Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog Catarsis Y Harakiri escriba una noticia?

Pronunciamiento de Alberto Fujimori sobre el Informe Final de la CVR

29/08/2013 15:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchos no lo sabían pero el 30 de agosto del 2003, 2 días después de la presentación pública del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), el ex Presidente Alberto Fujimori Fujimori escribió dos artículos expresando su posición y la de su partido respecto a este documento. Aquí la publicamos para que todos ustedes saquen sus propias conclusiones:

________________________________________________________________________

REIVINDICAR? A LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIALES

Cadena perpetua para los terroristas

Mi más enérgico rechazo a ese enfermo deseo de venganza política que responsabiliza a las Fuerzas Armadas y reivindica a los terroristas, mientras estos se pasean libres por Ayacucho y el Valle del Ene, organizando su rebrote. Mi total reconocimiento las Fuerzas Armadas. Mi compromiso definitivo para a mi retorno poner las cosas en su lugar: Yo reivindicaré a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional. Militares y Policías no merecen este maltrato. Al pueblo en general, a los ronderos, a esos millones de peruanos que sufrieron los dolorosos estragos del terror y que apoyaron la exitosa estrategia antiterrorista implementada durante mi gestión presidencial, les expreso mi firme compromiso de volver a pacificar el país con desarrollo y actualizar las eficaces leyes antiterroristas de mi Gobierno. La cadena perpetua nuevamente entrará en vigencia para los terroristas.

Y decían que el 28 de Agosto del 2003 iba a ser el día de la verdad. Ha sido el día de la mentira! Resulta que ya no son 25, 000 ni 30, 000 las víctimas de la barbarie terrorista que tiñó de sangre cada rincón del país por más de una década. Ahora la cifra es mucho más escalofriante. Según la Comisión de la Verdad el saldo de la demencia senderista y emerretista bordea los 70, 000 muertos, cifra por demás extraña pues prácticamente se estaría triplicando la estadística que era oficial y por todos conocida hasta antes de este informe final.

¿De dónde salen 45, 000 muertos más? Qué duda cabe, del mismo lugar de donde salen todas las acusaciones que se hacen contra Fujimori y contra todo aquel que trabajó a su lado por el bien del país: De su imaginación, esa imaginación cegada por el odio y la sed de venganza que no repara en reconciliarse con el terror con el único propósito de responsabilizar a las Fuerzas Armadas por la mayor cantidad de muertes posible. De esta manera, increíblemente, pretenden poner en una misma balanza a terroristas, militares, policías y ronderos, para después inclinarla a favor de Guzmán, Feliciano, Polay y todos sus sanguinarios camaradas.

Más bajo no se puede caer, se ha puesto a valerosos militares, policías y ronderos en la misma balanza adulterada, y lo que es peor, con la anuencia de toda la clase política tradicional que en una muestra de absoluta hipocresía se jacta de respetar los Derechos Humanos de la gente. Habría que preguntarse ¿y los miembros de las Fuerzas Armadas? ¿y los ronderos? ¿y los miles de peruanos que vivieron en carne propia el horror de Sendero y el MRTA, perdiéndolo todo? ¿y las viudas? ¿y los 100, 000 niños huérfanos? ¿y los desplazados? ¿Y los 27 millones de peruanos que hoy vuelven a sentirse amenazados por el terror? ¿Quién respetará sus Derechos Humanos?

El pueblo ya se ha dado cuenta

Está visto que está Comisión de la Verdad, que este Gobierno y que esta clase política no respetará ni velará por unos Derechos Humanos que ni siquiera conocen, pues los Derechos Humanos de los que se habla teóricamente en libros y enciclopedias no son los mismos Derechos Humanos que en la práctica necesitan los pueblos del mundo atacados por el terror.

Se les ha caído la máscara a quienes, obedeciendo a sus convicciones políticas, buscan la reconciliación con los terroristas atropellando a las Fuerzas Armadas, y eso no se puede aceptar. Todos los que, desde un Gobierno inflexible contra el terror, dimos la cara y poniendo en riesgo nuestras vidas, arrancamos las banderas del terror después de mil batallas en una guerra que parecía interminable, no lo vamos a aceptar.

