Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

En memoria del General EP (f) Clemente Noel Moral - Héroe del Perú

06/11/2015 15:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El General de División del Ejército del Perú, Clemente Noel Moral, luego de hacer una brillante carrera en su institución armada fue el primer Jefe Político Militar de la Zona de Emergencia en Ayacucho, cuando en 1983 el Presidente Constitucional del Perú, Fernando Belaúnde Terry, le encargará la misión a las Fuerzas Armadas de derrotar al grupo terrorista Sendero Luminoso en ese departamento.

Su estrategia antisubversiva fue tan exitosa que el mismo Abimael Guzmán, cabecilla de Sendero Luminoso, en una entrevista a un medio de prensa admitió que "en 1984 estuvimos a punto de desaparecer". Sin embargo, debido a denuncias y difamaciones de parte de la izquierda, el Presidente Belaunde lo relevó de su cargo. Si hubiera continuado ahí, probablemente hubiera vencido a Sendero y hubiera ahorrado miles de muertos y millones de dólares en destrucción económica al país.

Posteriormente el valiente soldado sufrió por 18 años la persecución judicial y política de las ONG caviares aliadas del terrorismo. Finalmente, el día 5 de marzo del 2005, durante el gobierno de Toledo la Policía Nacional motivada por una orden de un Juez fue a su casa para capturarlo como un vulgar delincuente en su domicilio. El digno oficial de 75 años sufrió de un paro cardíaco en ese momento, muriendo con honor en lugar de ser humillado él y su institución por los aliados del terrorismo.

En este espacio queremos honrarlo con tres artículos que describen muy bien a quien fue este héroe de la patria.

Que en paz descanse General Noel Moral. Los peruanos bien nacidos valoramos su gran labor a favor de nuestra patria.

Frank Krklec Torres

Director del blog Catarsis y Harakiri

_______________________________________________________________________

El Reposo del Guerrero

image

Autor: Luis Giampietri Rojas

El dia de ayer falleció en el hospital victima de un paro Cardiaco el General Clemente Noel Moral .Primer Jefe Politico Militar de la Zona de Emergencia encargado de la lucha Contra la Guerra Subversiva en Ayacucho, guerra iniciada contra el Estado Peruano por Sendero Luminoso y dirigida por el Sanguinario Abimael Guzmán Reynoso.

A diferencia de lo que dicen los manuales Antisubversivos hasta esa época vigentes, y lo reitera SUN TZE en su Libro "EL ARTE DE LA GUERRA", cuando dijera"si no conoces a tu Enemigo, solo contaras tus Combates por tus Derrotas, en el caso de Sendero Luminoso, esto no se había podido lograr hasta momento del inicio de las operaciones por las características de su filosofia Polpotiana y lo estanco de sus Cuadros. Como consecuencia de esto, el accionar de las Fuerzas del Orden encargadas por el Presidente Belaunde y Comandadas por el General Noel, iniciaron sus operaciones antisubversiva en la posición de desventaja que implicaba el desconocer gran parte de la Fortalezas y Debilidades del Enemigo a enfrentar.

Esta anómala situación llevo a un accionar inicial confuso y errático situación que perduro poco tiempo hasta que las Fuerzas comandadas por el General Noel obtuvieron la inteligencia básica en medio del fragor del Combate haciendo de inmediato uso sistémico y ordenado de ella, logrando combatir a los Subversivos en una forma contundente.

Desgraciadamente, como hasta ahora, los Militares pensábamos que la Guerra Antisubversiva era un tema a resolver dentro de nuestro ámbito Castrense. al mismo tiempo, Los políticos a su vez, desconocían, intencionadamente, como muchos lo hacen hasta ahora, que lo Militar no era lo principal, y que la Real Batalla contra la Subversión por siempre, se ha luchado en el Campo Político Y PsicoSocial. Desde esta cómoda posición, muchos de ellos se han beneficiado de los logros de la Guerra antisubversiva y han estado prestos a criticar a las FFAA que han combatido cuando así les ha convenido.

