×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Antonio Rodríguez JiménezMiembro desde: 21/03/11

Antonio Rodríguez Jiménez
340
Posición en el Ranking
2
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    321.529
  • Publicadas
    112
  • Puntos
    50
Veces compartidas
112
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
27/11/2017

"Nuestras calles serán su jungla". Esta frase de un general iraquí en 2003 en plena invasión estadounidense muestra las terribles dificultades y lo complicado que es para un ejército moderno batirse en un entorno urbano y los riesgos que afronta el infante actual en la lucha en ciudades

Las estadísticas y la mera observación de la realidad lo demuestran, son los combates en zonas edificadas los más duros y complicados en el combate moderno, la guerra convencional y el combate a campo abierto pueden haber quedado atrás dado que desde 1991 está demostrado que el ejército con más capacidad tecnológica y poder aéreo se tiene que limitar a localizar las formaciones enemigas y destrozarlas a base de bombardeos para después avanzar liquidar alguna resistencia ocasional y recoger prisioneros. No hay más dificultad.

Pero al entrar ese mismo ejercito en un entorno urbano la situación cambia y el combate casa por casa convierte a esa fuerza en un sujeto vulnerable que debe abrirse paso a paso combatiendo habitación por habitación y pasillo por pasillo, pagando un precio en sangre que desde luego no pagó en "el paseo militar" a campo abierto que fue el avance. Iraq y Siria con entornos urbanos populosos es donde se han librado batallas callejeras que recuerdan a las de Stalingrado y que han dejado ciudades en ruinas que recuerdan a las de esta ciudad rusa tras el fin de la batalla.

Para comprender las dificultades de este tipo de lucha la Brigada Paracaidista, BRIPAC, "Almogávares" VI nos abrió sus puertas para testimoniar un adiestramiento cotidiano de combate en población y comprobar lo elaborado de la técnica para combatir en un entorno donde la muerte puede esperar ya sea en una habitación o en pasillo.

El Centro de Instrucción de Combate en Terreno Urbano, CICOTU, construido en la Base Príncipe simula una manzana de casas en una población moderna con calles y varios edificios bajos de dos y tres pisos con plaza central,  y distintas disposiciones interiores que podríamos encontrar en cualquier zona residencial actual en una ciudad de tamaño medio.

Todo el proceso de instrucción es sucesivo siempre se empieza por la unidad más básica el binomio, dos infantes, y sigue sucesivamente a las unidades inmediatamente superiores, la escuadra, el pelotón, la sección hasta la compañía que es la unidad básica máxima que debería hacerse con un edificio por separado. Todo el sistema para adiestrar a una compañía a combatir dentro de un edificio se alarga unos meses pues debe ser compatible con el adiestramiento en diferentes variedades de combate que da el campo de batalla moderno, el entrenamiento es generalizado y obliga a diversificarse.

Aprender en cabeza ajena

Aunque la instrucción en combate en entornos urbanos siempre ha sido capital en los ejércitos occidentales fue la Batalla de Faluya en Iraq en 2004 la que obligó a reescribir los libros de táctica de combate en población primero por el US Army y por contagio en el resto de ejércitos aliados. El alto número de bajas sufrido, 95 muertos y 633 heridos, ademas de bajas menores en los ejércitos iraquí y británico, así como su duración, 53 días, hizo de esta la batalla más dura que los ejércitos estadounidenses libraban desde la Guerra de Vietnam.

Un combate en el que aunque finalmente se impusieran los estadounidenses, no siempre estos estuvieron a la altura y la insurgencia gracias a un perfecto conocimiento del entorno en que luchaba pusiera a sus enemigos en serios aprietos en repetidas ocasiones. 

Se aprendieron las lecciones del combate y se reformaron las tácticas en combate urbano basándose en varias premisas. 1) Para realizar una operación en un entorno edificado hace falta una superioridad de cinco a uno. 2) Frente a una operación policial urbana que es como "un bisturí" una operación militar es más como "un martillo". 3) Antes de asaltar un entorno edificado se asegura que este está rodeado y que de los sitiados nadie se escape ni pueda recibir refuerzos. 4) La limpieza de un edificio es sistemática pasillo a pasillo, habitación por habitación, sala por sala y piso a piso de abajo a arriba revisándose cada rincón para evitar que nada ni nadie se quede a retaguardia. 5) A la hora de combatir dentro de una casa lo que prima es el pragmatismo y el sentido común buscando siempre la solución más imaginativa y sencilla ante un problema complejo.

