Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hazelblogynolaguerra escriba una noticia?

Otra forma de vender por mail (I)

04/04/2014 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Hay gestos cotidianos que hacemos casi sin darnos cuenta, como consultar nuestro correo electrónico (el privado, no el del trabajo) en algún momento del día. Mis ojos recorren el largo listado de mi bandeja de entrada y mi dedo va borrando de forma automática, uno tras otro, todos aquellos mails que casi nunca me aportan nada: Groupon, Groupalia, Vente-privee, Paloma de la Vega, booking.com, ClubOferting10, ClicPlan Travel, Exclusivos Groupalia, Ventas Privadas del Día, Weekend Club…

Pero a veces mi dedo se para como quien encuentra la pepita de oro entre los granos de arena, y entonces me preparo para abrir y disfrutar uno de esos pocos correos, escasos pero valiosos, que también venden algo -una marca, un producto, una oferta- pero de otra manera. Es lo que yo llamo el branded content hecho email.

El que hoy voy a destacar es ese mail semanal que, desde hace más de un año, recibo de un agricultor y productor de frutas y hortalizas de la zona llamado Cristóbal Hevilla, que vende en un mercadillo ecológico los sábados. Confieso que nunca le he comprado nada -mi proveedor de fruta y verdura ecológica semanal reparte cerca de mi oficina, y esto es definitivo- pero se nota que Cristóbal disfruta tanto escribiendo sus emailings como vendiendo sus productos. Leerle es un placer porque antes de ofrecernos el listado de productos y anunciar el día y la hora de su próximo mercadillo, escribe una especie de crónica de cómo está el campo, cómo le está afectando la lluvia o la falta de ella, el sol, el viento de terral… Cómo va la siembra, cómo están preparando la tierra, ‘estercolando, maquineando, sembrando, regando… para los primeros melones, calabacines, pimientos y berenjenas’ … Y lo hace como si fuera alguien de la familia, cercano y didáctico pero también dándole –casi sin querer- un valor añadido a su producto y a todo lo que hay detrás de la producción. ¡Qué lejos del estereotipo de agricultor rudo y analfabeto de otros tiempos...!

Echando un repaso a sus mails, que no solo no borro sino que los voy atesorando en mi carpeta de favoritos, he recogido algunos párrafos que dan idea de la pasión que pone en sus textos:

‘… Por otro lado las falta de lluvias en los cultivos de secano o en plantas silvestres está teniendo un efecto extraño, ya que por ejemplo los almendros que por esta zona suelen comenzar la floración en las últimas semanas de diciembre, este año no lo han hecho, presumiblemente por falta de humedad, uno de los nutrientes básicos para poder llevar a cabo tan agotadora, enérgica y linda tarea…’

Más sobre

‘… Es admirable y mágico observar cómo algunas verduras han acelerado el crecimiento, como si algo o alguien les hubieses avisado de la cercanía de la primavera, de los ciclos largos, del aumento de las horas de luz. Muchas de las verduras que tenemos cultivando, iban creciendo antes de las Pascuas a ritmo lento, como le corresponde a la época del año que disfrutamos, pero en estas semanas han pisado el acelerador y ¡ZAS! listas para recolectar. Sobretodo ha sido visualmente espectacular con los hinojos, alcachofas, habas y algunas lechugas…’

Me sorprende siempre cómo Cristóbal lo mismo comparte su rabia ante las últimas fechorías de ‘las dichosas liebres que se han zampado casi la mitad de las coliflores tempranas que habíamos plantado’ que la ternura de un momento familiar: ‘me quedo con el abrazo que mis dos hijas me dieron el martes antes de irse al cole, al bajar las escaleras después de asearse y peinarse…. Qué sentimiento más agradable me produjeron ese par de minutos…" O, como si se tratara de nuestra abuela, se anima a enviarnos su receta de paté o majaillo de almendras o la de su salsa de requesón y rabanillos.

Una forma tan humana y familiar de presentar sus productos que una casi quiere convertirse en vegetariana leyéndolo. ¿Qué lo diferencia del resto de correos que presentan productos, ofertas, descuentos o promociones? La pasión por lo que hace y por contárnoslo, el nulo tufillo comercial de un agricultor enamorado de su trabajo que, al terminar el listado de productos con sus precios, siempre firma sus emails con ¡Un gran beso a todos!


Sobre esta noticia

Autor:
Hazelblogynolaguerra (182 noticias)
Fuente:
hazelblogynolaguerra.es
Visitas:
1244
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.