Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

El Polo: Las víctimas olvidadas del terrorismo

30/05/2013 11:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Este 20 de marzo cumplo 10 años sin mi hijo Augusto"

image

Autor: Augusto Banda Quintana

El 12 de Enero del 2002 había cumplido 18 años.

Por los riesgos de las décadas anteriores en el país y por mi trabajo, había enseñado a mis 4 hijos desde pequeños a reaccionar ante circunstancias peligrosas. Como jugando ellos se desarrollaron como muchachos muy capaces, atléticos y hábiles física e intelectualmente. Estas capacidades las utilizaron siempre, para brindar apoyo a los mas necesitados. Augusto llegaba de visitar a su enamorada, se colocó sus patines en la av. Encalada frente a la embajada de EEUU. Sentado en la vereda vio salir humo del carro al final de la hilera de autos estacionados entre la tienda Pharmax y el Banco de Crédito, todos de asistentes al cine esa noche.

Se acercó rápidamente, en poco tiempo alertó a los encargados de la tienda y del casino en la calle paralela (a la espalda), quienes perifonearon a sus clientes.

Ayudado por la velocidad de sus patines, se desplazó hacia la otra avenida – El Polo, en busca de un policía o encargado de serenazgo. Regresó solo con Zenón Enriquez de Huancavelica, su amigo cuidacarros del cine. Cuando llegaron había un grupo de personas solidarias tratando de ayudar para apagar el fuego. De pronto...

La explosión los mató. En total 9 personas murieron instantáneamente, y mas de 30 resultaron heridas.

Existen las palabras huérfano o viudo, pero no existen palabras para definir al padre que pierde a su hijo.

Solo dos meses después del atentado del C.C. El Polo, se instaló la Comisión de la Verdad.

Pensando que podrían ayudar al esclarecimiento del atentado, intentamos consultarles la posibilidad de que nos apoyen con sus investigaciones sobre este atentado.

La respuesta fue simple. "Ellos no iban a ver nada de lo ocurrido después del 2000".

No volvimos a acercarnos a ellos.

Podemos observar que el atentado en el C.C. El Polo no aparece en ninguno de los documentos emitidos por la C.V., Ninguno de los fallecidos o heridos, están considerados como víctimas o inscritas en listas, homenajes, exposiciones, ni historias como "el ojo que llora", "Yuyanapaq: Para Recordar".

Por supuesto no estarán en el "Lugar o museo de la memoria" ni en los libros de textos escolares. Ninguna de las ONGs ni organizaciones de Derechos Humanos los ha considerado, ni la misma Defensoría del Pueblo.

Parece que para ellos el atentado en el C.C. El Polo no existió y las víctimas fueron borradas de "su memoria".

Tampoco fueron considerados por la embajada, las empresas, bancos del C.C en sus condolencias, homenajes ó recuerdos florales etc. Todos se alejaron de cualquier relación con quienes intentaron ayudarlos. No entendieron, ni comprenden aún la solidaridad del accionar desinteresado de estas personas. No nos permitieron hacer ceremonias, recuerdos, ni manifestaciones de homenaje en el lugar del atentado.

Solo la Asociación de Casinos les expresó su agradecimiento. Esta es la relación de víctimas del atentado en el C.C. EL POLO del 20 de marzo del 2002:

- Rafael Barzola Vela del serenazgo de Surco. - Saúl Díaz Herrera, de la Unidad de Operaciones Especiales, (su compañero falleció días después) - Zenón Enríquez Vázquez, universitario de Huancavelica que trabajaba de lavacarros, - Los rotarios Carlos Rodríguez Ponce y Augusto Gil Figueroa, de 73 y 68 años, - Augusto Banda Serra quien alertó y aviso a los vecinos para ayudar. - Iván Mariluz Jiménez, José Luis Gallegos Chávez y Juan Gamarra encargados de seguridad del casino contiguo.

Les hacemos recordar que este grupo de personas, también fueron víctimas de la demencia terrorista.

Que permanezcan en la memoria de los peruanos y que les tributemos nuestro homenaje silencioso y agradecido porque la expresión física de su solidaridad y de sus valores ciudadanos, los sacrifico."

"NO LOS OLVIDEMOS"

___________________________________________________

Ningún familiar de víctimas en El Polo recibió ayuda del Estado

image

Fuente: Diario La República

Ni reparación alguna. Han pasado 10 años del ataque terrorista, y solo el silencio ha rodeado esta vil acción que demostró la demencial filosofía de quienes buscaban destruir la democracia. Deudos no desean que se olvide a sus héroes.

Eduardo Salinas Y.

Han pasado 10 años, y el dolor de Augusto Banda Quintana por la pérdida de su hijo sigue siendo el mismo y se extiende entre los familiares de las víctimas que aún siguen pensando que se pudo hacer más para reivindicar estas muertes. Y es que las pesadillas no cesan para los deudos del atentado terrorista en el centro comercial El Polo, en Surco.