Siendo testigos de un asalto de paracaidistas a un edificio podemos entender estas reglas.

Asaltando el edificio

La primera medida es cercar el edificio a tomar, por ello se aseguran los contornos de la edificación para evitar tanto la huida como los refuerzos contrarios como para tener una mayor vigilancia del objetivo y evitar que ninguno de los enemigos del interior use las ventanas para emboscar a la unidad de asalto. Esta necesaria precaución obliga a tener y un alto número de tropas para asegurar un sitio efectivo, la superioridad de cinco a uno.

Completado el cerco los distintos pelotones se dirigen al punto de entrada previsto, en este caso una de las puertas laterales del edificio, desde el alfeizar se despliegan ametralladoras para cubrir el pasillo, si algún enemigo pueda aparecer así seria abatido de inmediato.

Solo cuando se da que el pasillo está limpio entra la unidad de asalto, al inicio sendos binomios que avanzan al frente pegados a las paredes del corredor. Cuando ambos equipos llegan a una puerta los dos infantes se coordinan para entrar. Y el primero siempre entrará haciendo un giro apuntando su arma la parte de la habitación cubierta por la pared, esta es una solución de pura lógica si hay alguien escondido en la habitación, habitación sucia, no va a estar escondido delante de la puerta donde puede ser visto y abatido de inmediato, lo estará protegido por la pared en un rincón de la habitación donde emboscaría al primer soldado que entrase por ello este debe hacer un giro de inmediato, como un bastón rotando enganchado a una esquina, para ver sí alguien se oculta en la parte de la habitación que tapa la pared.

El proceso de tomar un área edificada sigue un proceso sistemático en que la táctica esta regida por las soluciones lógicas y el sentido común

El compañero que inmediatamente le sigue le apoyara con su fuego si encuentra resistencia en esa esquina o sabiendo que esa esta limpia cubrirá el resto de la estancia para verificar que no hay otro enemigo oculto. Una vez se ha verificado que la habitación es segura se grita "limpio" y ambos infantes se colocan en la puerta a cubrir con sus armas el pasillo.

Frente a un asalto policial en que se usan profusamente granadas aturdidoras al entrar en un cuarto pues se trata de capturar a delincuentes y rescatar rehenes vivos y el uso de la fuerza está limitado en el asalto, como un bisturí, el asalto militar no va acompañado del lanzamiento de granadas de mano por la mera cuestión que estas se acaban pronto, no es como el cine donde la munición del protagonista parece inagotable. De modo que si hay que usar granadas se usan a caso hecho, en una habitación donde efectivamente se ha encontrado resistencia y el binomio que previamente ha tratado de tomarla ha fracasado. De este modo una granada bien colocada acaba con el asunto en un instante, el martillo pero usado con sensatez y lógica. 

Este uso del sentido común lo encontramos a su vez cuando ya limpia la habitación el binomio que la ha tomado se despliega en la puerta pero vigilando la pared y las puertas de enfrente por la sencilla razón que desde el alfeizar de una puerta lo que mejor ves es la pared de enfrente y no tu propia pared que vigilará el binomio que ha tomado la habitación frente a la tuya, si alguien sale de la habitación que tienes enfrente puedes abatirlo frontalmente y si sale de la puerta siguiente a tu pared serán tus compañeros quienes lo abatan.

Cuando llega el momento de seguir avanzando por ese pasillo serán las escuadras que te sigan las que tomen el relevo, adelantándote a la siguientes puertas siguiendo el mismo procedimiento sistemático comprobando así habitación por habitación que todo está limpio y no hay enemigo atrás como veíamos en las reglas, es cuando tu binomio a quedado en la cola del avance cuando vuelve a vanguardia para asaltar el subsiguiente cuarto.

Asegurado el pasillo se alcanza un recibidor con escalera en el centro, aquí hay que variar el método.

En la escalera. De una planta a otra

Dentro de un edificio una zona amplia como un recibidor con diferentes pasillos, habitaciones y una escalera de subida en el centro presenta varios problemas, el principal es que se ignora que si desde cualquier nueva estancia puede surgir cualquier enemigo armado.

