Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

El peruano Ricardo de Montreuil nos cuenta sobre "Lowriders", la primera película que dirige en los Estados Unidos

8
- +
05/06/2017 20:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Entrevista de Alberto Castro (@mczorro)

El peruano Ricardo de Montreiul ya había llegado a la pantalla gigante con "La mujer de mi hermano" (2005), adaptación de la polémica novela de Jaime Bayly, y con "Máncora" (2008), road trip con el que participó en el Festival de Sundance. Con esas dos credenciales en mano, y con un cortometraje de ciencia ficción recién salido del horno llamado "The Raven", logró reunirse con titanes de Hollywood que querían adaptar la historia de ese corto a un blockbuster multimillonario de ciencia ficción (Mark Whalberg estaba interesado en producir).

Pero luego de que ese proyecto se paralizara tras la salida de su protagonista (Liam Hemsworth iba a protagonizar, pero tenía que terminar primero la saga de "Los juegos del hambre"), fue contactado por los productores Brian Grazer, ganador de un Oscar por "Una mente brillante", y Jason Blume, responsable del fenómeno "Actividad paranormal" y joyitas del cine independiente como "Whiplash", quienes le propusieron que realizara "Lowriders", filme protagonizado por Demian Bichir, Gabriel Chavarria, Theo Rossi y Eva Longoria que se estrenó el mes pasado en los Estados Unidos. La historia le sigue los pasos a un joven artista callejero que vive al este de Los Ángeles, que se debate entre un padre obsesionado con las tradiciones familiares, un hermano con un pasado criminal y su propia necesidad de expresarse.

El realizador peruano se paseó brevemente por nuestro país durante la campaña promocional de la película y tuve la oportunidad de conversar con él. Lamentablemente "Lowriders" aún sigue sin fecha de estreno comercial en nuestro país.

¿Cómo llegas a este proyecto? Supongo que fue un proyecto de encargo, al no tratarse de una historia personal.

Brian Grazer, el productor de la película, conoció a Mr. Cartoon, que es un muralista y tatoo artist mexicoamericano súper conocido en el mundo de lowriders, y a Estevan Oriol, un fotógrafo también famoso. A los tres se les ocurrió la idea de hacer esta película hace 10 años. Luego Bryan ve "Máncora" y "The Raven", un cortometraje mío, y a partir de eso es que me invitan a unirme al proyecto. Yo tenía aproximadamente 5 años viviendo en Los Ángeles y, siendo latino, conocí a mucho mexicoamericanos metidos en la movida cultural de los lowrides: me encantaba su arte, la comida, la música. Claro que no todos podían comprarse lowriders, porque son carros bastante caros.

¿Qué es exactamente un lowrider?

Son carros que están asociados con el mundo del hip hop, aunque los medios de comunicación los han asociado con los gángsters y ese tipo de cosas. En realidad, los lowriders son unos carros customizados que empezaron a volverse populares en los 50s en California gracias a los mexicoamericanos, automóviles que cuentan la historia de la familia o de la persona que lo hace. Muchas veces son carros que pueden demorarse hasta 15 años en terminarse: muchas veces lo comienza el abuelo, luego el papá, hasta llegar al hijo. Entonces, Estevan y Cartoon querían contar la verdad sobre estos carros, representar esa tradición cultural y familiar, alejarlo de sus connotaciones negativas. Yo en ese momento estaba adaptando mi cortometraje "The Raven" a una película con Universal y Mark Wahlbert como productor y así es que me encuentran; y al ser "Máncora" una historia de coming of age, y yo siendo latino, Brian consideró que podría ser un buen director para la película.

image

"La mujer de mi hermano" y "Máncora", tus anteriores películas, son producciones independientes y mucho más personales. ¿Qué tanto cambia o se facilita el proceso de realización el tener el respaldo económico y logístico de un estudio?

Creo que no hay película fácil, porque creo que cuanto más plata te den, los retos son más grandes. Hacer una película es una empresa que toma su tiempo, desde la creación del guión, filmarla y la postproducción. Dicen que cuando uno hace una película en realidad son tres películas: la que escribes, la que filmas y la que editas. Todas son una experiencia única, con muchos retos. Y en todo caso, el tener un estudio no me aseguraba distribución necesariamente, ya que los estudios hacen muchas películas que al final nunca distribuyen. Es un cierto apoyo, pero no es una seguridad de que la película vaya a terminar en los cines.