En muchos casos, les han quitando el cuerpo, y paradójicamente, se han sumando a las acusaciones que organismos profesionales anti FFAA les han hecho.Abrumado por la siempre bien afiatada y orquestada critica de las organizaciones de la Izquierda "Huevera" (sic) el Presidente Belaunde relevo en sus funciones al hasta entonces Triunfante General Noel

Como consecuencia de esta decisión se paralizo una importante ofensiva a punto de culminar contra las fuerzas de SL, tal y cual ha sido reconocido por todos, incluso por el propio Abimael Guzmán quien ha expresado que si Noel seguía sus operaciones en seis meses mas, la Subversión hubiese sido liquidada.No podemos dejar de pensar que quizás habrían hoy 25, 000 Peruanos mas con vida, que no hubiesen sido alcanzados por esta vorágine desatada por el Grupo Demencial y Asesino de SL.

Mas de veinte anos después, y basándose en Acusaciones no vinculantes de la CVR, con el apoyo de ONGS como Justicia Viva, el Instituto de Defensa Legal (IDL)la Comisión Andina de Juristas, APRODEH, la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, la Defensoría del Pueblo, y otros Organizaciones no Gubernamentales ONGS jugando en Pared con La Comisión y Corte Interamericana de Costa Rica a través de sentencias a la medida, y contando con el Preocupante e insólito Apoyo de Tres millones de Dólares del USAID del Gobierno Norteamericano, entre otros, se ha Iniciado una implacable persecución Judicial sobre todos aquellos Oficiales y Personal Subalterno que, obedeciendo ordenes de los Jefes Supremos de las Fuerzas Armada que los Comandaron, lucharon y en muchos casos dieron la vida para lograr la Paz de que Gozamos, luego de transitar por épocas de inseguridad y muerte, que parece habríamos ya olvidado.

Ayer, obedeciendo instrucciones de una Juez y un Fiscal de Ayacucho, personal policial, se apersono dos veces a detener al General Noel, y llevarlo preso a Ayacucho. Como era propio en el se negó a entregarse, y como era de esperarse por el mal estado de salud que todos sabíamos por el que pasaba y que fue ignorado por sus captores, su Corazón, Fiel y Solidario, dejo de latir, impidiendo así, que el intento de vejarlo a el y a las FFAA que el representaba se consumara.

Los miserables que orquestaron esta infamia, nuevamente fueron Derrotados por el General Noel .El Ahora esta en la Mansión de los Heroes, y estoy plenamente seguro que la Historia lo recordara como lo que fue, UN HEROE DE LA PATRIA. General Noel continuaremos su batalla.

_____________________________________________________________________

Discurso del Coronel Jorge Salcedo Moron por el fallecimiento del General EP Clemente Noel

image

Hermano Promocional

Nos conocimos en ese lejano 31 de Marzo de 1949, llegábamos a la Escuela Militar de Chorrillos pletóricos de entusiasmo, porque nuestros sueños se habían hecho realidad y así como el buen sacerdote se entrega a Dios, nosotros nos estábamos entregando a la Patria para servirla hasta las últimas consecuencias.

Convivimos cuatro años dentro de nuestra Alma Mater sometidos a una férrea preparación militar, física y moral, que muchas veces nos puso en el límite de nuestra resistencia el que pudimos remontar con grandes esfuerzos; es dentro de estas exigencias en las que nos conocimos y nos hermanamos; y te conocimos no sólo como ese cadete dedicado, alegre, deportista y amigo de todos, también descubrimos en ti al proyecto de excelente oficial de Infantería a través de tus actitudes, conductas y acciones, dispuesto siempre a cumplir con las misiones que te asignaban, sin dudas ni murmuraciones y con esa disciplina, audacia y entrega con las que nos forjaron nuestros Instructores. Cuando nos recibimos como Oficiales de Infantería, fuimos enviados a todos los rincones de la República y si bien es cierto dejamos de vernos, nunca perdimos el contacto promocional, ello nos permitió conocer que en los puestos que ibas ocupando, tu desempeño siempre eficiente, era el fiel reflejo de tu formación profesional.

Ya de Teniente antiguo, te casaste con la mujer de tu vida, Aida, formando un hogar digno que supimos apreciar en cada una de nuestras reuniones promocionales; fruto de ese amor lo constituyeron tus hijos María del Carmen, Teodoro Clemente, María del Pilar y María Lourdes a quienes conocimos de niños y vimos crecer en ese crisol familiar que se forjó en base a esa combinación de amor conyugal, amor filial y el amor de hijos que apreciamos las veces que visitamos tu hogar.

