×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

Jorge Alonso CurielMiembro desde: 10/09/13

Jorge Alonso Curiel
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    1.693
  • Publicadas
    4
  • Puntos
    0
Veces compartidas
5
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
10/09/2013

6-2, 3-6, 6-4 y 6-1 fue el marcador de una Final intensa y llena de altísimo nivel

Se esperaba una gran Final esta pasada tarde sobre la pista dura de la Gran Manzana neoyorkina en el trigésimo séptimo enfrentamiento de los dos mejores tenistas actuales, y no defraudó a nadie. Ante casi 23.000 personas –la pista fija más grande del mundo- Rafael Nadal sumó en poco más de tres horas y media de partido el décimo título de esta temporada de ensueño tras ganar los Masters 1000 de Indian Wells, Madrid, Roma, Montreal, Cicinatti, los ATP 500 de Acapulco y Barcelona, el ATP 250 de Sao Paulo, y el Roland Garros en París. Nadal demostró que hoy por hoy –y tras salir de la grave lesión de rodilla- está por encima de todos, que se encuentra en un maravilloso momento de forma, y que se acerca un pasito más al Olimpo de los grandes deportistas de toda la historia. Como también se acerca al ansiado número uno de la ATP -a tan solo 120 puntos- que aún ostenta el serbio Nole Djokovic, y probablemente lo conseguirá este otoño que viene. No ha perdido este año ni un solo partido en pista dura, ahí queda el dato.

El manacorí volvió a dar otra lección de clase, técnica y poderío mental. La clave del partido estuvo en el tercer set en el que todo parecía que Djokovic se lo iba a llevar de calle y a ponerse 2 sets a 1 en el marcador. Pero Nadal se vino arriba y remontó lo que parecía imposible (3-1 juegos en su contra) encaminando ya definitivamente el partido a su favor. Un Djokovic muy abatido, y que salía como favorito porque es experto en pista dura, sólo pudo al final reconocer que Nadal había sido mejor y que "se mereció la victoria y el trofeo".

Nadal empezó como un vendaval Final US Open 2013

El español fue muy superior en la primera manga. En una pista en la que hubo mucho viento durante todo el partido, Rafa dominó sin problemas el primer set (6-2) con un juego muy sólido y poderoso, se podría decir que estuvo perfecto, arriesgando y sin dejar que el serbio entrara en el partido.

Djokovic debía reaccionar en el segundo set y así lo hizo. Empezó a jugar mucho mejor y a sacar sus restos imparables y su altísimo tenis de verdadero maestro. Dominó y Nadal no supo parar al serbio (3-6).

Exhibición de Nadal en el tercer set Final US Open 2013

Y llegó el tercer set. Fue una verdadera montaña rusa. Una manga emocionante de verdad y muy intensa. El set que iba a decidir y a decantar la Final.

"Se mereció la victoria y el trofeo", dijo al final del partido un Djokovic muy afectado

Djokovic comenzó metiendo al manacorí un claro 2-0 que hizo temblar a los aficionados españoles. Se notaba tensión en el rostro de Nadal. Su servicio no era el esperado y Nole le estaba ganando tanto en la red como en el fondo de la pista. En ese momento muchos aseguraban que ese set se lo llevaba Djokovic al ponerse poco después 3-1.

Pero ahí salió la fuerza y el poder que parece de otro planeta de Nadal, el campeonísimo que sabe y le gusta jugar con todo en contra, el fenómeno: donde el resto de los mortales hubiéramos arrojado la toalla, él se vino arriba y reaccionó remontando hasta el 4-3 y después ganando la manga por 6-4. Nadal hizo una vez más lo increíble, lo imposible, todo lo que nadie puede hacer o casi nadie. Se llevó este tercer set por su valor y con golpes imparables (2-1), y también se hizo con toda la fuerza moral que daba la remontada.

Así en el cuarto set ya no hubo partido. Nadal sólo tuvo que aguantar su servicio. Djokovic, claramente abatido, encajó un 6-1 que hizo que el campeón español se llevara para su casa el segundo Gran Slam de este año 2013 que puede ser el mejor de su carrera en trofeos, después de que un Nadal con tan solo 19 años ganara en 2005 la escalofriante cifra de once trofeos.

Quedan los Masters 1000 de Shangái y París y la Copa de Maestros, pero antes que eso la Copa Davis con la selección española.

La criatura, afortunadamente, sólo tiene 27 años. Mucho tenis por delante. Que la rodilla le permita jugar muchos años a este querido extraterrestre. España lo ama. 













Más recientes de Jorge Alonso Curiel

El "Emperador" Rafa Nadal ganó su noveno Roland Garros

3-6, 7-5, 6-2 y 6-4 fue el marcador que le hizo conseguir a Nadal su novena Copa de los Mosqueteros en París. Una vez más venció y convenció 09/06/2014