Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

¿Por qué marxismo cultural?

25/03/2015 14:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Alberto Mansueti Marzo 25 de 2015 Fuente: El Día El siglo XIX lo fue del liberalismo, con libre comercio internacional, capitalismo, y dinero basado en un Patrón Oro, en crecientes regiones del globo. Pero el siglo XX lo fue del socialismo marxista, en diversas expresiones políticas llamadas comunismo, sovietismo, nazifascismo, "New Deal" de Roosevelt, peronismo, izquierda "cristiana", castrismo, maoísmo etc., etc. A lo largo del siglo XX el socialismo hizo una embestida tremenda contra el capitalismo, y uno a uno fue imponiendo en casi todo el mundo el "programa mínimo" de 10 Puntos del Manifiesto Comunista de 1848, a saber: (1) La "Reforma agraria", (2) el impuesto progresivo a los ingresos, (3) el impuesto a las herencias, (4) la estatización de las grandes empresas y compañías extranjeras, (5) el banco central con su monopolio de emisión, (6) transportes del Estado, (7) empresas de propiedad estatal, e industrias y comercios bajo control del Gobierno, (8) leyes salariales y sindicales, (9) impuesto a las ganancias extraordinarias, (10) educación pública socializada. Decretaron todas estas políticas, junto con la medicina socializada, desde 100 años hasta hoy. Y son tenidas como "normales", corrientes y aceptadas en todo el mundo. Nadie sabe que son comunistas, porque se desconoce que proceden del Manifiesto del 48, y que fueron redactadas por Marx y Engels como distintivas del ser "comunista". En los años '80 los fracasos del marxismo económico ya eran inocultables; en 1989 el Muro de Berlín fue derribado y en 1991-92 colapsaron la URSS y el imperio soviético. Pero, ¿qué pasó después? ¿Fue rehabilitado el capitalismo liberal en todos los sectores de la economía? No. Lo que ocurrió a escala global, ya había sucedido antes, en Rusia, en el año 1921. En 1917 los bolcheviques hicieron su Revolución de Octubre y aplicaron los 10 puntos de un solo golpe a la economía. Fue un cataclismo: colas interminables, hambrunas a morir, saqueos de almacenes y granjas, disturbios en toda Rusia. Y Lenin aplicó su fórmula de "dos pasos atrás para luego tres adelante": dio a la producción un respiro, a fin de tener siquiera qué comer. La "Nueva Política Económica" (N.E.P.) permitió una economía casi informal, la de los "nepistas" y por sobre el ineficaz bloqueo de las potencias occidentales, hubo un acuerdo comercial con Armand Hammer, un "millonario rojo" de esos tan comunes. Pero eso acabó en 1924, con la muerte de Lenin, y el ascenso de Stalin al trono del Kremlin. El mal llamado "Neoliberalismo" ha sido la N.E.P. de los años '90, en todo el mundo. Enunciado como un Decálogo de 10 puntos en el Consenso de Washington, les permitió a los países bajo el yugo comunista salir del marasmo en que estaban sumidos, y a los marxistas continuar con el socialismo, pero ya con una economía más prolija, que produce lo suficiente como para alimentar a todo parásito en las empresas y oficinas del Estado. O sea las burocracias encargadas de la "educación y la salud", la "promoción de la mujer" (o sea ideología de género), el "cuidado del ambiente" (o sea chantaje a las multinacionales), la "dignidad del indígena" (o sea racismo anti-blanco), el aborto y el "matrimonio igualitario", el "lenguaje de género" y la "Política Correcta" del marxismo cultural, una vez agotado el marxismo económico. ¿Cómo se llama la película? Se llama "socialismo del siglo XXI". No es nuevo; es parte de la ideología marxista desde los "hegelianos de izquierda", solo que ahora lo están aplicando. Federico Engels ya se dio cuenta de que el capitalismo tiene firmes aliados, y uno de ellos es la familia "tradicional y burguesa". Marx falleció en 1883, pero ya al año siguiente, Engels publicó su libro "El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado a la luz de las investigaciones de Lewis Morgan", en parte basado en las notas de Marx al libro "La sociedad antigua" de Morgan. Los marxistas de antes le dieron prioridad a la economía en su guerra feroz contra el capitalismo. Pero sabían que llegado el momento, sería necesario socavar la familia y abolir el matrimonio. Pues el momento es ya: el énfasis no es en la economía; es en la cultura. Sus enemigos principales, además del matrimonio y la familia, son la religión cristiana, y el lenguaje, mejor dicho el "buen sentido" o sentido común, mediante el lenguaje bien articulado como medio de conocimiento objetivo, apto para abordar una realidad racional. Antonio Gramsci (1891 - 1937), filósofo, teórico y político socialista italiano, peleó con Mussolini y fundó el Partido Comunista en 1921; sabía que el capitalismo tenía un aliado firme en la religión cristiana y por ello se dedicó a combatirla, en especial a la Iglesia Católica. Georg Lukács (1885 ? 1971), sociólogo y crítico literario húngaro, destacó el rol de la novela, la literatura y el arte en general, como vehículos ideológicos para las ideas subversivas de Marx y Engels más eficaces que los indigeribles tratados de Economía Política. La Escuela de Frankfurt es la más conocida de las instituciones vinculadas al marxismo cultural, fue la primera entidad universitaria que abrazó abiertamente las ideas marxistas en Alemania. Por eso la mayoría de sus profesores, de origen judío, se fue a EEUU durante el nazismo, donde fueron recibidos como "super-sabios" por las universidades más prestigiosas, aunque varios volvieron a Europa tras la guerra. El "freudo-marxismo", síntesis de psicoanálisis y marxismo, tiene sus figuras principales en Wilhelm Reich, y en Herbert Marcuse, ideólogo de las revueltas estudiantiles de Mayo de 1968. Sin embargo el instrumento más eficaz al servicio del marxismo cultural ha sido y es la "izquierda cristiana" (¿?) en sus dos versiones: el Social Gospel (Evangelio Social) en el Primer Mundo, del brazo de la Teología "liberal" (o sea modernista); y la "Teología de la Liberación" en los suburbios del mundo, del brazo del misticismo gnóstico de los pentecostales. Imposible cerrar este repaso del marxismo cultural sin mencionar la "Deconstrucción del lenguaje" del francés Jacques Derrida (1930 - 2004); el Instituto Tavistock creado en Londres (1947) para investigar las técnicas de manipulación de la conducta de las masas; y la Escuela de Birmingham con sus "estudios culturales", término acuñado por Richard Hoggart (1918 ? 2014) en 1964, cuando en esa misma ciudad de Inglaterra fundó el Centre for Contemporary Cultural Studies, a fin de ver todos los medios de cambiarle la mentalidad a la gente anulando su capacidad cognitiva y de pensar, que antes se llamaba "brain-washing" o lavado de cerebro y que en Latinoamérica el Foro de Sao Paulo nos está haciendo a todos en nuestras propias narices sin darnos cuenta. Saludos y hasta la próxima.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2274 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
195
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.