×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

José Manuel López GarcíaMiembro desde: 12/10/14

José Manuel López García
47
Posición en el Ranking
1
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.566.518
  • Publicadas
    519
  • Puntos
    68
Veces compartidas
2.231
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
Hace 6d

Artículo o microensayo

 

La confusión, el desorden y el caos reinan en el mundo o en muchas situaciones de la realidad. El mundo actual cada vez es más superficial y menos profundo en todos los aspectos pensables.

Esto también lo plantea el filósofo coreano Byung-Chul Han en su último libro No-cosas. Ciertamente, lo irreal o lo digital están sustituyendo a la realidad presencial de una forma creciente.

La memoria es importante y decisiva en todos los aspectos de la existencia humana. Circulan continuamente muchas informaciones falsas o manipuladas. La Inteligencia Artificial puede ser útil y beneficiosa, pero  aplicada en la realidad cotidiana desde planteamientos éticos.

El exceso de comunicación e información no es algo positivo en sí mismo, porque dispersa la atención e impide o dificulta el centrarse en lo valioso, en lo que aporta valor de verdad.

La vida no es controlable desde algoritmos, ya que interviene el azar de una manera inexorable. Está bien que la prudencia de la personas se ejerza en la realidad, en el presente y en el futuro, pero la existencia no se puede matematizar para evitar los problemas y los conflictos, ya que estos son parte inevitable del curso de las trayectorias vitales de todos. Si no fuera así seríamos dioses. Los cuidados o las preocupaciones son un rasgo fundamental de la cotidianidad de los sujetos, ya lo decía Heidegger y es cierto.

Si se piensa en la finitud humana y en los avatares y circunstancias de la realidad humana, lo que se deduce es la necesidad de fuerza, energía y perseverancia en la lucha  por crear la vida que cada persona quiere, a pesar de todas las dificultades y obstáculos.

La autonomía y la libertad nunca se deben perder en este mundo digital en el que convivimos.  Como escribe Byung Chul Han «Se ha nivelado la distinción entre lo verdadero y lo falso». Y esto es muy grave, sin ninguna duda. Ya que la verdad y el bien son la base de la civilización occidental desde hace milenios. Si da igual todo, se cae en el más absoluto relativismo que conduce a la ignorancia, a la mentira y al mal. La eficacia no puede sustituir a la verdad, algo que está pasando ya en nuestro tiempo y el hecho de que suceda no justifica nada.

El conocimiento y el aprendizaje requieren mucho tiempo. Y en el tiempo actual parece que no se acepta que esto sea así, pero lo es. Las cosas grandes también precisan de mucho tiempo.

Lo valioso requiere tiempo y no es algo que se realiza muy rápidamente. Pero se tiende a olvidar, porque es más fácil seguir en la cultura del fragmento que es en la que vivimos. Lo fragmentario no puede sustituir a lo acabado y completo.

Es evidente que hace falta otra política del tiempo, como también indica Chul Han. Es aconsejable vivir con más lentitud y apreciando con más intensidad y profundidad lo que nos rodea y también lo que se hace y  experimenta, si se quiere existir con más profundidad aprovechando mejor la única vida que se vive. La significación de las experiencias es esencial para una existencia más feliz y es algo reconocido también por los psicólogos y  por los filósofos. Los recuerdos de lo que aprendemos también forman parte del bagaje cultural de las personas.

Por tanto, el tiempo de trabajo en la sociedad digital tiene que ser más reducido, para que el autodesarrollo personal sea posible de mejor manera. Se vive, en muchos casos, una vida frenética, por el materialismo y el consumismo que están   en la base de la sociedad actual y esto no es lo que necesitan realmente las personas para sentirse realizadas.

Es lo contrario del siglo XIX, en cierto sentido, ya que los objetos de consumo no deben serlo todo en pleno siglo XXI y parece que lo son. Se necesita un cambio de modelo o paradigma en el modelo económico del neocapitalismo.

Muchos se están dando cuenta de la situación, si pensamos en el calentamiento global y el cambio climático  y lo que suponen para la Humanidad actual y para el futuro del planeta.  El sistema productivista imperante tiene que cambiar radicalmente y ser sostenible sin depredar la naturaleza.

Considero que una de las mayores transformaciones del futuro será disponer de sistemas de transporte mucho más veloces que los actuales y también del teletrabajo en casi todas las profesiones. De este modo, aumentará el tiempo libre para todos y eso será muy beneficioso, en todos los sentidos. El tiempo que pierden muchas personas en los desplazamientos al trabajo es enorme y esto resta vida de calidad.

 

 

 

Más recientes de José Manuel López García

Desprecio a la Filosofía

Artículo de opinión sobre la enseñanza de la Filosofía 15/11/2021

Agamben

Artículo o microensayo sobre algunos aspectos de la filosofía de Giorgio Agamben 08/11/2021

Fraude de ley

Artículo de opinión sobre el abuso de temporalidad en España 30/10/2021

Mostrando: 1-5 de 518