Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Las pistolas eléctricas son tan peligrosas como las de verdad. Amnistia Internacional pide un escrutinio de las mismas

09/01/2015 06:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En 10 años en EE.UU. y Canadá murieron casi 300 personas al recibir descargas por armas eléctricas e incluso algunos jóvenes que ya estaban esposados por la policía. En España todos los cuerpos antidisturbios las tienen aunque no hay noticia de que las hayan utilizado hasta ahora

La pistola eléctrica es un arma inventada teóricamente para paralizar a un presunto delincuente sin necesidad de dispararle balas que terminen con su vida. Fue inventada por un norteamericano héroe de la segunda Guerra Mundial un tal John H. Cover  quien por lo visto no creía como los grandes detectives oficialistas como Edgar J. Hoover el fundador del FBI que contra los gángsters había que utilizar la metralleta que los barriera de una sola ráfaga. John H. Cover había visto muchas muertes contra los alemanes y los japoneses y odiaba el matar. Entonces inventó la pistola eléctrica que se llamó Táser (acrónimo de Tom Swift, personaje favorito de ficción del escritor que divulgó el arma). Inmediatamente después del invento, el escritor Swift cuyo protagonista es Victor Appleton, en la narración de uno de esos libros,   crea un rifle eléctrico)  diseñado por John H. Cover, quien más adelante fue director científico del North American Aerospace's Apollo Moon Landing Program (el programa Apolo del presidente Kennedy, y del primer viaje a la luna).

El Taser eléctrico es eficaz hasta 7, 6 metros mediante el disparo de dos dardos unidos a sendos cables eléctricos, que transmiten los pulsos desde el arma hasta el agresor, si bien también funciona por contacto. Hasta julio de 2008 más de 1.400.000 personas probaron los efectos del táser, bien en intervenciones policiales o bien voluntariamente.

Las armas de descarga eléctrica son de tipo de Stun-Gun parecidas a las porras que en Norteamérica se utilizan para controlar el ganado. Tiene un extremo de metal compuesto por dos electrodos conectados a una batería que incluye el artefacto. En el otro extremo del eje, se incluye un mango y un interruptor. En algunos casos este dispositivo se camufla como paraguas, teléfonos móviles, linternas e incluso estilográficas. Tienen a veces una opción de arco voltaico visible y ruidoso que se utiliza para advertir al contrario. Suele utilizar baterías recargables.

El táser genera en vacío 50.000 voltios, pero en contacto con la persona cae a 400 voltios con una corriente de 2, 1 mA lo que presuntamente lo hace no-letal para el ser humano. Esta postura ha sido sostenida por un estudio del Instituto de Medicina Legal de Málaga en Cuadernos de Medicina nº 35 de 2004

Están consideradas como   armas no letales por la poca intensidad de la descarga producida, entre 3 a 5 mA. "Pero el efecto letal de la descarga depende de la corriente mA, no del voltaje". Si el disparo se efectúa a 8 ó 10 metros el arma deja de ser no mortal para convertirse en un arma como las de matar.

Las otras defensas eléctricas, las que no son táser, o sea las Stun-Gun generan ruido eléctrico a alta corriente mA y voltaje y pueden quemar terminales nerviosos y ningún país occidental las utiliza porque pueden provocar lesiones irreversibles.Táser crea un arco eléctrico entre los dos electrodos.

Debido a su presunta no letalidad, el arma ha sido utilizada en situaciones en las que no  estaba justificado el uso de armas de fuego.Pero policía es policía en todas poartes

Amnistía Internacional ha pedido medidas de regulación y control urgente sobre este tipo de armas

Por sus características inherentes, estas armas son utilizadas con frecuencia para cometer abusos contra los derechos humanos.

 

Los gobiernos reconocen que pueden provocar fácilmente sufrimientos y lesiones innecesarias e incluso la muerte. Su comercio igualmente ha sido objeto de restricciones al admitirse que estos dispositivos pueden utilizarse para infligir tortura y ser un fácil instrumento de uso abusivo”.

 

Las pistolas paralizantes de electrochoque Taser tienen la capacidad de causar dolor agudo mediante la descarga de 50.000 voltios al cuerpo con sólo apretar un botón y sin dejar marcas relevantes, lo que las convierte en un instrumento muy peligroso susceptible de  utilizarse para torturar y maltratar. Este tipo de armas arrastra un inquietante historial de abusos contra los derechos humanos allí donde su uso se ha extendido, como Estados Unidos o Canadá. Por ello, Amnistía Internacional reclamó insistentemente su suspensión en 2007 a la espera de una investigación a cargo de expertos independientes sobre los efectos en la salud de las personas que provoca su utilización. Pero ya se hizo y el arma paralizante está aquí para quedarse.

En el marco de las obligaciones de prevenir la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, el Gobierno central debe adoptar en todo el territorio las medidas necesarias para regular el uso de las armas tipo Taser; una responsabilidad que también deben asumir los gobiernos regionales en su ámbito de actuación.

Armas tipo Taser en España: Las Policías locales de Cataluña, Valencia y Canarias disponen de estas armas que producen descargas eléctricas.

AI denuncia el descontrol y la falta de regulación sobre las armas tipo taser en España, en un contexto en el que algunas fuerzas de seguridad españolas anunciaron su adquisición y policías locales de al menos tres Comunidades Autonómas disponen de ellas. Ahora se ha puesto en vigor normas para utilizarse en un plazo breve.

