Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

¿Por qué oponerse a la Ley Bruce - "Matrimonio Gay" ?

05/12/2013 05:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La ley Bruce escrutada image "Los occidentales, sobre todo los intelectuales, sufren por la dispersión de su universo. El estallido y la oscuridad de la lengua poética, la abstracción de la pintura, aíslan a los poetas y artistas del gran público al que afectan al desdeñar, del pueblo para el cual, en el fondo de sí, creen obrar (...) La ideología aporta quizás el sentimiento ilusorio de la comunión con el pueblo, de una empresa regida por una idea y por una voluntad"

Raymond Aron. El opio de los intelectuales. Autor: Gonzalo Banda Lazarte Pareciera ser que, de un tiempo a esta parte, para un sector de la prensa de opinión y de algunos intelectuales y artistas, todo aquel ciudadano peruano que no esté de acuerdo con el proyecto de ley que regula las uniones civiles homosexuales (ley Bruce), es un desalmado ser humano que no entiende qué es el amor, un ignorante homofóbico cavernícola que desconoce los principios constitucionales sobre la igualdad ante la ley y un dogmático fundamentalista que intenta imponer su moralina religiosa, en un Estado laico. Estos calificativos se le han enrostrado al 70% de ciudadanos peruanos que se oponen al proyecto de ley Bruce.

Deploro estos calificativos, como también deploro a quienes, recurren a la bajeza de discriminar y odiar a una persona, sólo por tener una orientación sexual distinta. Dicho esto, voy a sostener en este artículo una idea: creo que el derecho no debe regular las uniones civiles homosexuales, con el fin de convertirlas en una nueva institución que denominan "matrimonio igualitario" o crear jurídicamente un nuevo modelo de familia, que es la pretensión final de quienes promueven esta ley, según sus mismas declaraciones.

La discusión que ha planteado el congresista Bruce es la legislativa. La vía legislativa no es la competente para debatir este proyecto. Sostengo esto, porque lo que está en cuestión es el modelo de familia protegido expresamente por la Constitución Política de 1993. El legislador constituyente reconoció un estado de protección especial a la familia y al matrimonio expresa e indubitablemente. Estas mismas razones fueron expuestas en su momento por el Ministerio de Justicia, y determinaron el archivo de un similar proyecto de ley anterior -el 4181 del año 2010-, argumentando que todo el orden jurídico constitucional y los tratados que había ratificado el Perú en temas de derecho de familia, consagraban la protección jurídica y la defensa del matrimonio y la familia como institutos naturales (art. 4º Constitución Política del Perú, artículo 17º Declaración Universal de los Derechos Humanos, art 16º Convención Interamericana de Derechos Humanos) y por tanto legislar, para crear una unión civil de parejas homosexuales supondría proteger y crear un nuevo modelo de familia que el legislador constituyente no había previsto. Por tanto si el debate quiere llevarse a fondo, que el congresista Bruce plantee el debate constitucional, pero que no se intente aprobar un matrimonio igualitario, por una vía no competente.

La interpretación del término "natural", es sencilla: el derecho a matrimonio es un derecho que se configura cuando un varón y una mujer deciden (consienten, el matrimonio se configura con el consentimiento) en conformar una familia para la mutua asistencia de los cónyuges y la educación de los hijos que pudieran engendrarse. Que haya parejas que no tengan hijos o familias donde alguno de los padres esté ausente, no invalida la naturalidad de la unión familiar, porque se trata de defectos que no alteran el quid propter (el fin propio) del matrimonio. Ese ha sido, desde hace miles de años, el modelo de matrimonio y familia de Occidente. No puede interpretarse de otra manera la norma constitucional.

Hay quienes argumentan que el artículo 2 inc. 2 de la Constitución -que consagra la igualdad ante la ley y la no discriminación- ampara la pretensión del proyecto de ley Bruce. Sin embargo esta interpretación es errada. El Estado Peruano no está discriminando a nadie, porque sencillamente no existe el derecho a matrimonio de personas homosexuales (al menos en la Constitución Política). Es decir, a ningún hombre ni a ninguna mujer le asiste el derecho a casarse con alguien de su mismo sexo, por tanto nadie es discriminado por esta condición, como tampoco nadie es discriminado en el derecho a casarse cuando la ley exige por lo menos 16 años para hacerlo, o cuando prohíbe el matrimonio de un raptor con la persona raptada o el matrimonio de dos personas con segundo grado de parentesco directo o colateral. La medida del derecho, su extensión se encuentra limitada en sí misma, por voluntad expresa del constituyente, no por nuestro antojo.

Otro asunto, distinto si la intención es asegurar que el patrimonio no caiga en manos de herederos "no deseados" (problema que no sería exclusivo de personas homosexuales, como en el caso de padres abandonados por sus hijos o atormentados por su familia) o garantizar otros patrimoniales, entonces debe reformarse las instituciones patrimoniales con detalle. Mezclar los problemas parece más una salida ideológica que lógica. Si el congresista Bruce quiere plantear el debate es otro el fuero competente.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
154
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.