×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

UnmundoenguerraMiembro desde: 05/11/10

Unmundoenguerra

http://unmundoenguerra.blogspot.com/

0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    98.493
  • Publicadas
    43
  • Puntos
    0
Veces compartidas
5
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
30/11/2010

Desde Puerto Príncipe

En Haití todo es diferente... y las elecciones no iban a ser menos. El domingo se esperaba una jornada tensa y caótica. Los rumores de fraude y de incidentes eran la comidilla de la prensa internacional los días previos al inicio de los comicios... pero lo que ocurrió en la jornada dominical no tiene nombre. Esto es Haití y supongo que por aquí... todo vale.

En la mayoría- por no decir todos- los colegios electorales de Puerto Príncipe se registraron irregularidades, incidentes de baja intensidad y mamoneo por parte de todos los partidos políticos que incurrían en estas elecciones. En el colegio Jean Marie Vicent, situado en el barrio de Tabarre (frente a la embajada de Estados Unidos) el censo electoral estaba llena de personas que habían fallecido durante el terremoto y que por lo tanto no podía votar; mientras que el nombre de los vivos no aparecía por ningún lado. Personas que se habían registrado previamente en la Comisión Electoral Provisional (CEP) y que habían logrado obtener su carné para poder votar se encontraban con que su nombre estaba incorrectamente escrito o no había sido incluido en las listas electorales y por lo tanto... no podían votar. Gente que votaba hasta diez veces en las diferentes urnas repartidas por los colegios. Votantes que llegaban al colegio electoral y se encontraban que ya habían votado por ellos. Partidarios de uno y otro partido que se enfrentaban airados unos contra otros acusándose de manipular las elecciones... Las noticias sobre las fraudulentas elecciones corrían por las calles de Puerto Príncipe y entre la prensa internacional que observaba con incredulidad como ningún responsable del CEP o de los observadores internacionales decían absolutamente nada.

Un haitiano deposita su papeleta para elegir presidente. Foto: Ricardo García Vilanova

Presidentes de mesa electorales que abren la papeleta antes de introducirla en la urna y la rompen en caso de que el candidato elegido por el votante no sea el de su partido. Votantes, cansados de tanto fraude, que se llevan las urnas electorales o que se sientan encima de ellos para impedir que nadie pueda votar... Una imagen de república bananera donde la ONU mira para otro lado y se lava las manos como Herodes dejando el marrón a los haitianos... y afirmando "que las elecciones se están desarrollando con total normalidad".

En la jornada de reflexión tuve la suerte de entrevistar a Edmond Mulet, jefe supremo de la ONU en Haití junto con otros dos compañeros de la prensa española. En la rueda de prensa informal Mulet dejó caer una frase bastante significativa sobre los rumores de fraude electoral. "Esto no es Afganistán". ¡Qué razón tenía el señor Mulet! Esto ha sido mucho peor. "He estado en Nicaragua, Honduras y El Salvador como observador de la OEA (Organización de Estados Americanos) y nunca en mi vida había visto un fraude tan flagrante como este" aseguraba a la agencia dpa un observador imparcial- se supone.

A medio día, la situación se fue de madre y 12 de los 18 candidatos a Presidente convocaron una rueda de prensa en el majestuoso hotel Caribe Convecion Center del barrio de Petion Ville. "Pedimos la anulación de estas elecciones por el fraude masivo que se está registrando durante la jornada electoral. Pedimos a los jóvenes haitianos que se movilicen pacíficamente contra el gobierno de la nación y para la creación de un nuevo Haití. Denunciamos ante la Comunidad Internacional estas elecciones manipuladas por el Presidente René Préval", sentenciaban los candidatos. La noticia daba la vuelta al mundo. Tres de los cuatro máximos aspirantes a las elecciones rompían la baraja. ¿Qué puede pasar ahora? Esto es Haití... todo es posible.

Dos horas después del comunicado de prensa Michel Martelly, conocido popularmente como 'Sweet Micky', y Charles Baker se autoproclamaban de las elecciones. Dos de los tipos que unas horas antes pedían la anulación de las elecciones por fraudulentas... Sí, suena a broma pero es real como la vida misma. Los candidatos que clamaban contra las elecciones ahora decían que eran los ganadores de esas elecciones fraudulentas...

Seguidores de Sweet Micky, al fondo de la imagen, celebran la supuesta victoria del cantante. Foto: Ricardo García Vilanova.

Micky, con un gran tirón entre la juventud haitiana arengaba a sus partidarios a echarse a la calle para celebrar con él su victoria electoral. Media hora después las calles de Puerto Príncipe se teñían de rosa- el color del candidato- y gritaban consignas contra Préval y contra el CEP mientras llevaban en volandas a Micky; que en lo alto de un todo terreno se paseaba por las calles de la capital cual conquistador. ¿Cómo te puedes proclamar ganador de unas elecciones que has declarado fraudulentas? La respuesta es bien sencilla. La rueda de prensa fue una pantomima ante los medios de comunicación internacionales. Ninguno de los candidatos había solicitado formalmente la anulación de las elecciones ante el CEP. Era una puesta en escena en la que caímos- yo el primero- todos los medios de comunicación mundiales. Pero nadie fue a quejarse. Nadie presentó ninguna denuncia de fraude... Todos aceptaban los resultados porque todos estaban metidos en el ajo.

