×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

David EpcMiembro desde: 02/03/16

David Epc

http://mrdbooks.wordpress.com

299
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    86.683
  • Publicadas
    27
  • Puntos
    50
Veces compartidas
24
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
05/09/2018

Seguramente usted haya experimentado esa desagradable sensación de despertarse en mitad de un sueño, y a los pocos segundos el recuerdo se había evaporado como el humo

 

 

Seguramente usted haya experimentado esa desagradable sensación de despertarse en mitad de un sueño, y a los pocos segundos el recuerdo se había evaporado como el humo.

La ciencia tiene la clave para que esto no le vuelva a ocurrir, y es la vitamina B6 o piridoxina.

La vitamina B6 es la clave para recordar con claridad y facilidad nuestros sueños.

 

La vitamina B6 o piridoxina

Esta vitamina que es hidrosoluble, con lo que a lo largo del día se va eliminando a través de la orina, hemos de reponerla diariamente con nuestra dieta y fue identificada en el año 1935 por Paul Gyorgi.

El doctor de origen húngaro Paul Gyorgi estaba trabajando en el laboratorio con ratas, cuando se percató de una sustancia que era capaz de curar una enfermedad en la piel de los roedores. Esta enfermedad era una dermatitis descamante (pelagra), y cuando Paul incluyó en su dieta un extracto de levaduras la enfermedad cesó.

Lo que descubrió Paul Gyorgi fue que al tratar a los roedores con vitamina B1 y B2 y no con el complejo- B, estos seguían enfermando.

Finalmente en el año 1938 Samuel Lepkovsky aisló la vitamina B6 del salvado de arroz, y en 1939 Harris y Folkers sintetizaron el compuesto determinando así la estructura de la piridoxina como: 3- hidroxi-4, 5-hidroximetil-2-metil piridina.

Ergo desde 1939 se tiene la posibilidad de llamar a la vitamina B6, también piridoxina.

No obstante, la ciencia médica está avanzando a pasos agigantados en los últimos años, pero piensen que hasta principios del siglo XX los científicos no eran conscientes de que algunas enfermedades tienen su único origen en la ausencia en nuestra dieta diaria de pequeñas cantidades de nutrientes vitales, como en este caso puede ser la vitamina B6.

 

El estudio previo del año 2002

El estudio previo fue un peculiar estudio experimental realizado en el año 2002. En este estudio previo participaron únicamente 12 personas, y fue realizado por el ya doctor Denholm Aspy de la Escuela de Psicología de la Universidad de Adelaida en Australia.

En dicho estudio se analizaron los efectos de la vitamina B6 en el sueño.

Como los resultados fueron bastante prometedores optaron por hacer un estudio en mayor profundidad, con un mayor número de participantes. Para ello tuvieron que transcurrir una quincena de años.

 

El nuevo estudio

El nuevo estudio para el que han transcurrido una quincena de años, se basa en los datos proporcionados por 100 participantes, los cuales afirmaban que no recordaban lo que soñaban.

El equipo del doctor Aspy separó al grupo de participantes al igual que hizo en el año 2002 en dos grupos, únicamente que en esta ocasión tenía un grupo de estudio mucho más amplio.

Un grupo al que se le suministró un suplemento alimenticio de vitamina B6, concretamente una dosis de 240 mg cinco minutos antes de ir a dormir. A este grupo le llamaremos alfa.

Al otro grupo de personas se le suministró un placebo, a este grupo le denominaremos beta.

 

Los resultados del estudio

Los resultados fueron realmente concluyentes ya que los integrantes del grupo alfa fueron capaces de recordar un 54% más del contenido del sueño. Y, no sólo eso, también tuvieron una mejor calidad del sueño, con lo que esto en su organismo implicaría un mejor descanso y un menor cansancio a la hora de despertarse.

Curiosamente uno de los participantes del grupo alfa declaró que a medida que pasaba el tiempo sus sueños eran cada vez más y más claros, y además mucho más fáciles de recordar. También declaró que a medida que avanzaba el día no olvidaba fragmentos de los sueños.

Lo realmente interesante es que la ingesta de vitamina B6 en este grupo de estudio, no afectó ni a la intensidad ni a los patrones del sueño.

