Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Andasiesmama escriba una noticia?

Lactancia y trabajo. Es posible

05/07/2011 01:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Si existen muchas razones por las cuales algunas madres abandonan la lactancia materna antes de tiempo, la reincorporación al trabajo es una de ellas. No tengo que recordar que 16 semanas de baja maternal son más que insuficientes pero, aun así, no es razón para dejar de dar el pecho a nuestros hijos. Existen fórmulas para conseguirlo.

Sumar las vacaciones Si nuestro hijo nace en fechas cercanas a las vacaciones, podemos dejarlas para después de la baja matenal. Así, 16 semanas y un mes se convierten en casi 5 meses de permiso. Y un mes en la vida de un bebé es un mundo entero porque puede significar poder empezar a darle algo de alimentación complementaria.

Sumar el permiso de lactancia El permiso de lactancia es una hora que la madre puede coger dentro de las horas centrales del horario laboral para salir a dar el pecho a su bebé. En caso de que vivas muy lejos, como era mi caso, se soluciona bien poco. Pero ese mismo permiso que dura unos 9 meses se puede agrupar. Aquí depende de cada empresa. Hay quienes dan una o dos semanas. Yo tuve la gran suerte de que en mi trabajo daban un mes entero. Así que sumando vacacionesy permiso de lactancia me pude plantar con casi 6 meses de Bebé Gigante.

¿Qué le damos al bebé? En mi caso, al reincorporarme cuando Bebé Gigante tenía unos 5 meses y medio establecimos esta rutina. Tomaba el pecho todas las veces que quería por la noche (tomas que con el tiempo fue reduciendo). A las 6 de la mañana me sacaba leche con el sacaleches. Además de dejar el equivalente a una toma, a mí me servía para afrontar todauna mañana de producir leche y no vaciar.

Cuando Bebé Gigante se levantaba mi marido le daba cereales con la leche que me había extraído (del día o congelada de días anteriores). A mediodía comía con mis padres la papilla de verduras. A las 2 yo ya estaba en casa con lo que podía volver a darle el pecho y extraerme leche por si acaso por la mañana no podía.

Con reducción de jornada es más fácil Evidentemente, si hubiera vuelto a trabajar a jornada completa no hubiera sido tan "sencillo". Para mí fue agotador pero conseguí poder darle el pecho a mi hijo hasta que él quiso. Y eso es algo que no nos quita nadie.


Sobre esta noticia

Autor:
Andasiesmama (369 noticias)
Visitas:
1706
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.