamarca sí puede paralizarse indefinidamente porque Conga no va.

Finalmente sostiene la infalible Rosa María Palacios que a "todo ese cúmulo de errores" se suma una combi con papeleta como símbolo del SI. Y se pregunta si se requiere más para subir diez puntos en un mes. Lo que no dice es lo sospechosa que resulta esa encuesta con una muestra mañosamente baja. No ha sido casual que DATUM publique una encuesta basada en 340 entrevistados y donde, lógicamente, las diferencias son más cortas. Es pura maña estadística al servicio de una causa. Y eso lo sabe muy bien RMP porque tonta no es.

"El periodismo, según como se ejerza, puede ser la más noble de las profesiones o el más vil de los oficios". Esta frase inmortal de Luis Miró Quesada de la Guerra, alcalde de Lima entre 1916 y 1918, debería colgar del frontis de todos los medios de prensa, pero de manera muy especial en los medios de la izquierda peruana, donde suelen confundir el periodismo con la trinchera ideológica y política, y donde contratan con igual facilidad a verdaderos periodistas que buscan informar con objetividad, y a simples mercenarios de la prensa que han decidido medrar en el periodismo.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2278 noticias)
Fuente:
catarsisyharakiri.blogspot.com
Visitas:
812
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Luis (14/02/2013)

Sería bueno que los periodistas investiguen si es verdad lo que me han contado: Que la familia de la periodista es la dueña de Laive, que es la que abastece el programa del vaso de leche, por tanto están interesados en mantener al cliente. Y que habrían sido exceptuados del proceso normal de licitaciones públicas con la excusas de que no se desabastezca el programa por eventuales demoras burocráticas.