 

Los sueños lúcidos y la vitamina B6

Todos los participantes del grupo alfa dijeron tener unos sueños más vívidos y lúcidos.

Los sueños lúcidos están llenos de beneficios potenciales, ya que se pueden utilizar para superar pesadillas, solucionar los problemas creativos, perfeccionar las actividades motoras, tratar fobias, y ayudar en la rehabilitación de traumas físicos.

Definimos a los sueños lúcidos: como aquellos en los que sabes que estás soñando mientras el sueño está sucediendo.

 

La explicación científica de los sueños y la vitamina B6

Primeramente se pensó que la acción de la vitamina B6 podría llegar a provocar un sueño más frágil, con lo que los sujetos del grupo alfa se podrían despertar con más frecuencia, y esto podría contribuir a recordar mejor los sueños.

Pero, esta primera hipótesis quedó descartada cuando se comprobó que la calidad del sueño en los dos grupos del estudio era idéntica.

En la hipótesis se creía en la posibilidad de un sueño más frágil, pero el efecto de la vitamina B6 es todo lo contrario y la clave está en el triptófano.

La vitamina B6 ayuda al triptófano a segregar más serotonina, lo que da lugar a un sueño inicial más profundo. Soñamos en las fases menos profundas del sueño, entonces la vitamina lo que hace es que las personas sueñen más, pero durante las horas anteriores a despertarse, con lo que así recuerdan mejor el propio contenido de los sueños.

 

¿Qué alimentos contienen vitamina B6?

La vitamina B6 puede encontrarse en una gran cantidad de alimentos: cereales integrales, levadura de cerveza, salvado de trigo, germen de trigo, legumbres, frutos secos, huevos, leche, queso, carne roja, hígado, pescado. También en las verduras: plátano, melón, aguacate, repollo, coles de Bruselas, espinacas, patatas.

Evidentemente también se puede tomar de una manera artificial o mediante suplementos alimenticios.

No obstante, si ustedes se decantan por tomar la vitamina B6 por estos medios deben tomar todo el grupo de vitaminas B, ya que es posible que comience a producirse un desequilibrio en su organismo.

 

¿Cuál es la dosis recomendada de vitamina B6?

Aunque en el estudio de la Universidad de Adelaida utilizaron dosis de 240 mg de vitamina B6, la dosis correcta serían 2 mg diarios.

Evidentemente en el estudio se utilizaron suplementos de vitamina B6, ya que si hubieran tomado esa cantidad de vitamina B6 de forma natural deberían haber comido la extraordinaria cantidad de 558 plátanos.

Aunque la cantidad diaria recomendada es muy inferior a la suministrada en el estudio, concretamente unas 120 veces más que la recomendada. Existen muchas personas que llegan a tomar unos 500 mg sin ningún tipo de problema, aunque ciertamente el tope máximo se estipula en 200 mg.

Sea como fuere se necesita tener unos perfectos niveles de magnesio en el organismo para la correcta metabolización de la piridoxina o vitamina B6.

 

¿Qué pasaría si usted tomara mucha vitamina B6?

Tomar mucha pirodoxina puede llegar a causar problemas neurológicos como pueden ser los hormigueos en pies y manos, problemas al caminar y entumecimientos denominados parestesias, se han detectado a mayores algunos casos de sensaciones dolorosas tipo quemaduras o sensaciones de descargas eléctricas.

Estos casos tan extremos suceden a personas que ingieren del orden de 2000 mg diarios. No obstante, los síntomas generalmente desaparecen si se reduce radicalmente la dosis. La mayoría de las personas pueden llegar a ingerir hasta 500 mg al día sin ningún tipo de problema.

 

El verdadero problema del déficit de la vitamina B6: la depresión

En el año 1975 los doctores Adams y Winston demostraron que las mujeres que tomaban anticonceptivos tras tres meses tomando los mismos, mostraban signos depresivos.

Y, esto era por la carencia de vitamina B6, como consecuencia de alteraciones en el metabolismo del triptófano, inhibiendo así la acción enzimática de la piridoxina sobre el triptófano.

 

El déficit de vitamina B6 produce una forma de depresión

Tras años de investigación se ha concluido que el 75% de las mujeres que toman anticonceptivos tienen alterado el metabolismo del triptófano, también ocurre en el 60% de las mujeres embarazadas.

