Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arturo F. Achahui escriba una noticia?

PPK y la Gestión del Talento

25/06/2016 01:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Pedro Pablo Kuczynski, electo presidente del Perú, tiene por delante un gran reto, no solo unificar un país polarizado sino que como parte de ello potenciar en talento humano peruano

El pasado 5 de junio nuestro país fue testigo, así como el principal protagonista de una de las contiendas electorales mas ajustadas de la historia peruana, de un lado estaba Keiko Fujimori, la cual patrocinaba una posición política que llevaba consigo una propuesta que hacia eco del retorno a una administración la cual no carecería de carácter ni decisión política, esto en obvia referencia a lo experimentado durante los últimos cinco años de gobierno Humalista; y en el otro frente a un Pedro Pablo Kuczynski el cual optó por posicionarse en la defensa de una alternativa que colocaba en primera línea al consenso, el diálogo y la democracia; estos últimos, factores indispensables los cuales sabemos deben ser los primeros en ser garantizados por cualquiera que pretenda aspirar a ser el nuevo ocupante de la casa de Pizarro.

Para los que nos dedicamos a la gestión de personas el reto que significó elegir a un nuevo mandatario fue algo bastante particular, se trataba de elegir entre dos posiciones no solo distintas en lo que refiere a propuesta política, se puso nuevamente de manifiesto el viejo dilema entre juventud y experiencia, autocracia y democracia, y porque no decirlo, sobriedad versus desfachatez (al menos eso pudo advertirse en los debates realizados en Piura y Lima respectivamente, cuando ambos candidatos parafrasearon de forma calculada al celebre Nicomedes Santa Cruz). Lo cierto es que, para la elección de un nuevo mandatario, lo peculiar de esta cosa llamada democracia consiste en que el selector de la plaza presidencial esta personificado en todo el electorado peruano, un proceso de selección que duro mas de 100 días y que inicialmente tuvo mas de quince aspirantes, el puesto de trabajo mas importante del país es pues seleccionado por un conglomerado de personas con diferentes credos, intereses, orígenes y afiliaciones, un proceso de selección donde las hojas de vida de los postulantes dejaron de tener mayor relevancia, donde las pruebas de idoneidad brillaron por su ausencia (salvo algunas practicadas inconsistentemente por el Jurado Nacional de Elecciones) y con un sistema de búsqueda de referencias laborales el cual estuvo una vez mas a cargo de los medios de comunicación; todo un conjunto de agentes inmersos en este proceso que se sumaron a responder el cuestionamiento que nos es trasladado cada quinquenio: ¿Quién podría pues ser el mas idóneo para ocupar esta plaza?

Pero el proceso culminó, tuvo un resultado el cual nos hizo ver lo polarizado que esta nuestro país, polarización la cual, al margen cual sea su origen, representa un gran reto para el nuevo gobernante, convencer a la otra mitad del Perú (la cual no voto por él), que un gran cambio es posible de poder concretarse y que a pesar de nuestras diferencias si puede darse un viraje hacia donde la mayoría de peruanos desearíamos posicionar al país, y es que, aunque parezca poco verosímil, esta claro que el primer gran reto que tendrá que enfrentar el Sr. Kuczynski no esta necesariamente vinculado a la lucha contra la pobreza, la crisis pensionaria existente o la  desaceleración de las inversiones, PPK tendrá que darle cara primero a la estructuración de un equipo humano el cual tenga la capacidad suficiente para intervenir a toda una nación, una red de colaboradores que no solo sea capaz de materializar su propuesta política sino que además pueda extender una visión que abogue por el reclutamiento de nuevos actores políticos dispuestos a sumarse a esta gran empresa, el generar un quiebre generacional y un cambio lo suficientemente substancial que de cuenta que en efecto nuestro país no es mas un territorio conquistado por una nueva red de oportunistas.

"...el nuevo presidente de la republica en algún momento tendrá que echar mano de todo el talento que no forma parte de sus propias filas..."

Para lograr esto último se necesita congregar y seleccionar al mejor talento humano posible, no se trata entonces de solo calcular la afiliación política de los potenciales colaboradores del próximo gobierno, es mas complejo que eso, PPK necesita crear cuadros de colaboradores que gusten y sean proclives a la promoción de la diversidad, los nuevos retos políticos inherentes al puesto del electo presidente suscriben la necesidad de convocar a todas las fuerzas políticas con la finalidad de inventariar capacidades tanto dentro de su sequito de seguidores así como los que se ubican en su listado de detractores, en el mundo de la política las alianzas se generan con el mismo nivel de fragilidad con las que se disuelven, bajo un contexto de ese tipo el nuevo presidente de la republica en algún momento tendrá que echar mano de todo el talento que no forma parte de sus propias filas, el cual debe también estar preparado para poner sus capacidades al servicio de la nación, dejando en un segundo plano si ello lo podrían hacer desde la complejidad que significa estar posicionado en una bancada oficialista o la frontalidad que generalmente esta asociada a las líneas de oposición.    

Esperemos entonces que el electo presidente de la republica no solo cumpla con sus promesas de campaña, sino que además de ello pueda llevar a cabo una verdadera transformación nacional, una transformación la cual se ha dejado esperar desde hace dos o tres gestiones presidenciales, esta misma debe verse materializada en una genuina renovación de cuadros de personal dentro del aparato estatal, la cual tenga como criterio determinante una inminente promoción del talento humano; PPK mencionó en una reciente entrevista televisiva que quería ser recordado en los libros de historia como: el presidente que modernizo al Perú; esto último es posiblemente el único futuro argumento que tendría el pueblo peruano para demandar de él no solo el poner a nuestro país a la vanguardia de la ciencia y tecnología, sino que la profundidad de tales declaraciones obligan a PPK a insertar en nuestro país un verdadero aquilatamiento de la frase: IGUAL ACCESO A LAS OPORTUNIDADES, esto último debe estar dirigido principalmente al talento humano joven, el cual – desde una perspectiva humana – cumple justamente con la mayoría de requisitos de lo que se dice, percibe y reconoce como “moderno”.

La coyuntura presente no es la mejor de todas, los problemas vinculados a la falta de oportunidades están a la orden del día, pero puede que dicho contexto si sea el propicio para descubrir si efectivamente Pedro Pablo Kuczynski no solo es un consolidado tecno demócrata, sino que mas allá de ello es en realidad un verdadero gestor del talento humano; esperemos entonces que – por el bien de nuestro país – esto sea así, y no solo lleguemos a comprobar que la premisa planteada anteriormente – parafraseando al propio PPK - es solo otro cuentazo.

"...PPK tendrá que darle cara primero a la estructuración de un equipo humano el cual tenga la capacidad suficiente para intervenir a toda una nación..."


Sobre esta noticia

Autor:
Arturo F. Achahui (13 noticias)
Visitas:
3106
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.