En la cúspide de tu carrera, como General de Brigada, en ese Diciembre de 1982, el Gobierno del Presidente Belaunde te encarga la misión de combatir a los terroristas enemigos de la Patria que amenazaban destruir al Estado Peruano y su Sociedad, para, sobre sus cenizas, levantar un Estado Comunista bajo la dictadura del Proletariado, nombrándote como el Primer Jefe Político-Militar de la Zona de Emergencia de Ayacucho, constituyéndote en el punto de partida para lograr la seguridad y democracia que hoy gozan todos los peruanos, incluyendo a todos los infiltrados que hoy atacan a las FF.AA.

Fuiste feliz al recibir el encargo y te envidiamos, porque habías recibido el honor de luchar por la Patria en peligro, que todo buen militar ansía para sí; lo aceptaste con la seriedad, la profesionalidad y el patriotismo, propios de tu personalidad castrense, no dudaste a pesar de las ventajas que había logrado Sendero Luminoso, después de casi tres años de haber iniciado la Lucha Armada, actuando prácticamente a su libre albedrío terrorista. La Guerra Irregular senderista fue difícil para todos los militares, no por la calidad del enemigo terrorista, sino por la metodología de lucha y tácticas de combate, siempre camuflado dentro de los pobladores y las poblaciones, para tratar de sorprender a las Fuerzas del Orden atacándolas con alevosía y ventaja, usando como ropa de combate el atuendo campesino o el uniforme escolar, empleando a mujeres, ancianos y niños para cubrir a su fuerza de ataque. Es esto lo que generó, a lo largo de toda la guerra, que algunos oficiales, en combate, apresuraran sus apreciaciones, sobredimensionaran sus reacciones y, por la violencia del combate y rapidez de los cambios de situación, tomaran decisiones que comprometieron la seguridad de la población civil que, bajo presión terrorista o por circunstancias del destino, se encontraba en la Zona de Combate; lo cual no tiene ninguna similitud con acciones como La Cantuta, Barrios Altos y mucho menos con el caso de Chile.

Son, esas acciones de combate, las que manipuló mañosamente la comunistoide Comisión de la Verdad y Reconciliación para, valiéndose de los millones de dólares que obtuvo y con la anuencia del Gobierno de Turno, posiblemente comprando conciencias y explotando las necesidades sociales de campesinos en la pobreza y extrema pobreza, lograr vender la idea de la violación sistemática de los DD.HH. como metodología de lucha de las FF.AA., lo que ha servido para, prácticamente, desatar una persecución política contra los Oficiales Jefes de las Unidades que combatieron y destruyeron el aparato militar de Sendero Luminoso y el MRTA.

Y es a ti, General Roberto Clemente Noel y Moral, por tu condición de emblemático primer Jefe Político Militar de Zona de Emergencia, que te erigieron, como el objetivo prioritario, de la maquinaria montada por la izquierda extremista camuflada, ahora de cuello y corbata, infiltrada dentro del Estado, en base a un razonamiento terrorista muy simple; PERSIGUE, ENJUICIA Y ENCARCELA A LA MAYOR CANTIDAD DE OFICIALES QUE LUCHARON CONTRA EL TERRORISMO; PARA QUE, CON ESTE ANTECEDENTE, LOS NUEVOS OFICIALES TENGAN QUE PELEAR CONTRA LOS TERRORISTAS QUE ESTÁN VOLVIENDO A LA LUCHA, FRENTE A DOS NEGRAS ALTERNATIVAS, O MUERES EN COMBATE O SI SOBREVIVES, TE VAS A LA CÁRCEL. General Noel, hermano promocional, contra esto luchaste en los últimos años de tu vida, luchaste por tu honor y por el honor militar mancillado por la Comisión de la Verdad; no te pudieron matar con las armas en los Campos de Combate, no lograron asesinarte cuando dejaste de comandar en el Ejército, como lo hicieron con nuestro promocional General López Albújar, ayer, indirectamente, te asesinaron, a través de esas sucias maniobras políticas, para las cuales no estamos preparados; y lo han hecho con la alevosía y ventaja propia de los terroristas, aprovechando los males de tu salud, la falta de medios para contrarrestar las millonarias campañas de los a láteres del senderismo que conformaron la Comisión de la Verdad y, la desaprensión del pueblo peruano por el que luchaste y estuviste dispuesto a morir.

