Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rodrigo J. escriba una noticia?

“Estoy a media máquina” ¿Somos máquinas?

16
- +
09/02/2021 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Qué es el trabajo? ¿Qué es una máquina? ¿Cuál es tu historia?

Alan Turing (1912–1954) propuso reemplazar la pregunta “¿Las máquinas pueden pensar como una persona?” por la pregunta “¿Cuándo iremos a confundir una máquina con una persona?”

Responde que, cuando no podamos distinguir una máquina de una persona (por sus respuestas), entonces el sistema funcional de la máquina será igual a la mente.

De la idea de Turing, se desprende 2 maneras de ver cómo una máquina podría semejar una mente humana en cuanto a las respuestas que da:

· Pensamiento. Frente a la pregunta “¿cuánto es 2 + 8?”, la máquina razona y da el resultado.

· Búsqueda de determinado archivo cuyo nombre sea exactamente igual a la pregunta. Es decir, frente a la pregunta “¿cuánto es 2 + 8?” haya un archivo con el mismo nombre (“¿cuánto es 2 + 8?”) y, al abrirlo, de la respuesta.

El segundo método es el que más preocupa ya que no implica un pensamiento/razonamiento, sino una mera búsqueda de archivos ya determinados; de alguna manera se asemeja al estudiar de memoria. ¿De qué manera, las personas que trabajan en mi organización, están trabajando? ¿Estoy fomentando el pensamiento/razonamiento personal o promuevo respuestas efectivas y eficientes, por momentos, casi de memoria?

John Searle (1932) profundizó la idea de Turing. Habla sobre la intencionalidad del pensamiento, refiriéndose a tal como la combinación entre las propiedades semánticas y sintácticas del pensar. ¿Qué significa esto?

Las propiedades semánticas corresponden al qué significa un determinado símbolo para mí.

Las propiedades sintácticas no ven el significado sino la forma.

Las personas, en su trabajo diario, ¿a qué propiedad le dan mayor importancia? ¿Buscan el significado de lo que están haciendo o alimentan el entendimiento/desciframiento de la forma? El liderazgo de mi organización,  ¿apunta a descubrir el porqué de mi trabajo o apunta a perfeccionar “las formas”?

¿Quién es mi trabajo? ¿Qué significa mi trabajo para mí?

Entonces, ¿qué significa esto?

Imaginemos que ingresa una persona a trabajar en mi organización. Le enseño su lugar de trabajo, su escritorio, las facilidades de la oficina, y le doy un libro que contiene toda respuesta posible a las diferentes situaciones que puede llegar a vivenciar en su accionar. La persona comienza a trabajar, consulta en cada oportunidad su libro, y responde a la perfección; la eficiencia está al máximo. ¿Habrá entendimiento sobre lo que hace? ¿El foco de su accionar está puesto en responder o en entender? ¿Qué es lo que quiero promover en mi organización?

A medida que crecemos, y no me refiero solo a lo laboral, vamos compartiendo momentos/experiencias con diferentes personas. Esas personas pueden ser amigos, amigas, conocidos, conocidas, familiares, y tales momentos/experiencias nutren nuestro ser; en otras palabras, quienes somos hoy es fruto de una combinación infinita de interacciones humanas. Y, posiblemente, con quienes ya hemos vivenciado situaciones que nos han marcado, lo volveremos a hacer en un futuro. Entonces, ¿qué significa esa persona para mí? ¿Qué he vivido, crecido, aprendido con esa persona?

Al responder esas preguntas, me pregunto si podría preguntarme lo mismo acerca de mi trabajo.

En varias oportunidades,  cuándo le pregunto a alguien “¿quién sos?” me responden desde lo que hacen; como si definir/etiquetar/expresar lo que hacen, automáticamente, define el quién son. A su vez, también he percibido que, al hablar de trabajo, luego acompañan (no siempre, pero vivenciarlo más de una vez me es suficiente para analizarlo) un gran suspiro; casi como si el trabajo tuviese una connotación negativa. Entonces, me pregunto, si la respuesta sobre quiénes son está determinada por lo que hacen, y si lo que hacen no les gusta, entonces ¿se gustan? ¿Están bien con lo que hacen/con quiénes son? ¿Será un posible motivo sobre el estrés diario?

¿Qué importancia le estoy dando al trabajo? No en cuanto a lo que hago sino en cuanto a lo que significa para mí.

¿Soy una máquina? ¿Quiero ser una máquina?

Si bien las definiciones son universales, las interpretaciones son personales.

¿Qué es el trabajo?

¿Quién es mi trabajo?

¿Qué significa mi trabajo para mí?


Sobre esta noticia

Autor:
Rodrigo J. (5 noticias)
Visitas:
93
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.