Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Enrique Cabrera escriba una noticia?

La rutina, ¿todo lo arruina?

27/10/2009 17:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se acuerdan de que la semana pasada me encontré con mi famoso ex en el supermercado, vino a casa y nada

Se acuerdan de que la semana pasada me encontré con mi famoso ex en el supermercado, vino a casa y nada…

Bueno, la nada, continúa.

Ayer me levanté y fui a trabajar. Asqueada de tanta rutina me sumergí en los quehaceres diarios.

Santi pasó un segundo por mi oficina y el bajón llegó cuando descubrí que ya nos saludamos con beso en la mejilla. Nunca creí que iba a llegar a vivir en carne propia lo que horrorizada veía en otras parejas.

Serán las películas y cuentos que consumimos en nuestra infancia lo que nos contaminan el cerebro haciéndonos creer que la vida de princesas es color rosa, con príncipes azules enamoradísimos eternamente. O será que Santi ya me cansó.

A eso de las 11am me descubrí chequeando ( bloqueando mi número de teléfono para no quedar expuesta por el famoso caller id) si el número que guardaba en mi memoria seguía siendo el del celular de Agustín (mi ex). Malas noticias… el teléfono sonó, atendió mi ex y corté.

Con el tiempo, las relaciones pueden desgastarse y llegan las dudas

¿Qué pretendo hacer? Me pregunté al momento que apretaba la tecla end de mi celular.

Si hasta hace unos días yo estaba convencida de que mi relación con Santiago era bárbara, madura y clara…

Y llegué a la conclusión de que sí, es todo eso y más, sólo que me aburre.

Finalmente pasadas las 13.30 hs junto coraje, salgo a dar una vuelta por el barrio (aprovechando el recreo del almuerzo) y marco nuevamente el teléfono de mi ex.

Al escuchar su voz, no tuve mejor idea que utilizar la trilladísima frase “se me marcó el teléfono sin querer y justo eras vos”.

Agustín, con voz de perro, me dijo que la próxima vez bloqueara el teclado del teléfono así no tenía que lamentar más llamadas indeseadas.

¡Eso y decirme que no le intereso ni un poco… era lo mismo!

¿Qué me pasa?

¿Qué estoy buscando?

¿Lo hablo con Santi o espero a ver si es pasajero?

¿Soy el prototipo de la histérica?

La rutina


Sobre esta noticia

Autor:
Enrique Cabrera (641 noticias)
Visitas:
758
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.