Como el ex Presidente de la República que lideró una efectiva estrategia antiterrorista que hoy es considerada por varios países del mundo un modelo a seguir en su lucha contra el terrorismo internacional, no voy a aceptar que se desvirtúe la misma por un afán de venganza contra Fujimori y las Fuerzas Armadas y Policiales que la hicieron posible. Mi estrategia no fue de arrasamiento, a diferencia de las políticas de arrasamiento erróneamente impulsadas por los gobiernos de Belaunde y Alan García; mi estrategia fue de crecimiento: A más obras, a más colegios, a más caminos asfaltados, a más carreteras nuevas, a más puentes, a más postas médicas, a más postes de alumbrado público, a más tanques de agua... menos terrorismo.

No voy a aceptar que se profundicen las heridas del pasado aún no cicatrizadas, cuando lo que hay que hacer es, partiendo de esa estrategia exitosa que nos dio la paz, mirar hacia delante y construir progreso. No voy a permitir que se menosprecie todo el sacrificio de un pueblo que pagó muy caro la factura del terror y que ahora tiene derecho a vivir en paz; un derecho que todos los peruanos nos ganamos a punta de coraje, pues no nos rendimos al primer ni al último coche bomba de Sendero Luminoso, no nos rendimos ni al primer ni al último secuestro del MRTA... y menos nos vamos a rendir ahora frente a una Comisión que simpatiza con la ideología del terror y cuyos miembros se presentan como imparciales justicieros de la verdad.

Esos justicieros que hoy integran la Comisión de la Verdad, desde siempre consideraron al indio peruano como una máquina y una bestia de carga; y ahora vienen dizque a reivindicar a los pobladores andinos víctimas de la violencia del Estado; dicen que fueron 20 años de vergüenza. !Qué vergüenza! Donde vivían estos personajes que no se enteraron que en los últimos 10 años los más sanguinarios cabecillas terroristas fueron capturados y condenados a cadena perpetua gracias a las leyes del Gobierno de Fujimori. ¿Nadie les dijo que gracias a la paz lograda en la década pasada los desplazados volvieron a sus tierras para cultivarlas y las poblaciones andinas ya no viven entre dos fuegos?

Total reconocimiento a las FFAA y PNP

No voy a permitir que se siga maltratando a las Fuerzas Armadas y Policiales. Los maltratan por un lado y por el otro -después de este informe que responsabiliza a las Fuerzas Armadas y Policiales por actos terroristas- se les pide que asuman el control del orden interno en Ayacucho, Apurímac, Huancavelica, Cusco y Junin que acaban de ser declaradas en Estado de Emergencia como en los peores años del terror. ¿Algún miembro de la Comisión de la Verdad o del actual Gobierno se ha puesto a pensar cómo va a cumplir su misión ese militar o ese policía preocupado porque sus propias autoridades no le dan la menor garantía en su trabajo? Sin ir muy lejos, ¿quienes pagaron las consecuencias de lo ocurrido en Puno? Los militares.

Luego de la presentación del Informe Final de la Comisión de la Verdad deseo dirigirme al pueblo peruano, a nuestras Fuerzas Armadas y Policía Nacional para manifestar lo siguiente:

1- Mi más enérgico rechazo a ese enfermo deseo de venganza política que responsabiliza a las Fuerzas Armadas y reivindica a los terroristas, mientras estos se pasean libres por Ayacucho y el Valle del Ene, organizando su rebrote.

2- Mi total reconocimiento las Fuerzas Armadas cuya gran mayoría de sus miembros se mantuvieron lejos de la cúpula corrupta de Montesinos y que como herederos de la tradición de Bolognesi y Grau no dudaron en jugarse la vida por la paz de millones de peruanos.

3- Mi compromiso definitivo para a mi retorno poner las cosas en su lugar: Yo reivindicaré a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional. Militares y Policías no merecen este maltrato, merecen más bien un reconocimiento e indemnización dentro de las posibilidades del Estado peruano. El epitafio de la paz en el Cuartel General del Ejercito continuará siendo símbolo de reconocimiento de heroísmo a los caídos en combate.

4- Al pueblo en general, a los ronderos, a esos millones de peruanos que sufrieron los dolorosos estragos del terror y que apoyaron la exitosa estrategia antiterrorista implementada durante mi gestión presidencial, les expreso mi firme compromiso de volver a pacificar el país con desarrollo y actualizar las eficaces leyes antiterroristas de mi Gobierno. La cadena perpetua nuevamente entrará en vigencia para los terroristas.

Alberto Fujimori F. Tokyo, 30 de Agosto del 2003 ________________________________________________________________________

ESTABA VISTO...

