Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vanessa Lara Silva escriba una noticia?

Melania Trump aspira a ‘primera dama’ con un mensaje amable

19/07/2016 01:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La esposa del candidato republicano presenta un discurso amable en la Convención de Cleveland

Él es agresivo y malhablado, aquejado de una evidente incontinencia verbal. Ella es discreta y cauta, pero cuando habla como en la noche del lunes en Cleveland, es amable y positiva, lejos de la negatividad y el tono de abusón de patio de colegio de su marido. Él basa su campaña en los ataques a los inmigrantes sin papeles. Ella es una eslovena que llegó a Estados Unidos como inmigrante y conserva un fuerte acento eslavo.

Si su marido gana las elecciones presidenciales de noviembre, Melania Knauss será la primera dama nacida en el extranjero desde Louisa Adams, la esposa del sexto presidente de Estados Unidos, John Quincy Adams. También será la primera supermodelo en ocupar el cargo. Y es un enigma. Una mujer reticente a embarrarse en la arena política. Nada proclive a hacerse pasar por una ciudadana corriente: pertenece a la élite y no lo esconde. Una inmigrante casada con un hombre, Donald Trump, que ha hecho de la retórica contra los inmigrantes y el mensaje racista uno de los pilares de su carrera política. La esposa de un hombre que en la campaña ha insultado a las mujeres, acusado por su primera esposa de violación (después ella dijo que no usaba la palabra en un sentido criminal) y con un problema grave en estas elecciones con el voto femenino.

Melania Knauss, la tercera esposa de Donald Trump, fue la estrella de la primera de las cuatro jornadas de la Convención Nacional Republicana, el cónclave que esta semana consagrará a Trump candidato del Partido Republicano a las elecciones presidenciales de noviembre. La presencia de una exsupermodelo en el estrado acentuó la sensación de irrealidad que rodea esta campaña en la que un hombre de negocios y estrella de televisión, sin experiencia política, se ha hecho con las riendas del Grand Old Party, el partido de Abraham Lincoln y Ronald Reagan.

“Él nunca abandona. Nunca os defraudará”, dijo Melania en un discurso sin aristas, lleno de vaguedades y lugares comunes pero en vivo contraste con la retórica divisiva de Donald.

 

Melania elogió el patriotismo de Donald, su integridad, su capacidad de trabajo y su amor por la familia. Prometió que si llega a la Casa Blanca y sucede a Michelle Obama como primera dama, ella se dedicará a ayudar a los más necesitados y a asegurarse de que cada niño de Estados Unidos crezca en un hogar seguro y tenga la mejor educación.

La esposa del candidato republicano presenta un discurso amable en la Convención de Cleveland

La presentó el propio Trump, que apareció en persona ante los miles de delegados en la Quicken Loans Arena, el mismo donde triunfa el baloncestista Lebron James. Es inusual que el candidato hable en la primera noche: habitualmente se reserva para la última. Pero no es insólito que asista a la reunión antes del día D: en 2012, el entonces aspirante republicano, Mitt Romney, voló a Tampa (Florida), que era la sede de la convención, para presenciar al discurso de su esposa, Ann.

“Es mi orgullo presentarles la próxima primera dama de Estados Unidos”, dijo Trump mientras sonaba el himno We are the champions, de Queen.

Melania, nacida en Eslovenia, en la extinta Yugoslavia, en 1970, lleva 18 años casada con Donald, nacido en 1946. Emigró a Nueva York, tras vivir en Milán y París, para desarrollar allí su carrera de modelo. Conoció a Trump en 1998. En 2005 se casaron. A la boda asistieron Bill y Hillary Clinton, rival demócrata de Trump en noviembre. Los Trump son padres de un hijo de 10 años, Barron.

Nunca Melania Trump había hablado tanto tiempo seguido ante una audiencia multitudinaria como la del lunes ante la convención de Cleveland, que ante todo es un espectáculo televisivo, un gran plató a mayor gloria del nominado. Nunca los votantes había tenido la oportunidad de escucharla y conocerla, una sombra hasta ahora alejada de los focos, reticente a enfangarse en la pelea política, relegada al ámbito privado y familiar por un marido omnímodo que en estos años se ha dedica al show business, a la construcción, a los casinos y ahora a la política.

Será difícil que Melania conecte con las votantes asustadas por la retórica machista de Trump, pero en una noche de mensajes de ira y división, de mensajes que excitaban los resentimientos, parecía llegada de otro mundo, un bálsamo en el universo polarizador y crispado de Trumplandia.

Fuente_MARC BASSETS

Barcelona, 19 de julioo de 2016


Sobre esta noticia

Autor:
Vanessa Lara Silva (1590 noticias)
Visitas:
5042
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.