Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Julio Carmona escriba una noticia?

Paulo Menotti: Desembarco de la ultraderecha global: Reunión poco casual: “The Populist Challenge to Latin American Liberty”

18/04/2011 15:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace pocos días se suscitó un debate en Argentina a propósito de la llegada de Mario Vargas a dicho país. Ahora no sólo llegará él, vendrá acompañado de los "think tanks" (tanques de ideas) de la reacción mundial: "tanques del imperio

Una reunión de la ultraderecha continental donde convergerán Mario Vargas Llosa, Carlos Alberto Montaner y hasta el líder falangista español José María Aznar está prevista para la próxima semana en Buenos Aires.

En el marco de la crisis mundial iniciada en Estados Unidos, la misma que los países del primer mundo no encuentran cómo resolver, algunos “think tanks” (pensadores o tanques de ideas) de las grandes corporaciones, viejos gurúes de la economía del libre mercado, intentan promover antiguas recetas, provocadoras de desastres económicos y sociales en América latina.

Como secuencia de la visita de Barack Obama a Sudamérica –aún no se sabe muy bien a qué, muchos creyeron que iba a pedir perdón por la actitud de su país con el gobierno de Salvador Allende– y de la provocativa invitación al premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosas a la Feria del Libro de Buenos Aires –feroz crítico de los gobiernos progresistas de la región a los que intenta denotar peyorativamente de populistas–, se suma una reunión que podríamos llamar “poco casual” entre los personeros de viejos modelos de hambre para los pueblos llamada con un nombre que por sí mismo, identifica a los latinoamericanos: “The Populist Challenge to Latin American Liberty”.

A estos hechos que parecen desconectados entre sí, lamentablemente, siempre los une el propósito del imperialismo norteamericano, ese mismo que en estos días cumplió 50 años de su primer rechazo armado en Playa Girón, Cuba. En la madrugada del 15 de abril de 1961 aviones norteamericanos camuflados de cubanos bombardearon las costas de la isla. Esa fue la alarma de ataque de un ejército de mercenarios surgido en Miami que provocó la muerte de 3.000 cubanos.

Al mismo tiempo, allí se convocó al pueblo de Cuba que hacía poco había derrotado a las huestes del dictador Fulgencio Batista y allí estuvo Ernesto Che Guevara colaborando y organizando la respuesta armada. Incluso fue ahí mismo donde le tomaron la famosa fotografía que recorrió el mundo y fue bandera de lucha de miles de jóvenes. Sin embargo, el Che no fue el único argentino antimperialista sino que esta corriente tiene una larga trayectoria en nuestro país. Los izquierdistas y los yrigoyenistas de las décadas de 1910 y 1920 fueron los primeros y esa posta la tomaron luego los peronistas en los ’40 y por ello, no es casualidad, que muchos viajaran a Cuba para conocer de cerca a la Revolución.

Hoy vemos desembarcar un nuevo grupo de “camuflados” en las costas de América latina. ¿Los podremos llamar mercenarios? Es difícil calificarlos porque parecen personas muy civilizadas. Muchos de ellos son profesores universitarios, otros escritores y hay economistas y periodistas. Aunque, deberíamos acercar el foco y observarlos con paciencia, así como también es necesario analizar qué es lo que vienen a hacer.

Vargas Llosa podrá hacer uso de su libertad y en su libreto condenará al “populismo” y a los gobiernos progresistas de Sudamérica

Con ponencias que llevan como título –por supuesto que en inglés– algo así como “cómo superar la debilidad o pobreza en América latina”, “un análisis sociológico del populismo”, “una perspectiva histórica del Bicentenario”, “el rol del think tank en la difusión de ideas”, “la defensa del valor de las empresas”, “desarrollo de ideas de libertad en América latina” y “Literatura latinoamericana y libertad”, además de una muy preocupante –para ellos– “Por qué es más popular el populismo que el capitalismo…” en nuestra región, este grupo de militantes de la derecha intenta hacernos creer en la inocencia de sus discursos.

Unido a esto, los personajes también van a la saga de tan abrumadora reflexión que se encubre con palabras como libertad con el objeto de continuar la dominación a costa de la miseria. Entre ellos vale destacar a Carlos Alberto Montaner, conocido funcionario de la CIA, quien ya se dedica a hablar del “futuro de Cuba” al que nos quedaría por preguntarle si imagina el regreso de los casinos y el protectorado norteamericano. Lo sigue José Aznar, quien no contento con manejar monopólicamente los medios de información españoles y mentirle a sus ciudadanos como fue con el atentado en Atocha, ahora se dedica a reclamar a los países poderosos que den igual tratamiento a Cuba que el que le dan a Libia, esto es, que la bombardeen.

Parece ser que la libertad es un tema preocupante para esta gente aunque no queda del todo claro de qué libertad hablan. El hijo de Mario Vargas Llosa, Álvaro, hará su ponencia sobre la libertad en la literatura y eso es un tema interesante. Incluso su padre, el reciente premio Nobel de Literatura, podrá dar su conferencia sobre lo que él quiera. Es cierto que se armó un revuelo cuando el titular de la Biblioteca Nacional hizo un comentario sobre su figura, algo que se leyó como una censura y fue levantado por toda la prensa como un gran acto en contra de la libertad. Por suerte, Vargas Llosa podrá hacer uso de su libertad y por supuesto en su libreto condenará al “populismo” y a los gobiernos progresistas de Sudamérica.

Lamentablemente, quien no tendrá la oportunidad de hacer uso de su libertad será Roberto Etchenique, un escritor pampeano que realizó un libro sobre el periódico anarquista –y el movimiento libertario que desencadenó en su provincia– Pampa Libre, junto a otros colegas. Algo paradójico de lo que sólo se ocupó Osvaldo Bayer. Contradictorio en dos aspectos porque los amantes de la libertad (de mercado) no nombraron este caso, y porque se censura la historia de un diario de los años 20 que buscaba hacer realidad la libertad del hombre.

Se verá en estos días qué dicen los argentinos que acuden a las prestigiosas sesiones que se celebrarán en el Hotel Sheraton. El literato Marcos Aguinis, Ricardo López Murphy, quien duró un suspiro como ministro de Economía ya que generó una ola de rechazo por sus intenciones de achicar el gasto social, o el rosarino Gerardo Bongiovanni verdadero operador –ya que no se lo puede llamar periodista– y fanático opositor de cualquier atisbo de política igualitaria, qué podrán decir de la libertad de los desposeídos, de los que no tienen dinero para viajar al extranjero ni ir a la universidad. En la década de 1990, ellos sostuvieron que la solución era darle libertad al mercado para que se rebalse el vaso y llegue el bienestar a los más humildes. Ya vimos que no se volcó ni una sola gota y lo que llegó fue sólo miseria, desocupación, emigración y desolación.

El desembarco de estos días no se hace en Bahía de Cochinos sino que se eligió a la prestigiosa Feria del Libro de Buenos Aires. Se ve claramente quienes corren con ventaja (del dinero) y quienes no pueden asistir. Está por verse si la tradición antiimperialista de la Argentina de Yrigoyen, de Perón y de la izquierda rechaza esta avanzada y nos da una nueva “foto” de un argentino, bandera de lucha en todo el mundo. Muchas veces una imagen o unas palabras valen más que algunos actos que se toman como censura.

Convergerán Mario Vargas Llosa, Carlos Alberto Montaner y hasta el líder falangista español José María Aznar

Tomado de: Redacción Rosario, de Santa Fe, Argentina


Sobre esta noticia

Autor:
Julio Carmona (113 noticias)
Visitas:
1169
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.