Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alamiro escriba una noticia?

El pasado heroico y el presente vergonzante

12/05/2011 16:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Algo así como una respuesta

fraterna al compañero

Daniel Bautista Arroyo

Alamiro Gutti Martin

T-12-01-2011

Compañero Daniel:

Tiene Ud. mucha razón, no nos conocemos ni Ud. ni yo, pero queda algo de lo que quiero hablar y es que somos una especie en extinción, hablo de los apristas ideológicos, los que sienten, viven, sufren y mueren cuando se hace de la obra de Haya de la Torre un estropajo para limpiarle el piso o las pezuñas a tanto "chivo... cabra o cabrío" y principalmente del todo poderoso Sr. de Palacio.

Los apristas ideológicos, los que creemos en la gran revolución, sabemos que todo esto tiene que pasar y que un día irán a la cárcel, sino a la tumba, como enviarían los viejos apristas a los ladrones de ahora y que todas las riquezas que hayan acumulado van a ser expropiadas por el pueblo mismo que es de donde proceden. Con esos dineros ahora gozan y disfrutan impunemente, dando mal ejemplo a sus hijos y a los jóvenes de nuestra patria, los que aceptan que se "haga obra aunque se robe", los que se encuentran en la vorágine de la alienación o despersonalización sin entender que hay cosas más importantes que las que el poder los insta a consumir, que una droga o una superflua diversión son aliadas de su adormecimiento para continuar con el festín del erario nacional.

Por eso defender la ideología y la historia del aprismo revolucionario con todos los hombres y mujeres que dieron su vida, su libertad y su sangre, no es defender a los bandidos de hoy, a los del Castillo, Mulders, Zumaeta, Alva Castro, Cabanillas, Velásquez, Aranas, Quezadas, etc. serviles botones del bandido de palacio que manda a su favorita a enfrentarse hablando de moralidad y anticorrupción para cerrarle el pase a su ex o todavía escudero del castillo, porque nada está dicho para el manejador de marionetas y puede que en su delirio de sobredosis de litio esté preparando una nueva movida para darnos la sorpresa pensando que somos idiotas sin conciencia como los tiene acostumbrados a los llamados cuarentones y a todo su séquito de mudos chicheños de ocasión y convicción

Por eso leer a Carlín, es mirarse a uno mismo desde muy adentro o desde la vereda de al frente es como volver a ser el hombre al que la vida le dio la oportunidad de ser padre, hijo o un simple caminante que ama, que siente, que ríe ... y que también llora.

Ojala que esto lo leyera García para que sienta que no es inmortal, que la vida a veces es un segundo y se apaga si avisarnos y con eso se acaban los egos, las pataletas, las riquezas, los grandes discursos histriónicos que no se sienten y que se dicen para engatusar a los desubicados y convencer a los arribistas que comen ahora, no dandose cuenta que la vida se puede acabar y eso nos aparta para siempre de los nuestros y solo quedan malos recuerdos en la gente que con lastima por respeto a sus mortales huesos solo dirán que fue bueno, acabándose todo en una tumba fría donde nadie nos recuerda

Estamos como cuando se cayó el muro de Berlín o el bloque soviético, casi sin atinar a nada (hoy ya no tanto), estamos como El niño perdido en la intemperie que Eduardo Galeano describía a la caída del socialismo de estado, cuando el partido comunista italiano se cambia de nombre ruborizado por los nuevos tiempos, cuando los sandinista después de haber luchado en su revolución pierden las elecciones en Nicaragua a manos de violeta chamorro con ayuda de los yanquis:

"Parece que ya no hay sitio para las revoluciones, como no sea en las vitrinas del Museo Arqueológico, ni hay lugar para la izquierda, salvo para la izquierda arrepentida que acepta sentarse a la diestra de los banqueros. Estamos todos invitados al entierro mundial del socialismo. El cortejo fúnebre abarca, según dicen, a la humanidad entera. Yo confieso que no me lo creo. Estos funerales se han equivocado de muerto."

Parece que sucediera lo mismo con el APRA o mejor dicho con todo lo que signifique ser de izquierda o ser revolucionario, yo también confieso desde los más profundo de mis sentimientos que lo vivido, lo luchado, las propuestas revolucionarias no han muerto y que el aprismo auroral renacerá de sus cenizas para hacer lo que unos imberbes mentales asesinaron.

