Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Remotoairplane escriba una noticia?

Pequeña fábula de dos leones

10/11/2009 05:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando ya nos creemos invencibles es cuando empieza realmente la fragilidad

Érase que dos leones se encontraron por casualidad en la sabana, debajo de un arbol uno de ellos era un animal gigantesco, dotado de unas garras y colmillos poderosas, una melena fiera, en cambio el otro era sin embargo más pequeño y de condiciones más sencillas, el león grande observaba a su congénere y le dijo:

- Pero que animal más insignificante eres!, yo en cambio soy el león alpha y estoy destinado a reinar, ningún animal está sobre mí todos me temen y me ceden el paso, he peleado contra búfalos y los he vencido, mi rugido hace correr a los animales que están cerca, realmente no mereces vivir, pero no me preocuparé en matarte porque estoy seguro de que no llegarás lejos.

El pequeño león era un animal muy astuto e inteligente, sabía que no podía hecharse a entablar una pelea con esta fiera cuerpo a cuerpo, a lo que le dijo de una manera muy elegante:

- Hermano león ciertamente es usted muy imponente, pero no olvide que no todo en la vida es ser fuerte y valiente, vale también ser cauto y saber reconocer la desventaja.

El pequeño león era un animal muy astuto e inteligente, sabía que no podía hecharse a entablar una pelea con esta fiera cuerpo a cuerpo

- El león alpha le dijo, ¿para qué ser cauto si tengo estos músculos y estas garras? ¿es que no te das cuenta? pobre animal nunca sabrás lo que...

En ese preciso momento una bala pasó rozando la melena de la majestuosa fiera y se incrustó en el arbol, el león pequeño le dijo al grande:

- Corre! son humanos y tienen esas armas que derriban cualquier cosa! corre! no lograrás hacerles frente!

A lo que el león dominante dijo mientras corría abalandoze al grupo de cazadores:

- No entiendes! que no hay nadie superior a mí!.

En ese momento sintió un calor que le entraba al cuerpo, sintió desvancerse, una gran polvadera se levantó en el lugar donde el león cayó desplomado por un tiro en el pecho.

Mientras tanto el pequeño león se puso a buen recaudo aliviado y a la vez pensativo.

"A veces es mucho más valioso saber reconocer la desventaja que entregarse ciegamente al sacrificio"


Sobre esta noticia

Autor:
Remotoairplane (10 noticias)
Visitas:
5066
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.