Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jaferlui escriba una noticia?

Los insultos no te pertenecen

30/09/2009 11:57 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tú decides cómo sentirte

En un pueblo del oriente vivía un anciano y sabio samurai, se rumoreaba que nadie lo había vencido jamás y esa fama suya se había extendido por todo el mundo.

Llegó un joven samurai enterado de la fama del anciano, él también tenía famade gran guerrero y venía dispuesto a retar al viejo samurai para así aumentar su fama.

Este joven era conocido por su eficaz uso de la técnica de la provocación: provocaba a su oponente con insultos y humillaciones de todo calibre hasta hacerlo perder la paciencia, buscaba que el adversario diera el primer paso para atacarlo a él, entonces gracias a su tremenda habilidad para detectar los errores, aprovechaba para contraatacar en forma fulminante derrotando irremisiblemente a quien tuviera al frente.

Lanzado el reto, el anciano decidió aceptarlo y así los contendientes se dieron cita en la plaza del pueblo.

Ya en el lugar, el joven comenzó a hacer uso de su ya conocida técnica de provocación, lanzó insultos cada vez más ofensivos y humillantes, llegó a escupir en la cara al anciano que, impasible, se limitaba a mirarlo fijamente. Luego, preso de una incontenible ira el joven lanzó terribles ofensas contra los antepasados del anciano; se pasó varias horas gritando y haciendo gestos cada cual más insultante que el anterior y no por ello consiguió que el anciano reaccionara.

Al final del día, cansado, sin fuerzas y humillado, el joven se retiró sin haber podido vencer al anciano samurai.

Los discípulos de este le rodearon para increparle:

- ¿Maestro, cómo es posible que hayas soportado tal cantidad y gravedad de insultos sin defender tu honor como corresponde? - Interrogó uno de los estudiantes.

Si una persona te trae un regalo y tú no lo aceptas ¿A quién le pertenece el regalo?

- ¿Por qué no sacaste tu espada para darle una lección al grosero ese? - Inquirió otro.

- Yo hubiera defendido mi honor aún a riesgo de ser vencido y muerto por ese tipo - Afirmó otro contundentemente mirando a los ojos del anciano maestro.

Finalmente el anciano, con su habitual calma se sentó con los jóvenes a su alrededor y preguntó:

- Si una persona te trae un regalo y tú no lo aceptas ¿A quién le pertenece el regalo?

- A la persona que lo lleva - respondieron.

- Es igual con los insultos y las ofensas, si tú no los aceptas, no te pertenecen, vuelven a quien los lanzó, a tí solo te pueden ofender los insultos que aceptes, el ofendido es aquel a quien pertenecen los insultos.


Sobre esta noticia

Autor:
Jaferlui (116 noticias)
Visitas:
923
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (30/09/2009)

ke bueno, de hoy en adelante todo me resbala. gracias

1
+ -
Responder

Jaferlui (01/10/2009)

Ni que te resbale ni nada, simplemente no los aceptes, es todo.