Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eonhadico escriba una noticia?

Neutrinos, el Barrio Sésamo cósmico ya tiene a su Caponata

15/04/2014 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Los investigadores del detector de neutrinos IceCube han bautizado sus descubrimientos con los nombres de los personajes de la serie infantil Barrio Sésamo

Primero fueron Bert y Ernie (los que en España conocíamos como Epi y Blas), y ahora le toca a Big Bird, la vieja Caponata, pero esto no es un flashback de Barrio Sesamo, sino que estamos hablando de la búsqueda de partículas subatómicas del espacio profundo. Y es que a los investigadores de un detector de neutrinos les pareció gracioso bautizar sus descubrimientos con los nombres de los personajes de esta serie infantil, así, Big Bird es el apodo que le han dado a los neutrinos cósmicos de mayor energía jamás detectados.

Los neutrinos son partículas sin masa casi que nacen en el Sol y que son generados por algunos procesos naturales, como la desintegración radiactiva de los elementos más pesados. Pero también tienen su origen en el espacio profundo por objetos mucho más masivos, las supernovas y los agujeros negros supermasivos que se encuentran en los centros de las galaxias. Pero aunque estas partículas procedentes de fuera de nuestro sistema solar llevan impactando contra nuestro mundo durante toda su historia, solo hemos sido capaces de detectarlos recientemente.

Los astrónomos esperan poder leerlos como si fueran mensajes cósmicos. Muchas partículas son desviadas o absorbidas por otros objetos a medida que viajan a través del universo, por lo que saber cuál es su procedencia exacta es algo muy complicado. Otra de las propiedades de los neutrinos es que apenas interaccionan con los objetos, así que cuando nuestros detectores registran su paso estos se encuentran casi indemnes, lo que podría permitir que fuesen utilizados para reconstruir los detalles de los eventos que los produjeron.

El año pasado, los investigadores encargados del detector de neutrinos IceCube, situado en el Polo Sur y diseñado específicamente para investigar los neutrinos cósmicos, anunciaron la detección de la primera señal clara de dos partículas de alta energía, el equipo las bautizo como Bert y Ernie. Cada una de ellas tenía una energía de aproximadamente 1 millón de millones de electronvoltios, un petaelectronvoltio (PeV).

Pero no fueron los únicos, poco después aparecieron otros 26 candidatos, y aunque no eran tan energéticos como Bert y Ernie, su origen parece estar claramente situado fuera del sistema solar. Fue en noviembre cuando se pudo confirmar la veracidad de estos 28 descubrimientos.

Para entonces, el equipo se había dedicado a reexaminar algunos datos parcialmente analizados, entre ellos apareció el que podría ser el neutrino de mayor energía detectado, al que bautizaron como Big Bird.

image

Los neutrinos Bert (izquierda) y Ernie (derecha).

Credito: IceCube/ Symmetry

Ahora Big Bird tiene un estatus oficial, aparece ya en dos informes presentados la semana pasada por los miembros del equipo IceCube en la reunión de la American Physical Society en Savannah, Georgia. "Es más enérgico que Bert y Ernie, en aproximadamente un factor de dos" comento Chris Weaver, miembro del IceCube, "y es el neutrino más energético jamás detectado". Nuevos análisis realizados sobre esta detección confirman que de momento no hemos sido capaces de detectar otro neutrino con esos niveles de energía.

Pero a pesar del record de Big Bird, no es algo revolucionario. El hecho de que su energía sea solamente dos veces más alta que la mostrada por Bert y Ernie refuerza la sospecha de que hay un pico en los neutrinos PeVs. Algunos investigadores piensan que el responsable de la distribución de la energía de los neutrinos es la misteriosa materia oscura, aunque otros piensan que simplemente no hay fuentes cósmicas que generen neutrinos de una energía más alta.

Weaver señala que el próximo objetivo es averiguar que objetos son capaces de producir estos neutrinos, algo que podría ser detectado gracias a la detección de un grupo de neutrinos que parezcan tener su origen en un mismo punto del espacio. "A largo plazo, detectar más neutrinos sería mucho más interesante, ya que nos permitiría estudiar realmente el espectro de energía de la fuente y aprender acerca de los procesos que producen los neutrinos", agrego.


Sobre esta noticia

Autor:
Eonhadico (607 noticias)
Fuente:
espacioprofundo.es
Visitas:
4237
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.