Antes de terminar, Roberto Clemente, permíteme recordar una anécdota que te pinta de cuerpo entero; cuando cadetes, en una marcha de 20 kilómetros regresábamos a la Escuela, cuando faltaban dos kilómetros para llegar, ordenan el paso ligero, el promocional que corría en mi delante cargaba sobre sus hombros ese pesado Fusil ametralladora ZB 30; cuando faltaba poco menos de un kilómetro, todos estábamos muy cansados, peor el que llevaba el ZB 30, de pronto te colocaste a su costado y escuché que le decías ¿cambiamos de armas? se miraron e hicieron el cambio, como respuesta solo escuché un gracias, no hubieron otras palabras, para mi ese silencio fue grandioso.

Hoy, a nombre de la promoción y posiblemente de todos tus camaradas, lleno mi corazón del espíritu de ese promocional y te digo, gracias Roberto Clemente, por el ejemplo de tu lucha indesmayable por tus principios castrenses. Gracias, porque mantuviste tu dignidad de soldado a pesar de todo lo que te hizo la sucia política extremista que incluso, pretendió encarcelarte a pesar de la gravedad de tu salud.

Gracias por el ejemplo de tu lucha frente a la Comisión de la Verdad que, con todo el poder de sus dólares y todo el poder de su capacidad para hundir a sus enemigos, no pudo doblegar tu espíritu, lo que te ha convertido en el adalid de esta lucha política extremista contra los militares.

Por último gracias Roberto Clemente, porque tu ejemplo será seguido por los oficiales que sigue siendo acosados por acción de la Comisión de la Verdad y porque la fuerza de tu imagen quedará impresa en el corazón de los oficiales jóvenes y los impulsará, en un futuro mediato, con el patriotismo propio de los militares, a luchar, contra ese terrorismo remozado con la ayuda de los gobiernos de este siglo y a pesar de nuevas Comisiones de la Verdad que puedan caer.

General Roberto Clemente Noel y Moral y hermano promocional, conociéndote como el soldado que eres, sería una blasfemia decirte, descansa en paz, por lo menos hasta que los militares que has dejado en este Perú de tus desvelos, logren, de alguna manera, derrotar militar y políticamente a ese enemigo terrorista que empuña las armas y al terrorista camuflado, de cuello y corbata, infiltrado en los estamentos del Estado; y para ello, necesitamos que, desde donde te encuentres mantengas proyectado, sobre todos los Oficiales de las FF.AA. ese espíritu de lucha, esa entrega, esa profesionalidad y ese amor por la Patria que te caracterizaron en vida.

Roberto Clemente, hasta que Dios lo disponga.

Jorge Salcedo Moron03 de mayo del 2005

_________________________________________________________________________

La muerte del General Noel y los Mitos a destruir

image

Hace poco más de un mes falleció el General Clemente Noel y Moral; como se sabe el primer Jefe de la Zona de Emergencia que se creó en Ayacucho en diciembre de 1982 con el fin de frenar el crecimiento de Sendero Luminoso.

El día de su muerte, el General debía presentarse ante un Tribunal que se encargaría de juzgarlo por su gestión en Ayacucho. La actuación de dicho Jefe Militar siempre fue motivo de controversias y polémicas de las más diversas, desde los primeros días.

La razón fundamental es una. Cuando se habla de lo ocurrido en la década delos ochenta y parte de los noventa y cuando se habla de Sendero Luminoso o del Informe Final de la Comisión de la Verdad, todos en el Perú, sin excepción, se resisten aceptar un hecho de la realidad que explica muchas cosas.

Mitos.-

En 1982 lo que hace Sendero debería ser ya historia conocida. Sin embargo, no lo es o nadie quiere aceptarlo. Ellos habían logrado despertar expectativas entre campesinos que veían como cuando llegaban los "compañeros", huían los policías, los abigeos se arrodillaban ante ellos, las autoridades pedían clemencia y hasta el profesor de la escuela debía enseñar de lunes a viernes porque si no el "Partido" los castigaba y para que eso ocurriera solo bastaba que cuando llegaran las columnas armadas la población los acusara.