Esta película fue grabada en el 2015, ¿por qué tomó tanto tiempo en estrenarse?

Nos demoramos un montón en editarla, como 9 meses. Y siempre quisimos que saliera en la primavera en Estados Unidos, porque es un coming ofage story que sentíamos que iba a tener mayor llegada con los jóvenes. Como no llegamos a la primavera del 2016, nos invitaron a estrenarla en el Festival de Los Ángeles, que era el evento prefecto para presentar la película. Y luego esperamos hasta esta primavera para ponerla en cartelera, no había urgencia de ponerla antes.

Cortometraje "The Raven"

¿Cómo va el proyecto de "The Raven" con Mark Wahlberg de productor?

Estuve tratando de resucitarlo, estamos trabajando en eso. Liam Hemsworth iba a ser el protagonista de la película, pero tenía poco tiempo para hacerla (por "Los juegos del hambre"), con lo que se paralizó el proyecto. El primer borrador de la película lo hizo Justin Marks, el mismo de "El libro de la selva". Cuando tuvimos que parar, llegó el guión de "Lowriders" y nos encantó a todos. Decidimos arrancar con eso y dejar "The Raven" para más adelante.

¿Has pensado en regresar al Perú a grabar algo?

Me encantaría, pero ahorita mi enfoque está en terminar "The Raven". La experiencia de hacer "Máncora" en el Perú fue increíble: en algún momento estaría bueno trabajar con Miguel Valladares, quien fue asistente de producción en esa película.

¿Qué tanto sabes de la situación del cine peruano en este momento?

Estoy muy desconectado. Sé que hubo un boom de cine comercial, que está bien porque significa que está creciendo la industria. Sé que al mismo tiempo se han hecho buenas películas de autor, como "Magallanes". Pero no he tenido la oportunidad de verlas, porque esas películas no llegan a Estados Unidos. Pude ver "¡Asu Mare!", porque Miguel (Valladares) me regaló una copia.

image

Recuerdo que "Máncora" y "La mujer de mi hermano" fueron bastante mal recibidas por la crítica, en su estreno por aquí. ¿Cómo es tu relación con ellos?

La crítica es la crítica. Sentí que la crítica de "Máncora" vino de gente mayor, pero que la gente joven fue mucho más receptiva con la película. Pero es raro que acá la crítica no la haya aceptado bien, cuando en Estado Unido se presentó en Sundance, y luego se paseó por Edimburgo, Sao Paulo, Guadalajara y no recuerdo en cuantos otros festivales más y tuvo una recepción increíble. Lamentablemente acá no. Recuerdo que un blogger mintió diciendo que en Sundance mucha gente se salía de la sala y cosas así, un periódico hasta lo rebotó. Cuando fue todo lo contrario: a la película le fue increíble en Sundance y a Jason Day no lo querían soltar de Hollywood, lo tenían secuestrado las agencias.

Hace poco se encendió la polémica sobre los servicios de streaming y la guerra que les declararon las salas de cine. ¿Qué opinas de este cambio del paradigma para hacer y ver cine?

Netflix es una plataforma que aún está en evolución, aún no está definida. Ellos te compran los derechos de tu película y no recibes regalías, te pagan un fijo. Y últimamente están comprando muchas películas de festivales, pero luego las entierran: Netflix te propone como usuario una lista de películas que su algoritmo descifra que podrían gustarte, pero hay muchas películas que ni te enteras de que existen. Tampoco creo que ni Netflix sepa bien hacia dónde va. Pero el cine, más que la televisión, es un evento. Son espectáculos a los que la gente va en masa, porque quieren compartir la experiencia de ver esa historia con otra gente.

¿Te da nostalgia tener que ver películas menos comerciales en Netflix y no poder verlas en pantalla gigante?

Definitivamente sí, sería bueno tener ambas opciones. Hay que ver a dónde nos lleva la tecnología y los medios. El mundo va cambiando y uno se tiene que ir adaptando. Uno puede tener nostalgia de muchas cosas, pero uno no puede evitar hacia dónde va, uno se tiene ir adaptando y moldeando lo mejor que pueda con lo que va apareciendo.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (3964 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
80
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.