Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Persecución contra militares que lucharon contra el terrorismo

03/07/2013 10:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Compartimos con ustedes esta carta del General del Ejército del Perú en retiro Baca Doig el cual denuncia que lo están enjuiciando de manera irregular por haber luchado contra el terrorismo en los años 80s.

Al igual que en otros casos , en este se puede ver una absoluta falta de pruebas y un gran sesgo ideológico de parte de la Fiscalía y las ONG, que más que Justicia parece estar buscando venganza contra los militares y policías que lucharon contra el terrorismo genocida de Sendero Luminoso y el MRTA. image

Carta del General EP (R) Pedro Baca Doig

Soy el General (EP) en retiro, Pedro Baca Doig, católico de nacimiento y practicante Soy hijo de Enrique Baca Walter´s (senador de la Republica 1956 – 1962) y de Blanca Doig Buendía, ambos ya fallecidos. Estoy casado con Nelly de la Piedra Higueras y tengo cinco hijos, que son los Baca de la Piedra. Todos los que conocen los apellidos que he mencionado reconocerán que dichas familias son reconocidas por sus innumerables valores éticos y morales, esas son las personas que me han acunado y que de alguna u otra forma han hecho de mi lo que soy.

Ingrese al ejercito en el año 1966 y he prestado servicios en zonas de emergencia durante 8 años, cifra que es record en el ejercito. En todas estas oportunidades lo hice con la decencia y el honor que mi familia inculco en mí, la fe que profeso, mi institución y mi nombre. No estoy diciendo que no he tenido enfrentamientos armados con delincuentes subversivos de "Sendero Luminoso", es mas ratifico estos hechos, pero así mismo asevero nunca he disparado o consentido que se dispare contra un hombre desarmado y menos contra una mujer o un niño. Según mis tres grandes pasiones (Fe, Ejercito y nombre) eso sería pecado, asesinato y cobardía, cualidades que solo puede tener un miserable.

Me dirijo a ustedes porque en la actualidad he recibido una notificación de la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Ayacucho, para que preste declaración en la investigación SIATF Nro. 21-2011, sobre el asesinato de Fausto Balboa Quispe y otros. Al mismo tiempo que coincidentemente han aparecido en internet diferentes artículos que entre otras cosas dicen lo siguiente:

1. Que fui Jefe Político Militar de Chungui entre los años 1984 y 1985 (solo fui Jefe de la base de Chungui por un mes)

2. Se me inculpa de 1381 desapariciones y la muerte de 141 campesinos a quien antes había torturado.

3. Que antes de matarlos los hacía cavar sus fosas

4. Que conduje personalmente operaciones en Chungui, Paijas, Villa Aurora, Cierra puertas y Quillabamba (localidades que excepto Chungui no conozco)

5. Que Feliciano estaba en los alrededores de Chungui, cuando según la inteligencia a las que tenía acceso creíamos que el que estaba en dicha área era Julio Cesar Messich.

6. Que he disparado contra campesinos, mujeres y niños (nunca he estado loco)

Lo cierto es que en el año 1984 con el grado de Mayor fui cambiado de colocación, según la orden general del Ejército, destacado a la zona de emergencia, al área de seguridad Andahuaylas (ASA). Recayó bajo mi responsabilidad ocupar los dos puestos más importantes en un Estado Mayor G-2 (inteligencia) y G-3 (operaciones). Creo que hicimos una gran labor en la pacificación de dicha zona, en los primeros meses del año Ayacucho tenía problemas con sus operaciones y el jefe político militar decidió retirar la base de Chungui, lo que fue aprovechado por los delincuentes subversivos de Sendero Luminoso para arrasar los poblados de la llamada "oreja de Perro". Es en esas circunstancias que el Jefe Político Militar de Huamanga ordena al área de seguridad de Andahuaylas (ASA) que ponga una base temporal en Chungui (Ayacucho), localidad fuera de nuestra responsabilidad. Soy designado para esa misión, donde instalamos una superbase. Cuando llegue a Chungui encontré un pueblo física y anímicamente destruido, la mayoría de sus casas eran escombros, solo quedaba su plaza de armas y su Iglesia que permanecía cerrada desde hacía algunos años. Intensificamos nuestro patrullaje obligando así a los senderistas a huir, nos dedicamos en alma, corazón y vida a realizar acción cívica. Aprovechando que había traído un médico le dimos atención sanitaria, comida, reconstruimos su escuela, hicimos de profesores (estos habían huido), levantamos las casas de los pobladores mediante el trabajo comunal (soldados y pueblo), organizamos las rondas campesinas, pusimos luz en la plaza de armas y en algunas calles, y logramos darle cariño y tranquilidad a la población.