El objetivo: incendiar el país. Un país donde una chispa puede hacer saltar por los aires el polvorín de Puerto Príncipe y de ahí ir saltando de pueblo en pueblo, de ciudad en ciudad, de comunidad en comunidad. Se podría haber derramado la sangre de muchos inocentes por la inconsciencia de unos tipos sedientos de poder y que son capaces de cualquier cosa con tal de 'trincar la pasta' que la comunidad internacional tiene bien calentita en el banco preparada para entregar al próximo presidente del país.

¿Qué se mata el pueblo?... Cosa suya. A mí me da igual. Yo quiero los billete de 100 con la cara del amigo Franklin para gastármelo en mis cosas. Los haitianos no se merecen unos políticos como estos. Unos políticos que sólo miran por ellos. Por mucho menos, la ONU ocupó el país y derrocó a Jean-Bertrand Aristide (el primer presidente elegido democráticamente en toda la historia de Haití) en 2004. La misma Organización de Naciones Unidas incapaz de inmiscuirse en la matanza de palestinos en enero de 2009. La misma Organización de Naciones Unidas que no denunció, ni condenó, ni actuó tras la invasión de Irak por parte de Estados Unidos. Esa misma Organización de Naciones Unidas... echó a Aristide porque era un mal tipo, un dictador, incapaz de dialogar con la oposición del país, de financiar y armar a las bandas callejeras y utilizarlas a su antojo y de usar a la Policía Nacional de Haití contra la oposición... Vamos, lo mismo que Gadafi o cualquier otro presidente de república bananera. La diferencia. Que Aristide no les bailó al compás y que no tiene debajo del culo un remanente de petróleo, de diamantes, de oro o de coltán como para que puedan vivir los nietos de sus nietos...

Cuando parecía que nada más podía ocurrir en esta surrealista jornada electoral los miembros del CEP- elegidos a dedo por René Préval- convocan a los medios de comunicación. "Los comicios han sido un éxito rotundo en cuanto a desarrollo y participación. Sólo se han registrado incidentes leves en 56 de los 11.000 colegios electorales repartidos del país"... ¡Joder- con perdón- qué ojo tengo! Voy a tres y en los tres hay fraude. Desde luego que ha sido un éxito y a participación... hay sitios donde han votado hasta los muertos. Lo de estas elecciones ha sido surrealista. Un compañero de La Vanguardia afirmaba que en sus veinte años de periodista no había visto nada parecido... Pero esto es Haití. Aquí todo es posible. Y mañana la sangre puede llegar a las calles...

*Para ver más fotos de Ricardo García Vilanova desde Haití pasate por su blog o por su web.

Más recientes de Unmundoenguerra

Haití, un año en el olvido

ANTONIO PAMPLIEGA (Puerto Príncipe) Míranos... ¿Crees que es digno vivir de esta forma? No tenemos nada. No nos queda nada; salvo morir aquí. Lo hemos perdido todo 14/01/2011

Diarios de Haití: The end

Desde Puerto Príncipe. "This is the end, beautiful friend. This is the end. My only friend, the end". He querido que está entrada sea especial. Por eso he decidido tomar prestado el inicio de una de las canciones que inmortalizó Jim Morrisson al frente de The Doors.. 03/12/2010

Diarios de Haití: La dolce vita

Diarios de Haití: La dolce vita

Desde Puerto Príncipe. Tenemos la sensación de que vivir en Haití es una condena. Una pesadilla de la que es imposible despertar. Un castigo por los pecados cometidos en una vida anterior... y desde luego que si eres haitiano debes tener esa sensación. Pero.. 28/11/2010

Diarios de Haití: Un lujo indigno

Diarios de Haití: Un lujo indigno

Desde Saint Marc Cientos. Miles. Cientos de miles de pequeñitas lucecitas brillan a lo lejos. Son los rayos del sol que acarician las pequeñas olitas que levanta el viento que mece el mar Caribe. El verde turquesa del agua llama poderosamente la atención 26/11/2010

Diarios de Haití: Un ángel vestido de blanco

Diarios de Haití: Un ángel vestido de blanco

Michelle duerme profundamente mientras el mundo sigue su curso. Foto. A. Pampliega Desde Puerto Príncipe. Está inmersa en un profundo sueño. Sueña con un mundo de príncipes y princesas. Un mundo de alegría eterna. Un mundo lejos del lúgubre lugar en el que le ha tocado vivir 24/11/2010

Mostrando: 1-5 de 42