×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

MinipimerMiembro desde: 11/05/20

Minipimer
441
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    5.607
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    50
Veces compartidas
0
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
11/05/2020

¿Sabes cómo afrontar la realización de un plan de marketing? Seguramente tengas muchas dudas, por eso quiero resolverlas diciéndote los 10 puntos donde más te debes fijar

No te voy a descubrir nada nuevo si te digo que, a día de hoy, es muy difícil que cualquier proyecto o empresa tenga un buen rendimiento si no haces correctamente un plan de marketing, ¿verdad?

También he visto que hay muchísimo desconocimiento en esta materia, y por eso me gustaría darte, de una forma más o menos resumida, los diez puntos en los que debes fijarte a la hora de realizar ese plan.

La parte buena es que, si los sigues, te va a servir absolutamente para cualquier empresa, sea la que sea, y también para hacer un ejercicio teórico.

Vamos, que todo son ventajas.

1. Objetivo

Sin duda es lo más importante dentro de cualquier plan de marketing, es la pieza angular en la que pivota todo y, sin ello, estás perdido.

Ojo, cuando hago una estrategia o plan de marketing, siempre fijo un objetivo principal y, como mucho, dos secundarios.

Nada más.

Ahora bien, luego cada acción o subsección van a tener otro objetivo principal distinto, claro está.

En definitiva, si haces un plan de marketing para mejorar el reconocimiento de marca, no va a funcionar tan bien para vender más.

Lógico, ¿verdad?

2. Target y Buyer Persona

El target es lo que se conoce como público objetivo, y claro, cuando montas un plan de marketing tienes definir a quién va dirigido.

Esto es debido a que no es lo mismo hablar a hombres de entre 35 y 50 años que les gusta la arquitectura a mujeres de 20 a 30 que les guste el deporte.

Sí, los dos grupos contienen personas, pero podríamos decir que tienen un idioma distinto, ya me entiendes.

Si quieres ir más allá, tienes el concepto de Buyer Persona. Ahí lo que haces es ponerte en la piel de un consumidor y crearle una historia personal.

3. Antecedentes

En el punto de antecedentes lo que hacemos es mirar atrás y ver qué ha ocurrido en el proyecto antes de empezar a trabajar en él.

Si el proyecto es nuevo, es una oportunidad única de ver cómo está el mercado, si está en crecimiento o en declive, etc.

4. Análisis de competencia

Uno de los puntos en el que vas a gastar más tiempo, sin duda.

Hay que mirar la competencia real de una marca, por ejemplo, si hablamos de teléfonos móviles, la competencia de Apple será Samsung o Huawei, así como, si pensamos en la competencia de Mercedes, seguramente te vengan a la cabeza BMW, Lexus o Audi, ¿verdad?

En este punto hay que mirar todo lo que está haciendo la competencia, mejorar lo que hace bien y, por supuesto, no hacer lo que están haciendo peor.

5. Alcance y tiempos

Vale, ya sabemos qué hace la competencia pero, ¿hasta dónde quieres llegar en tu plan de marketing y en cuánto tiempo quieres alcanzarlo?

Te voy a poner un ejemplo que para mí es muy claro:

No es lo mismo hacer una estrategia de marketing para Cataluña, que para toda España, que para Europa o para Estados Unidos.

Este alcance va a condicionar lo que puedes y lo que no hacer, así como, en gran medida, el presupuesto que necesitas.

La otra variable a tener en cuenta es el tiempo.

Si quieres resultados inmediatos no puedes contar con el SEO, así como, si quieres resultados duraderos no es buena idea gastar todo el presupuesto publicitario en los primeros 3 meses.

Todo esto debe estar definido en tu plan de marketing.

6. Estrategia

Una vez definimos todo lo anterior, podemos empezar a definir la estrategia.

A nivel marketing, todo está englobado en cinco grandes estrategias generales.

Un proyecto puede tener como fines:

-        Incrementar la base de datos, es decir, tener cada vez más datos con los que trabajar tanto a nivel marketing como comercial.

-        Conversión telefónica, muy usado en sectores top como los seguros, los viajes o las telecomunicaciones.

-        Mejora de audiencia, muy usado en medios online y periódicos, en los que todo se trata de conseguir tráfico y más tráfico.

-        Branding (también atención al cliente), aquí englobo todas las estrategias y acciones que sirven para hacer más ruido con tu marca, pero  que tengan como objetivo la venta final.

-        eCommerce, todo lo relacionado con la venta directa 100% online.

Y, dentro de esto, dos enfoques principales:

-        O bien haces estrategias de Outbound Marketing, que sería el equivalente a ir a vender cómo y dónde sea.

-        O bien haces enfoque de Inbound Marketing, aportando valor para atraer personas y que sean ellas las que te compran.

Ni que decir tiene que, personalmente, me gusta mucho más este segundo enfoque que, aunque más costoso de inicio, hace que las ventas ventan solas.

7. Presupuesto

Una vez montas tu estrategia es el momento de ponerle números al asunto.

Y sí, es la parte que más miedo suele dar. Te lo aseguro.

Ahora toca ir acción por acción poniéndole cuánto dinero vas a gastar en cada una de ellas, y por qué periodo de tiempo.

Por ejemplo, si vas a gastar 2.000€/mes en publicidad de Google Ads de forma indefinida, puedes decir que vas a gastar 24.000€ al año, etc.

Cuando tengas todas las piezas (te recomiendo hacer un plan de marketing por año), tendrás la inversión total que necesitas.

8. Estimación de rentabilidad

Pero esto no es todo, ¡siempre está bien ir un paso por delante!

Para ello, lo mejor es que tengas tres escenarios:

-        Estimar la rentabilidad si todo va según tus cálculos.

-        Estimar la rentabilidad si todo va súper bien (es decir, si va el doble mejor de lo que pensaste).

-        Y, también, estimar la rentabilidad si todo es un desastre (es decir, si facturas la mitad de lo que tenías pensado).

Esto te va a poner un poco en tu sitio sobre lo que puedes esperar a nivel facturación en un caso bueno, malo y normal, y te va a ayudar a sopesar qué pasaría en un tiempo de crisis.

9. Mejora continua

Ya finalizando, nunca está de más tener un pequeño apartado con las ideas que tienes sobre cómo mejorar mes tras mes tus resultados.

Para ello, céntrate en las partidas de presupuesto más interesantes y fija cómo y cada cuánto tiempo vas a hacer las cosas para mejorar los resultados más y más y más.

10. Sinergias y exit

Y, por último, un capítulo específico para cosas raritas:

Si tienes un proyecto grande y rodado, seguro que te interesa encontrar oportunidades de sinergias con otras empresas que se dediquen específicamente a cosas que tú necesitas, por ejemplo, ¿por qué vas a tener un call center propio y si otra empresa ya lo tiene?

Y, por otro lado, también debes fijar la estrategia de exit si tienes inversores, y mejor hacerlo cuanto antes.

Si sigues estos 10 pasos, no hay duda que tienes todas las vías para que tu proyecto funcione a las mil maravillas.

¿Cómo lo ves?

Este usuario no tiene más noticias