Yo estuve en Chungui algo más de un mes, me remplazo otro enviado de Andahuaylas y a los pocos días Ayacucho volvió a tomar su responsabilidad y se hizo cargo de la base y de toda la oreja de perro. Desconozco lo que haya pasado después de mi partida, lo que sí recuerdo es que todo el pueblo me despidió con agradecimiento y llorando, no querían que me vaya. Quiero hacer constar que fui el único oficial que cumplió su misión bajo su verdadero nombre, los anteriores y posteriores usaron seudónimos. Como yo nunca he cometido actos contra la moral no tuve inconveniente en usar mi nombre y apellidos verdaderos de los cuales me siento tan orgulloso de llevar.

Si yo quisiera negar mi corta estadía en Chungui me sería muy fácil, porque en los documentos del Ejército en el año 1984 yo figuro en Andahuaylas, a quien una orden verbal del Jefe Político Militar de Huamanga me envió a Chungui, no lo hago porque yo hablo con la verdad y tengo la conciencia limpia, así como el orgullo del papel que desempeñe ayudando a mi hermano campesino que es tan peruano como yo.

¿Hasta cuándo?, hasta cuando me pregunto vamos a permitir que las ONG pro senderistas hagan lo que quieran, culpen a inocentes, destruyan nombres de personas que lo único que hicieron fue defender a su Patria. No estamos en contra de que se investigue y que delaten a aquellos que violaron los derechos humanos, pero en lo que no estamos de acuerdo es que den nombres sin tener la seguridad de que lo que dice sea cierto, haciendo de esto un método de vida, sin tener en cuenta que exponen a peligros y riesgo a las personas que indebidamente señalan como culpables a la vindicta pública, solo con el afán de lucrar, para justificar sus gastos y pedir más dinero a sus aportantes. También creemos que en los casos que hayan denunciado a personas inocentes, estas ONG, periodistas o quienes sean, se les ponga millonarias multas por levantar falsos testimonios y que dicho dinero debe de ser entregado al acusado para poder devolverle el dinero que ha gastado en su defensa y poder pagar de alguna manera el daño ético y psicológico que le han ocasionado, en mi caso yo donaría este dinero a Chungui que seguramente lo necesita más que yo.

En mi recuerdo, mi actuación en Chungui está considerada como el actuar de un soldado, que durante un tiempo deja de serlo, para convertirse en padre, hermano y amigo de los campesinos, que no solo no hizo las atrocidades de las que le inculpan sus detractores, sino que salvo a miles de personas de la muerte. Cuando me retire de Chungui solo vi gente llorando que me aclamaba y besaba, me decían: "no te vayas papay"

Sin embargo, el bien se paga con el mal, me injurian, me acusan sin fundamento y por ultimo me denuncian. Es por eso, que tu como hombre y mujer de bien no puedes ni debes permanecer callado, has que mi protesta sea tu protesta, no permitas que por dinero ataquen a inocentes. Hoy soy yo, mañana puedes ser tú. Ayúdame a levantar mi voz, enviando estas líneas a diez de tus mejores amigos y estos a otros diez hasta que seamos un millón de amigos.

Por último estas ONG que mienten y dan esta información no quieren darse cuenta que atentan contra la vida de quienes tan inescrupulosamente denuncian, si sendero Luminoso esta ligeramente organizado, es como si le dijeran ahí tienes a tu enemigo, demuestra tu presencia, MATALO, no es que tenga miedo, me enseñaron a vencerlo, vas a permitir que esto suceda. No calles ayúdame y actúa, cuento contigo.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2281 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
239
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.