En este punto para dar mayor intensidad al adiestramiento los instructores van equipados con fusiles de airsoft, muchas unidades han adquirido y usan estos equipos para el entrenamiento, pero no con la idea de jugar una partida a lo loco sino que oculto en una habitación, armario o esquina se encargará de soltar una ráfaga de bolas al imprudente que rompiendo la táctica se exponga, no registre adecuadamente un cuarto o se quede al descubierto. Con la idea que aprenda del error y ya sepa que no debe repetirlo. 

Ya en el vestíbulo lo esencial es desplegarse desde los departamentos controlados, pasillo y habitaciones, y evitar cualquier aparición en ninguna de las puerta que se muestran en el vestíbulo y sobre todo controlar la escalera, una vez logrado ese control se procede a entrar en cada cuarto siguiendo la técnica de binomios que hemos visto anteriormente y solamente cuando todos los cuartos de la planta baja están asegurados se empieza a progresar por las escaleras con dos equipos desde abajo controlando la subida desde dos direcciones convergentes, como hemos visto en le control de los pasillos, mientras un tercer binomio sube escalón por escalón apuntando al frente.

Al llegar al primer piso de inmediato dejan la escalera y toman lo más rápido posible la primera habitación a la vista, suele ser la de enfrente a los escalones,  la limpian siguiendo la técnica vista y ya con ese punto de apoyo asegurado el resto de la sección puede ir ascendiendo por binomios para ocupar el piso superior, asegurar el vestíbulo del mismo modo que el de la planta baja y seguir con el control de habitaciones, terrazas y pasillos. Sistemáticamente y recodo por recodo.

Para evitar aglomeraciones y dado lo vulnerable que se es un lugar como una escalera y si el descansillo está controlado se recurre hasta a encaramarse en las barandillas para ascender, la cosa es evitar aglomeraciones y tan pronto sea posible proceder a la limpieza de las estancias de la planta superior como hemos visto en la inferior.

Una labor lenta, machacona, sistemática, cansada y sobre todo peligrosa pero teniendo en cuenta las características y trascendencia del combate urbano en la actualidad no que da más remedio que arremeter sistemáticamente si se quiere no ya triunfar sino salir vivo de un combate en un entorno edificado.

 

 

 

 

 

 

Más recientes de Antonio Rodríguez Jiménez

Fuego de misiles.La Armada prueba sus armas más avanzadas

Fuego de misiles.La Armada prueba sus armas más avanzadas

En el combate naval actual son los misiles quienes dominan la guerra en el mar, una flota moderna solo sobrevive con una capacidad misilistica creíble. Solo la correcta preparación para un escenario de alta tecnología de combate en la que prima la electrónica y la alta tecnología garantiza la superv 13/11/2017

Victorias olvidadas. La Batalla de Pernambuco

Victorias olvidadas. La Batalla de Pernambuco

En unos momentos de grave tensión nacional y de amenaza separatista flagrante todo acto que recuerde la valía de los españoles como pueblo será bienvenido como recordar triunfos históricos casi olvidados como la exposición sobre la Victoria de Pernambuco en el Museo Naval 30/10/2017

Ala 48. 25 Años. Rescates españoles en helicóptero

Ala 48. 25 Años. Rescates españoles en helicóptero

En su base de Cuatro Vientos el Ala 48 del Ejército del Aíre ha celebrado su primer cuarto de siglo de existencia con un espectacular festival aéreo que junto a la espectacularidad de las exhibiciones ha sido un acto de afirmación patriótica española frente a la sedición separatista en Cataluña 03/10/2017

Destacamento Ámbar. Misión Cumplida

Destacamento Ámbar. Misión Cumplida

Tras cuatro meses de misión en las Repúblicas Bálticas el Destacamento Ámbar del Ejército del Aíre ha vuelto con sus cazas F-18 al concluir su misión de vigilancia y policía aérea en la misión Baltic Air Police, BAP, de la OTAN que custodia los cielos del Báltico frente a una hipotética amenaza rusa 10/09/2017

15 Años de la Operación Romeo Sierra

15 Años de la Operación Romeo Sierra

El 17 de julio 2017 se cumplen los primeros 15 años de la Operación Romeo Sierra, el operativo militar por el que España recuperó la Isla de Perejil restableciendo la soberanía sobre la roca y que de hecho fue la primera vez que España defendía militarmente su territorio desde la Crisis del Sahara 15/07/2017

Mostrando: 1-5 de 111