Es común entre las embarazadas el hecho de que su médico incluya en su dieta suplementos de vitamina B6.

No obstante, cualquier lectora que esté tomando anticonceptivos es normal que sienta episodios de depresión, ya que sus niveles de B6 pueden ser muy bajos, incluso en algunos casos puede haber una ausencia absoluta de vitamina B6 en su organismo. Recomiendo a las mismas una suplementación de vitamina B6, en el 60% de los casos los síntomas de depresión desaparecen.

Con utilizar una dosis de 20 mg diarios se normalizará rápidamente su metabolismo, a la par que su estado de ánimo.

 

La importancia de la vitamina B6

Tener unos niveles correctos de vitamina B6 te aleja de sufrir episodios de depresión, incluso mejora el estado de ánimo diario. Es por ello que debemos regular nuestros niveles de piridoxina.

La piridoxina es imprescindible para la integridad del sistema nervioso: mantiene la integridad de la vaina de mielina, interviene en el metabolismo energético de las neuronas, interviene en la sinapsis, además de elaborar serotonina.

Aunque últimamente se está poniendo muy de moda porque entre los deportistas de élite es utilizada para incrementar la producción de energía además del rendimiento muscular; incluso también nos ayuda a perder peso, ya que hace que el organismo tome energía cuando la necesita de las grasas almacenadas.

 

Miscelánea

A veces un pequeño cambio en nuestra alimentación, en este caso elevar una dosis de una vitamina que tenemos olvidada puede hacer que nuestra calidad de vida crezca de manera exponencial. El organismo necesita de experimentos constantes de “ensayo – error” donde nosotros somos los únicos partícipes.

Todo lo que soñamos a lo largo de nuestra vida lo olvidamos en torno a un 90%, y precisamente no es que pasemos poco tiempo soñando.

Teniendo en cuenta la esperanza de vida media, y que las etapas en las que realmente soñamos son las etapas del sueño específicas que duran entre 5 a 20 minutos: realmente soñamos durante seis años de nuestra vida.

Incluso hay personas que sueñan en blanco y negro, se estima que un 4, 4% de la población mundial.

Les terminaré reseñando que tanto hombres como mujeres soñamos de manera diferente: los hombres soñamos con más escenas y situaciones donde hay más agresividad, mientras que las mujeres lo hacen en escenas más complejas y con más detalles. Las mujeres tienen sueños más prolongados que los hombres.

En un mundo en el que cada vez los sueños son más importantes, ya que nos hacen vivir una realidad paralela más esperanzadora la vitamina B6 es clave tanto para poder recordar los sueños, como para reducir los síntomas de la depresión.

 

“La libertad existe tan sólo en la tierra de los sueños”. Friedrich von Schiller.

 

 

david-epc

 

David EPC ©

Todos los derechos reservados y copyright a nombre de David EPC.

Mr. D BOOKS.

 

 

Más recientes de David Epc

¿Cómo saber si un vino espumoso es de calidad solamente con mirar su evolución en la copa? Explicación científica

¿Cómo saber si un vino espumoso es de calidad solamente con mirar su evolución en la copa? Explicación científica

A lo largo de este artículo les explicaré como diferenciar un vino espumoso de calidad de otro que no lo sea, y para ello solamente tendrán que visualizar su comportamiento dentro de la copa 30/06/2018

¿Los árboles duermen?

¿Los árboles duermen?

Esta pregunta tan aparentemente obvia acaba de ser respondida hace apenas un año 18/05/2018

Un acertijo muy infinito

Un acertijo muy infinito

Problema de lógica de David EPC, correspondiente al libro "Cuaderno de Ciencia" de la editorial "Mr D. Books" 11/05/2018

Los patitos de goma: ¿son peligrosos para la salud de tu bebé? Explicación científica

Los patitos de goma: ¿son peligrosos para la salud de tu bebé? Explicación científica

Esta semana gracias a los escandalosos titulares de la prensa se desató un pequeño drama con respecto a los patitos de goma 05/05/2018

El dilema de la verdad

El dilema de la verdad

Problema de lógica de David EPC, correspondiente al libro "Cuaderno de Ciencia" de la editorial "Mr D. Books" 24/04/2018

Mostrando: 1-5 de 26