Es cierto que si bien Lima se horrorizaba por el hecho que en muchos lugares se asesinaran campesinos, nadie se tomaba el trabajo de explicar que los primeros muertos eran prestamistas, usureros y abigeos Por eso en Ayacucho, en el campo primero y después en la ciudad, ocurriría algo distinto porque los muertos eran finalmente elementos perturbadores de la vida cotidiana.

Primero fue el campo, luego sería la ciudad. Recuérdese que el 3 de marzo de 1982, varias columnas armadas abren fuego, todas a la vez, contra todos los locales policiales de la capital de Ayacucho y en un operativo militar, sin precedentes en esta historia, toman el local del CRAS de Ayacucho, reducen al personal policial (guardias republicanos) y los liquidan, liberan a todos los presos los reúnen en el patio, izan una bandera roja con la hoz y el martillo, cantan el himno senderista y salen por la puerta principal.

Siete anos después, Guzmán admitiría que el mismo dirigió el operativo y ese día se expuso a medio partido porque se tenia que liberar a la otra mitad que estaba presa.

Control senderista.-

Desde ese día, la historia cambió. Por eso en septiembre de ese año cuando muere Edith Lagos, una joven huamanguina, hija de una familia respetada y que se había fugado del penal de Ayacucho su entierro es multitudinario. A la plaza de armas de Ayacucho se calculan en 50 mil las personas que asisten al funeral de la joven que es enterrada en un ataúd envuelto con una bandera roja. No solo eso: la multitud gritaría: ¡Edith Lagos! ¡Presente! ¿Quién la mato? ¡Belaúnde! ¿Quién la vengará? ¡El pueblo!

Lima, se alarma, los diarios muestran fotografías que parecen trucadas. No hay duda: algo pasa en Ayacucho. Sendero es algo mas que un grupo de aventureros. La policía ha fracasado. El gobierno tiene que admitir que el problema se la ha ido de las manos.

Llega Noel.-A ese Ayacucho llega el General de Brigada EP Clemente Noel y Moral. No llega a una ciudad y a un departamento cuya población pedía a gritos que se expulse a Sendero. Llega, literalmente, a recuperar una parte del territorio nacional -y para el caso ya no interesa saber la razón- que veía a Sendero con ojos distintos a como los vemos hoy en día.

Será, sin embargo, un hecho no previsto ?macabramente fortuito- el que marcara la gestión de las Fuerzas Armadas en general y del General Noel en particular: el asesinato de ocho periodistas en la comunidad de Uchuraccay; ocurrido exactamente un mes después de instalados los militares.

El otro hecho que los "entendidos en la materia" no subrayan es que en 1982, en Ayacucho la policía había abandonado el control de casi todo el departamento y que se había replegado a los principales centros poblados. Sendero, por esa razón, caminaba y controlaba todos los caminos y buena parte del territorio ayacuchano.

La estrategia senderista.-

Y finalmente, algo que es central: la estrategia senderista puesta en práctica desde los primeros días. Dicha estrategia buscaba controlar las comunidades campesinas, por las buenas o por medio de la fuerza no solo para expulsar a todo lo que representara al Estado sino fundamentalmente para militarizarlas.

Los senderistas debían construir su Ejercito Guerrillero Popular, su EGP, en base al trabajo campesino, a su avance en el campo. El esquema es más o menos el siguiente. Ellos al llegar a una comunidad debían organizarla en un Comité Popular a la que debían instruir y ganarlas para su causa.

Sin embargo, debían también formar en ella dos de las tres fuerzas con las que debía contar el EGP: la llamada fuerza local y la fuerza de base. La fuerza local recibía instrucción militar y era entrenada para obtener información y hacer inteligencia. La fuerza de base, no porque era toda la población, que participaba por las buenas o por las malas.

El EGP debía contar también con la llamada fuerza principal pero ésta se construía o formaba en lugares escogidos y seleccionados previamente por varias consideraciones políticas y partidarias.

El General Noel, llegó entonces a un Ayacucho donde no solo habían expectativas en torno a Sendero sino donde no había policía y donde la población estaba organizada por Sendero; otra vez, por las buenas o por la fuerza.

Sin directivas políticas y sin marco legal.- Sin embargo, hay algo más grave, el General Noel llegó sin instrucciones precisas. A él le dijeron "Vaya actúe y resuelva el problema". Nada más. Hay a quienes no les gusta recordar pero cuando llegó el General Noel a Ayacucho no existía legislación alguna al respecto. La Ley N° 24150 que regula las Zonas de Emergencia y que señala las atribuciones, funciones y obligaciones del Jefe de una Zona de Emergencia se promulga recién en 1985.