Galeano condenaba al llamado socialismo real cuando se comportaba igual que su rival y decía como Haya de la Torre:

"Yo nunca compartí la actitud de quienes condenaban al imperialismo en el mar Caribe, pero aplaudían o se callaban la boca cuando la soberanía nacional era pisoteada en Hungría, Polonia, Checoslovaquia o Afganistán. Puedo decirlo, porque no tengo cola de paja"

Y se puede decir que en un hombre de izquierda en Latinoamérica estaba vigente el pensamiento que dio ser al aprismo, que ahora este avasallado por algunos bandidos, porque no encuentro otra palabra para llamarlos, que hacen y deshacen con el gobierno y destruyen la obra de Haya de la Torre, por eso creo que esto no es más que un recodo en el camino y un día tendrán que salir del templo los fariseos que estafan al pueblo y se regodean con el poder, el pueblo peruano tampoco es tonto, les tomara cuentas a los que tengan dineros no habidos y que signifiquen desbalances patrimoniales.

Nosotros sabemos que todas las supuestas movidas de Mercedes Araoz son las que elucubra García y ya no nos puede meter gato por liebre, tiempo al tiempo, poco a poco y veremos cómo los ídolos de barro se empiezan a caer, quizás se caigan solos por el peso de sus mentiras o la gordura de sus falsedades, pero al final darán de tumbos y allí no abra prescripción de los delitos, ni sacada de vuelta a la ley o los beneficios que da un juez corrupto (no aprista). Por eso el mandón de palacio le prende velas tras velas a todos los santos para que ganen Castañeda, Keiko o PPK. Hasta preferiría a Humala o Toledo, porque si prende la candidatura de Despertar Nacional, tendrá que vérselas con los hombres que persiguió, encarcelo y asesino, tendrá que mirarles la cara a los muertos de molinos a los que mando repasar sin compasión, a los desaparecidos en su gobierno, muchos de cuyos dirigentes hoy persigue a sabiendas que si logran llegar al gobierno, tendrá que fugar del país para que no se lo enjuicie por todos sus malos actos.

En todos los delitos descubiertos hasta hoy hay un denominador común y este es desprecio a la inteligencia del pueblo, el creer que nos pusieron una ampolleta amnesia e idiotez, una tonelada anestesia para no sentir nada, millones de dosis de somníferos para dormirnos, regalarnos miles de teléfonos chuponeados y muchas más toneladas métricas de heroína u otro alucinógeno para vivir en el país de las maravillas, cuando la gente se muere de hambre.

El lobismo del petróleo con Quimper y Rómulo León y del Castillo, la venta de terrenos ajenos o mejor dicho del estado con Quezada, el cobro de dinero indebidamente con Barros, compra de patrulleros en forma fraudulenta con Alva Castro, venta de puertos a precios de ganga con Cornejo, venta del aeropuerto de Collique, congresistas corruptos que meten trabajadores fantasmas, no pagan sus servicios, comen pollo de gula, etc. Son actos que causan olor nauseabundo, de que algo se pudre entre nosotros y quieren negarlo todo a pesar que las pruebas los condenan

No nos ocuparemos de un ex primer ministro encarcelado por terrorismo, que se arrepintió en la cárcel y años después le hizo la corte a García en incluso recibió en el penal con amansado discurso al hoy preso Kenya Fujimori.El, como otros cumplieron el papel que en la humanidad cumplen los judas.

Termino no citando a George Carlin, sino a dos compañeros: uno de la llamada izquierda revolucionaria y otro de la izquierda democrática, uno fue mi vecino y el otro mi amigo, con uno discrepábamos y con el otro coincidíamos, con uno a veces nos pasábamos la voz y con el otro hablábamos y hablábamos de la revolución aprista y soñábamos en cambiar este país, a uno le perdí el rastro y al otro lo vi partir a Lima al iniciarse el gobierno aprista, uno tiene ya más de 50 años y el otro apenas llega a los 33, pero hay tal diferencia. El primero a pesar de todos los problemas que tiene y de los sinsabores de la vida se sigue manteniendo Marxista y de izquierda, al hombre lo veo quebrado, pero sigue soñando tercamente en la utopía o en el castillo de colores y figuras que se llama socialismo, el otro después que se fue a lima, empezó a trabajar para el gobierno en algún ministerio, me dijo en esta última conversación que tuve con él, que en verdad ganaba poco al comienzo (7, 000 soles) y después gano mas, en verdad ya no pregunte pero me imagine. Después le hable de la izquierda aprista del reto que teníamos de cambiar el rumbo los que estamos afuera y adentro del partido de Haya de la Torre, pero entre palabra y palabra, entre critica y critica sobre los burócratas del gobierno, la política nacional y sobre la candidatura de doña "favorita" Araoz, se le salió una frase: "Pero es el presidente el que lo manda, que vamos a hacer". Allí comprendí que al frente tenia a un converso alanista y que en estos últimos cinco años había cambiado las voces de orden del aprismo por un sueldo, los sueños revolucionarios por el puesto de trabajo, el ideario y los principios por el chicheño de palacio, la convicción por una vida mejor para todos y todo lo vivido por un escritorio y boleta de pago a fin de mes con deposito en banco y tarjeta de crédito incluida y otras cosas que el poder te da y ahora pelea por su "Presidente" y se olvido de la historia, de los muertos, de los presos, de la gente que esperó siempre un mundo mejor.