Esta es la principal conclusión del Informe “Voltios sin control. Uso de pistolas tipo Taser y otras defensas eléctricas de seguridad en España” que Amnistía Internacional ha presentado hoy de forma simultánea en Cataluña, Valencia y Canarias, una llamada de atención, .reforzada por órdenes de Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

La Policía Nacional, la Guardia Civil y la mayor parte de las policías autonómicas y locales disponen de defensas eléctricas, pero no como dotación. En el caso de la Policía Nacional, sólo los GEO (Grupo Especial de Operaciones) dispondrían de ejemplares en algún tipo de acciones. En cuanto a las Fuerzas Armadas, el Ejército de Tierra ha adquirido estas armas para su evaluación, al igual que la policía autonómica de Cataluña, los Mossos d'Esquadra. En Canarias las defensas eléctricas forman parte del material básico de las policías locales. La normativa de la Comunidad Valenciana las considera dotación opcional. Y al menos otras cuatro Comunidades Autónomas tienen una normativa ambigua que abre las puertas a la utilización de estas armas como parte de la dotación de las policías locales.

El dolor del impactoen el cuerpo humasno es insoportable, ¿es peor el remedio que la enfermedad?

“España tiene una posición incoherente sobre las armas tipo Taser. Mientras el Gobierno mira a los riesgos que se pueden generar, este mismo criterio no vale para otros cuerpos de policía  y local” continúa Beltrán.

El Ministerio del Interior, a pesar de que Amnistía Internacional lleva más de dos años alertando sobre el uso de armas tipo Taser por parte de policías locales, afirma no tener información sobre ello. Este desconocimiento significa también carecer de información sobre las condiciones de habilitación, en concreto, en qué casos y con qué garantías se utilizan o si los agentes autorizados reciben la formación adecuada que incluya los contenidos de derechos humanos.

La muerte de una persona bajo custodia en agosto de 2005 en una de las dependencias de la Guardia Civil en Roquetas de Mar tras ser reducido con medidas reglamentarias y no reglamentarias, entre las que se incluían descargas provocadas con una defensa eléctrica, fue un claro ejemplo del abuso de estas armas además de poner de manifiesto la tenencia ilícita de las mismas.

Armas Taser en el mundo

Los casos documentados por Amnistía Internacional sobre el uso de las armas Taser en países como Estados Unidos o Canadá demuestran que estas armas no se emplean como último recurso y de manera proporcionada, sino que se utilizan de forma habitual como opción de fuerza contra personas que no representan una amenaza para sí mismas o para terceros.

Según las investigaciones llevadas a cabo por la organización en Estados Unidos, entre junio de 2001 y junio de 2007 un total de 269 personas han muerto tras recibir descargas por armas Taser utilizadas por funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. En el 2006 ocurrieron 75 muertes, mientras que de enero hasta junio de 2007 ya se contaban 33 personas muertas, cinco más que el número encontrado en el mismo período el año anterior. En 39 casos, los forenses encontraron que el empleo de las armas tipo Taser fue causa o factor contribuyente de la muerte.

En 2007 pudieron verse en todo el mundo unas imágenes de vídeo en las que se veía a la policía utilizando una pistola Taser contra un estudiante durante una conferencia pronunciada por el senador John Kerry en la Universidad de Florida (Estados Unidos).

Las secuencias mostraron cómo la policía se llevó de la sala a Andrew Meyer, de 21 años, después de que éste siguiese formulando preguntas al senador cuando ya había terminado su turno. El joven se resistió a que los agentes lo expulsaran, por lo que, a pesar de que ya tenía un brazo esposado, la policía le aplicó una descarga eléctrica cuando yacía en el suelo. Y fue mortal.

Taser International, una de las principales firmas fabricantes, admitió en el año 2005 que el arma puede ser letal.

269 personas murieron entre 2001 y 2007 tras recibir descargas por armas táser por parte de la policía, en 39 de los cuales la autopsia determinó el táser como posible contribuyente. En algunos casos, las muertes han sido atribuidas a la restricción física y estrés durante el arresto (con y sin táser) al fenómeno llamado "Sudden Death Following Restraint" (en Español: "muerte súbita por la retención") como fue el caso del pasajero Robert Dziekanski en Canadá.

Al margen de su letalidad, el uso del Táser produce un fuerte dolor en la persona objetivo sin dejar grandes marcas, por lo que la policía puede emplearla como arma de tortura encubierta:

El problema de las táser es que se prestan de forma inherente a cometer abusos, ya que son fáciles de llevar y fáciles de utilizar, y pueden infligir dolor físico equivalente a un calambre a nivel cuerpo con sólo pulsar un botón y sin dejar señales importantes. Hubo incluso personas a las que se les aplicaron descargas por no cumplir una orden policial tras haber quedado incapacitadas por una primera descarga.

        

Las armas táser han sido empleadas equivocadamente contra personas enfermas sospechosas que se hallaban bajo los efectos de ataques epilépticos, a causa de los cuales no podían responder a las órdenes de la policía, así como contra ancianos con demencia y niños.El 90% de las personas que sufren un ataque táser están desarmadas en el momento del ataque.Un estudio de la Canadian Broadcasting Corporation demostró que al menos un 10% de las armas táser tenían más potencia de la que debían.

El Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura ha sostenido que el uso de estas armas "causa severo dolor que constituye una forma de tortura" y ha recomendado a los estados miembros que "consideren abandonar el uso de armas eléctricas táser"

El Comité de las Naciones Unidas contra la Discriminación Racial ha sostenido que las armas de tipo táser han sido "burdamente mal usadas", y empleadas "desproporcionadamente" contra población negra y latina.

En el período de junio de 2001 a marzo 2007, solamente en los Estados Unidos, 150 personas murieron bajo custodia policial después de que se usaran "tásers" contra ellas.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1679 noticias)
Visitas:
11040
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.