Es por esa razón que a los Estados de Emergencia, los militares que llegan, en realidad lo harán para asumir una responsabilidad militar y no política.

Tal vez dos anécdotas que cuenta el General Huamán, quien fuera el que sucediera a Noel y Moral, son significativas e importantes para entender el problema. Una vez instalado el General y luego de visitar todo Ayacucho, encuentra que los campesinos tienen infinidad de demandas. Logra una comunicación fluida porque es serrano como ellos, habla en quechua, come con ellos y gusta de los mismos potajes, se saca las botas, baila en sus fiestas.

Cuando regresa al cuartel y se comunica con los otros sectores del Estado como agricultura, salud, educación, vivienda o transporte, y les cuenta sus experiencia y transmite las necesidades de cada comunidad, la respuesta que encuentra es la misma: el presupuesto para 1984 ya esta aprobado; solo hace falta ejecutarlo; lo sentimos General, solo Lima puede ordenar un cambio de planes......Y cuando llama a Lima, le dicen: de cuenta a sus superiores y que el Ministro de Guerra pida en un Consejo de Ministros, las modificaciones correspondientes.

Pero además, percibe que los funcionarios públicos ni siquiera cumplen con sus obligaciones. Una noche llego al Hospital de Ayacucho y pregunto por el medico de guardia. Le dijeron que no se encontraba y nadie supo decirle cuanto tardaría. El General decidió esperarlo, mientras hacía un recorrido por las instalaciones del nosocomio. El médico de turno nunca llegó. Dos horas después y con una inocultable indignación opto por retirarse.

Al salir vio detenerse un automóvil de donde descendió un hombre en estado de embriaguez, con saco blanco y frente sudorosa: era el mismísimo doctor (en teoría de guardia) que retornaba de una fiesta. El General lo hizo detener con unos soldados, lo encerró en un calabozo y envió al hospital a un medico del Ejército para que cubriera el servicio del medico "juerguero".

Al día siguiente, todo Ayacucho comentaba la anécdota y si se hubiera hecho una encuesta toda la población estaba de acuerdo con lo hecho por el General. El lunes siguiente el doctor y el cuerpo medico lo acusaron por abuso de autoridad y el Jefe Departamental de Salud lo acusó por intromisión en una jurisdicción que no le correspondía.

El General Noel llegó a Ayacucho a cumplir con un encargo político sin contar con una legislación adecuada, sin reglas ni directivas políticas claras y solo pudo colocar los cimientos de lo que luego sería la estrategia contra subversiva que derrotaría políticamente a Sendero porque le quitó el campesinado a un grupo maoísta.

Lo que hizo Noel.-

Sin embargo, en 1983 solo pudo hacer tres cosas: proteger a la población que no había sido ganada por Sendero; poner punto final al libre tránsito de Sendero en el departamento y eso lo hizo colocando Bases contra subversivas que, en muchos casos, no pudieron evitar enfrentarse a la llamada fuerza local de Sendero, esto es a la población civil; y finalmente enfrentar a Sendero allí donde ellos tenían sus principales reductos.

Finalmente, nadie dice que Sendero le dio prioridad al trabajo en el campo y lo organizó porque ellos eran un grupo maoísta y la revolución que preconizaban debía ser del campo a la ciudad. Por esa razón cuando el Presidente de la CVR, Salomón Lerner, dice que tres de cada cuatro muertos eran campesinos quechua hablantes, dice una verdad a medias porque no dice que el teatro de operaciones de la confrontación no fue elegido por el gobierno ni por las Fuerzas Armadas y menos por el General Noel sino por Sendero por razones estrictamente ideológicas.

Tal vez el mejor homenaje que ha recibido el General Clemente Noel, haya sido el que Abimael Guzmán dijera, luego de la gestión del vapuleado y vilipendiado General Noel, "en 1984 estuvimos a punto de desaparecer".

Quienes todavía no han reconocido el papel que jugó en toda esta historia este General es la sociedad peruana. El tiempo, sin embargo, suele encargarse de ello.

Informe especial N° 5 de Andrick Service16 de abril del 2005________________________________________________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2257 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
280
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.