Así como el, varios llamados compañeros de la Izquierda aprista se convirtieron y con la firma del contrato de trabajo, también firmaron su acta se sujeción al egocéntrico titiritero de palacio y confunden por el estomago, las voces de orden del aprismo con las ordenes del mandon y la convicción por el mercenarismo.

Pero los hay de los otros, quizás me quede corto por eso no diré nombres con las disculpas del caso. En estos días fui a Lima y me rencontré con algunos de los que hace ya treinta años soñábamos en cambiar al partido, antes también eran o éramos unos mozos que frisábamos apenas los 20 años y también teníamos como hasta hoy nuestros sueños de un nuevo porvenir para nuestra patria, un nuevo amanecer para los que menos tienen y debatíamos en todo evento de juventud sobre los planteamientos doctrinarios del aprismo, el carácter de la sociedad y de la revolución, la estructura orgánica del partido, la línea sindical, etc. Esta vez los encontré ya peinando canas, pero firmes en sus sueños, convicciones, principios y valores, me hacen recordar a ese amigo de izquierda que a pesar de nadar contra la corriente sigue allí chancando porfiadamente el casco de barco del sistema con un martillo tratando de romperlo sin resultado alguno, me hacen recordar las promesas de lucha y combate que nos hacíamos cuando decíamos que si el partido se iba a la revolución nosotros seriamos los primeros en marchar, me hacen recordar al héroe clandestino que a pesar de la adversidad seguía luchando con la esperanza que un día cambie el mundo sin lograrlo. Por eso a pesar de los años, a pesar de los golpes, sinsabores, decepciones y miserias de la vida; siento que son los hermanos que encontré en el camino de mi existencia, así como hoy encontré otros que dieron todo por nada, algunos fueron, mis amigos, digo fueron, por que están ya muertos y se llevaron el secreto de mi nombre y yo estoy vivo y estoy libre. Algunos están presos y otros ya en libertad, todos ellos combatieron poniendo el pecho ante las balas, burlando a la muerte o encontrándose con ella. Con ellos comprendí que era la fraternidad aprista, su significado, el valor del sentimiento que no solo es amistad, sino también solidaridad, comprensión, consecuencia, mística, actitud, convicción y sobre todas las cosas el sueño supremo de una sociedad mejor.

Para todos ellos unas palabras de Galeano a propósito de la caída del llamado socialismo real:

"En nuestro tiempo, los burócratas han desprestigiado la esperanza y han ensuciado la más bella de las aventuras humanas.... Ahora hay que volver a empezar. Pasito a paso, sin más escudos que los nacidos de nuestros propios cuerpos. Hay que descubrir, crear, imaginar."

También Galeano, reclama el derecho de soñar que Jesse Jackson reivindico cuando perdió las elecciones primarias del partido Demócrata en Estados Unidos:"Vamos a defender ese derecho......No vamos a permitir que nadie nos arrebate ese derecho".

Y concluye diciendo:

"Y hoy, más que nunca, es preciso soñar. Soñar, juntos, sueños que se desensueñen y en materia mortal encarnen, como decía, como quería otro poeta. Peleando por ese derecho, viven mis mejores amigos; y por él algunos han dado la vida.

Este es mi testimonio. ¿Confesión de un dinosaurio? Quizás. En todo caso, es el testimonio de alguien que cree que la condición humana no está condenada al egoísmo y a la obscena cacería del dinero, y que el socialismo no murió, porque todavía no era: que hoy es el primer día de la larga vida que tiene por vivir".


Sobre esta noticia

Autor:
Alamiro (25 noticias)
Fuente:
illarec-chaska.blogspot.com
Visitas:
266
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.