Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Podemos ser jueces y venezolanos

02/04/2017 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando los marrulleros, los ignorantes y los arribistas se juntan, es difícil entender lo que está pasando, cuando lo que se junta es el desmedido apego al Poder, la corrupción y las bandas organizadas, entonces estamos perdidos

Y esto es lo que está pasando en Venezuela y amenaza con llevar al país a la guerra civil y a la ruina económica y humana.

Mezclar religión con revolución, comunismo con democracia, socialismo con capitalismo y creyentes con materialistas, trae como resultado la salsa Perrins, esa que usan los ingleses para casi todo y que confiere un sabor uniforme a las comidas, así todo lo que comes te sabe a lo mismo: a comida inglesa.

Esa que les permite ser europeos rechazando a Europa, o ir en dirección contraria por las carreteras, llevar el volante del auto a la derecha y medir y pesar en un sistema distinto al del resto del planeta.

Pero para eso hay que ser ingleses, vivir en una isla y estar acostumbrados a ser masoquistas, beber cerveza negra, tener mayordomos en vez de sirvientas, ser homosexual y casarse con una lesbiana transexual, ser conservadores y presumir de liberales… sin inmutarse, como si aquí no pasara nada.

Algo que a todas luces sólo saben hacer los ingleses, como tener una Constitución que no está escrita y una Iglesia en la que las mujeres hacen de curas y tienen hijos que no sólo no van a ser monaguillos, sino que van a ser punkys, raperos o monjes budistas con la anuencia de sus padres a pesar del disgusto.

Venezuela no alcanza esas cotas de desarrollo intelectual, social, moral, religioso  y mucho menos de tolerancia política.

Pero el secreto del éxito de los ingleses en el Reino Unido, no está sólo en su salsa o sus pasteles de carne, el secreto está en el mestizaje de las tribus isleñas, que ahora se ven enfrentadas por el Brexit.

Los venezolanos han tenido montones de oportunidades para su “mestizaje” a lo largo de su historia, desde Simón Bolívar –ese medio mantuno y masón que era mediovasco--  hasta el zambo Chávez que se rodeó de medioárabes, medioitalianos, medioespañoles y mediocolombianos, mezclados con mediocmunistas, mediocristianos, medioespiritistas y mediomaricos.

La salsa Lea&Perris es una mezcla de tamarindo con anchoas, melaza con ajo, vinagre de alcohol y cebolla.

Los venezolanos son una mezcla de españoles con árabes, italianos con gochos, orientales con maracuchos, tocuyanos con alemanes y llaneros con gringos de Chicago.

El chavismo está perdiendo el tiempo para mantenerse en un poder que se le acaba a plazo fijo

Les gusta presumir “maldiciendo” algunas palabras en inglés, compran todo aquello que sea “Made inUsa” por ser lo mejor del “mundo mundial” y llaman “pupu” al Hecho en Venezuela.

José Antonio Páez exilió a Simón Bolívar por querer ser dictador vitalicio de Venezuela, en cuanto arregló la vaina, se fue de vacaciones a los Estados Unidos por una larga temporada, dejando a un encargado al frente de la hacienda… un tipo listo, que era semianalfabeto.

Los venezolanos tienen el peor gobierno de su historia  gracias a lo mal que lo hace el gobierno de mastuerzos que dejó Chávez al frente de la hacienda y la banda de inútiles que conforman la oposición venezolana.

Así que no es de extrañar que en esta fase terminal, a más de uno y de una se les fundan las neuronas y aparezcan  salidas geniales, del estilo de las del Tribunal Superior de Justicia, que desencajan mandíbulas a base de risa o las que producen ceguera de tanto llorar unas veces de dolor y otras de risa.

En Venezuela algunos jueces carecen de juicio,   pero todos podemos ser jueces de vez en cuando y perder la cabeza, lo malo es cuando somos venezolanos, somos jueces y no tenemos cabeza.

Acudimos a la descomposición del cadáver del chavismo, mientras los zamuros se empeñan en ser halcones y se olvidan de que morrocoy no sube palo.

Es decir: El Chavismo murió con Chávez, a sus herederos sólo les queda liquidar (disfrutar) lo que dejó el difunto en “pasapalos” para el “velorio”, no saben gobernar, no es que sean de izquierdas o de derechas, simplemente son una banda de inútiles a los que se les acaba el tiempo y dan palos de ciego a una piñata que está vacía.

 

@ordogonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1335 noticias)
Visitas:
3112
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.