Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sedelu1 escriba una noticia?

Monstruo marino que vivió hace 480 millones de años

13/03/2015 05:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta criatura fue al parecer "una de las más grandes que vivieron en aquella época

Un grupo de paleontólogos de las universidades de Yale y Oxford ha descubierto una especie de crustáceo gigante que habitó la Tierra hace 480 millones de años. Esta criatura fue al parecer una de las más grandes que vivieron en aquella época, con dos metros de longitud, explica la británica Allison Daley, autora del estudio. De acuerdo a las conclusiones de la investigación, publicada en la revista Nature, el monstruo marino tenía en la cabeza una corona de apéndices que filtraba los alimentos. Asimismo, es el representante más antiguo conocido de los gigantes acuáticos que se alimentan filtrando el agua de mar, como la ballena.

La nueva especie fue nombrada 'Aegirocassis benmoulae' en referencia al nombre del cazador de fósiles marroquí Mohamed Ben Moula, que descubrió los restos en Marruecos, así como al nombre del gigante Aegir de la mitología nórdica, que personifica el poder del océano, y a la palabra latina cassis, que significa casco. Aegirocassis benmoulae' forma parte de la familia desaparecida de los anomalocarídidos, animales marinos que aparecieron hace 520 millones de años. Sin embargo, hasta el presente la mayoría de los anomalocarídidos descubiertos eran depredadores que se encontraban en el vértice de la cadena alimentaria, cerca de nuestros actuales tiburones.

Se trata del Animalocaris más grande y posiblemente al último de su especie

Esta nueva especie de anomalocarídido se asemeja más a nuestras ballenas, las cuales también filtran el agua de mar a través de sus barbas o láminas córneas que poseen en su maxilar para retener el plancton. Filtrar el agua es probablemente una de las formas animales más antiguas de conseguir alimento, pero los filtradores anteriores eran más chicos y usualmente estaban atados al fondo marino, explicó Daley. Según la investigadora, se trata del ejemplo de gigantismo de un filtrador con movimiento autónomo más antiguo que se conoce. Marruecos ha sido el escenario del hallazgo de nuevos fósiles de una criatura marina prehistórica de hace 450 millones de años que ha revelado nuevos detalles sobre la evolución de los antepasados de los crustáceos, los insectos y los artrópodos modernos. El descubrimiento, realizado por un equipo de investigadores de las universidades de Oxford (Reino Unido) y Yale (EE.UU.) ha sido publicado en la revista Nature.  Esta nueva especie, bautizada como Aegirocassis benmoulae por su descubridor, Mohamed Ben Moula, vivió hace unos 480 millones de años durante el período Ordovícico en el sureste de Marruecos y sorprendentemente se trata de un fósil perfectamente conservado en tres dimensiones.  Según los paleontólogos, este ejemplar, que pertenece a la familia de los anomalocarídidos (gamba extraña) alcanzó un tamaño de más de 2 metros de longitud pero, a pesar de su tamaño se alimentaba exclusivamente filtrando plancton, revelando que en esta forma de vida no solo había depredadores. Este descubrimiento muestra que durante el Ordovícico los ecosistemas acuáticos planctónicos estaban ya desarrollados y eran complejos, ya que podían alimentar a un animal tan grande, en contraste con el periodo anterior del Cámbrico, comenta Peter Van Roy, coautor del estudio.  Gracias a este hallazgo, los paleontólogos están de acuerdo en que se trata del Animalocaris más grande y posiblemente al último de su especie. En la cabeza cuenta dos apéndices espinosos que utilizaban para agarrar a sus presas y una boca de forma circular rodeada de placas dentadas. Además, presenta dos juegos dos juegos de aletas en el cuerpo y no uno como se creía hasta ahora.

 De otro lado, el estudio de los fósiles ha revelado unas estructuras filamentosas en la parte posterior del animal que los expertos creen que servían para la respiración: hemos demostrado que el conjunto superior equivale a las extremidades posteriores de los artrópodos, mientras que el conjunto inferior corresponde a unas patas modificadas y adaptadas a la natación. Esto resuelve un aspecto previamente problemático de la anatomía de los anomalocáridos, porque demuestra que las extremidades de dos bifurcaciones de los artrópodos modernos surgió a través de la fusión de estas dos estructuras, confirmando a su vez que los anomalocáridos representan una etapa muy temprana en la evolución de los artrópodos, concluye Van Roy.

Esta criatura fue al parecer "una de las más grandes que vivieron en aquella época"


Sobre esta noticia

Autor:
Sedelu1 (622 noticias)
Visitas:
4086
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.