"Existen las palabras para un huérfano o viudo, pero no las hay para definir al padre que pierde a su hijo. Lo que más me duele es que hasta el momento nadie ha dicho nada.

No sabemos en qué quedó la investigación, hubo algunos capturados, pero desconocemos si están libres o han recibido condenas. Hasta la fecha nadie ha recibido ninguna reparación civil de ningún tipo. En pocas palabras, estamos abandonados", dijo Augusto Banda, quien contempla el monumento en homenaje a las víctimas, que inauguró hace unos días el alcalde de Surco, Roberto Gómez.

Los familiares del atentado del centro comercial El Polo lamentan que, según afirman, la Comisión de la Verdad y la Reconciliación "no incluyera este ataque terrorista dentro de la investigación y el apoyo a los deudos. La comisión incluye los hechos terroristas que se realizaron entre 1980 y el 2000, pero a nosotros nos excluyeron, y por ello no sabemos adónde acudir", indicó Augusto Banda.

El Héroe del Patín

Según recuerda el padre de familia, su hijo Augusto (18) aquella noche del 20 de marzo del 2002 llegaba de visitar a su enamorada. Se colocó sus patines en la avenida Encalada frente a la embajada de Estados Unidos, sentado en la vereda vio salir humo del carro estacionado entre la tienda Pharmax y el Banco de Crédito.

"Para nosotros mi hijo es un héroe, porque con sus patines se acercó rápidamente, y alertó a los encargados de la tienda y del casino, quienes perifonearon a sus clientes, si no fuera por Augusto podrían haber muerto más personas", cuenta el padre.

Según los testigos, el joven muchacho se desplazó hacia la avenida El Polo en busca de un policía o un serenazgo para apagar el humo de ese carro. Regresó solo con Zenón Enriquez Vargas, de Huancavelica, su amigo cuidacarros del cine, quien también murió en el atentado.

"Cuando ellos llegaron había un grupo de personas solidarias que trataban de apagar el fuego. De pronto... la explosión se desató y los mató", y el silencio dominó al padre, quien al recordar este relato quebró su voz y no siguió más. Cómo quedó el cuerpo de su hijo quedará para siempre en su memoria.

Valeroso Sereno

El agente de serenazgo de Surco, Rafael Ernesto Barzola Vela, es recordado por sus compañeros por su actitud solidaria en el trabajo. Aquella noche, según la viuda Jacqueline Soto, él había cumplido su turno de trabajo, pero cubrió el relevo de su amigo porque tuvo un problema personal.

"Siempre fue solidario, una excelente persona, y en el atentado Rafael perdió la vida realizando su trabajo. Aunque como chofer de la patrulla no debió salir, pero él tomó el extinguidor e intentó apagar el fuego del carro. Tras la explosión mi esposo murió con el extinguidor dentro de su estomago. Fue horrible", expresó.

"Esto es muy extraño, sospecho cosas, pero me faltan pruebas"

Este atentado terrorista fue un hecho muy extraño en la historia de la ciudad de Lima, indica Andrés Rodríguez, hijo del fallecido socio del Rotary Club, Carlos Rodríguez Ponce, quien tiene sospechas de otros responsables en el ataque, que la policía no investigó.

"Yo conozco la verdad de este atentado, pero lamentablemente no tengo las pruebas suficientes para culpar a alguien en particular. Solo me parece extraño que días antes de la llegada del presidente de EEUU de ese entonces, George W. Bush, en la embajada no se encontrara ningún policía que resguarde la zona, cuando la orden era de seguridad máxima en los días previos a la llegada de este jefe de Estado".

Andrés recuerda con mucho cariño a su padre, quien en esa noche se reunió con sus amigos del Rotary Club en el hotel El Polo, para las sesiones acostumbradas. El ingeniero perdió la vida junto a su amigo Augusto Gil Figueroa.

Claves

Primera detención. En la ciudad de Chiclayo, en una "pollada", se capturó a una terrorista llamada Lucy Margarita Romero Acosta "Sonia", quien asaltó al primer taxista inyectándole somnífero al chofer.

Otro sospechoso. Róger Torres Velásquez "Poeta" fue reconocido como un sujeto que estuvo dando cobertura de seguridad a la mujer que abordó al segundo taxista asaltado, cargando una gran bolsa que contenía los explosivos.

Secuestró taxi. Lidia Nidia Vásquez Zeballos "Leonor" se le probó que estuvo en el asalto del segundo taxista.

Pericia. La policía determinó que la carga utilizada estaba compuesta por una mezcla de dinamita y anfo que es una mezcla de nitrato de amonio y petróleo.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2282 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
1232
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.