Para la CVR García y Belaunde son sólo responsables políticos

¿Qué concluye la Comisión? "Que el ex Presidente Alberto Fujimori tiene indicios de responsabilidad penal por los asesinatos, desapariciones forzadas y masacres perpetradas por el grupo Colina". Una "conclusión" que ya estaba vista, reitero, hace más de dos años. ¿Y qué dice sobre los gobiernos de Fernando Belaunde (1980-1985) y de Alan García (1985-1990)? "Que sólo tienen responsabilidad política por su accionar durante la guerra interna que se produjo en el país desde 1980", es decir, los que permitieron que Sendero luminoso encienda la chispa del terror que segó la vida de tanta gente inocente y que después ordenaron una errada política de arrasamiento militar, están exentos de responsabilidad penal; según la Comisión el único que debe ir a la cárcel es Fujimori por haber capturado a Abimael Guzmán, a Polay y a todos los cabecillas de Sendero y el MRTA... por haber permitido que la justicia militar los condene a cadena perpetua y en suma, por haber pacificado el país con la estrategia correcta.

Gastar millones de dólares en un informe de 6, 500 páginas para decir finalmente lo que al comienzo, cuando recién se conformó la Comisión de la Verdad ya todos los peruanos sabíamos, habla a las claras que la mano del odio y la venganza escribió este denso informe al que la Comisión le puso su firma.

La Comisión de la Verdad, fraguada entre idas y venidas a la Base Naval del Callao, nació con licencia para matar; y es evidente que ha cumplido su misión a cabalidad: Han "matado" a 45, 000 peruanos más que nunca estuvieron en las estadísticas oficiales sobre la barbarie terrorista, para de esta forma culpar a Fujimori y a las Fuerzas Armadas por el adicional.

Pienso que las conclusiones que ha entregado la Comisión de la Verdad -y estoy seguro que al pueblo peruano también piensa lo mismo- ya estaban escritas antes de iniciar su trabajo de reconciliación, es decir, a inicios del año 2001 y lo más probable, bajo la atenta supervisión del entonces Ministro de Justicia que venía sosteniendo sendas reuniones con la cúpula senderista. Obviamente que el actual Gobierno en representación de la clase política tradicional, le ha dado los últimos retoques para evitar golpear a Acción Popular y al APRA, partidos que permitieron el nacimiento y posterior crecimiento del terrorismo en el Perú.

Y a las pruebas me remito, ¿Qué concluye la Comisión? "Que el ex Presidente Alberto Fujimori tiene indicios de responsabilidad penal por los asesinatos, desapariciones forzadas y masacres perpetradas por el grupo Colina". Una "conclusión" que ya estaba vista, reitero, hace más de dos años.

¿Y qué dice sobre los gobiernos de Fernando Belaunde (1980-1985) y de Alan García (1985-1990)? "Que sólo tienen responsabilidad política por su accionar durante la guerra interna que se produjo en el país desde 1980", es decir, los que permitieron que Sendero luminoso encienda la chispa del terror que segó la vida de tanta gente inocente y que después ordenaron una errada política de arrasamiento militar, están exentos de responsabilidad penal; según la Comisión el único que debe ir a la cárcel es Fujimori por haber capturado a Abimael Guzmán, a Polay y a todos los cabecillas de Sendero y el MRTA... por haber permitido que la justicia militar los condene a cadena perpetua y en suma, por haber pacificado el país con la estrategia correcta.

Reconciliación (y venganza)

Hoy, a la luz del informe final de la Comisión de la Verdad, las piezas del rompecabezas de la persecución política encajan a la perfección: La reconciliación es con el terror... la venganza es contra Fujimori, contra las Fuerzas Armadas y policiales, y hasta contra los ronderos.

Tal es el odio que no escatiman esfuerzos ni millones de dólares y menos miden las consecuencias de profundizar heridas que aún no cicatrizan. La Comisión de la Verdad en complicidad con los Gobiernos de Paniagua y Toledo y en general, con la clase política tradicional, prefiere ver a los terroristas libres caminando por las calles de Ayacucho y a los que aún están en la cárcel, dirigiendo desde su celda el rebrote terrorista; prefieren eso antes que ver a Fujimori trabajando en los pueblos jóvenes o en los asentamientos humanos de Lima o en los pueblos del Perú profundo, recibiendo a su paso el cariño de la gente y el calor popular que ya empieza a calentar las encuestas.

Alberto Fujimori F. Tokyo, 30 de Agosto del 2003


Sobre esta noticia

Autor:
Blog Catarsis Y Harakiri (2282 noticias)
Fuente:
feeds.feedburner.com
Visitas:
60
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.