Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Proyectos chinos en Brasil deben tomarse con prudencia y no como salvavidas, según analistas

20/05/2015 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Al igual que la monumental ferrovía que unirá Brasil de este a oeste para exportar bienes a China por el Pacífico, la mayoría de los proyectos acordados esta semana entre ambos países deberá recorrer un largo trecho del papel a la realidad, estimaron analistas.

Las dos naciones BRICS anunciaron un plan de acción hasta 2021 que llevó la relación bilateral "a una etapa superior", según describió el martes la mandataria brasileña Dilma Rousseff tras firmar con el primer ministro chino, Li Keqiang, un documento que engloba iniciativas por más de 53.000 millones de dólares.

image

Esa es una cifra nada despreciable para una economía que se enfrió hace varios años y que está sopesando la magnitud del ajuste que debe hacer en 2015, año para el que el FMI estima que el PIB se contraerá 1%.

"Las proyecciones de crecimiento son muy bajistas para la región y el sector privado se está retrayendo. China es la única opción posible para inversiones de largo plazo en la región", dijo a la AFP Kevin Gallagher, profesor de la Universidad de Boston.

Pero este especialista en el vínculo China-América Latina, autor del libro "The Dragon in the Room: China and the Future of Latin American Industrialization" (El dragón en la habitación: China y el futuro de la industrialización en Latinoamérica), cree que Brasil deberá usar los fondos con inteligencia.

"Es mucha deuda, Brasil tendrá que gastar tanto tiempo en pensar cómo puede pagarse esta infraestructura como lo que tardará en construirla", añadió.

El profundo bolsillo del gigante asiático aún podría aportar a otras fuentes para financiar el sueño de Brasil de dejar atrás sus ineficiencias en infraestructura.

image

Según datos divulgados por el Palacio de Planalto, el banco chino ICBC y la brasileña Caixa Económica acordaron generar un fondo para tener en disponibilidad USD 50.000 millones que fortalecerá "las opciones para financiar proyectos de infraestructura", y otro de "entre 20 y 30.000 millones de dólares" auspiciado por el gobierno chino para construcción, equipamiento industrial y siderurgia, entre otros.

La escala es proporcional al desafío, sintetizó el ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, Armando Monteiro, en una entrevista reciente con la AFP.

Los analistas prefieren moderar el optimismo de la ecuación china.

Más sobre

"Son apenas intenciones, cartas de intención. El resultado de la visita fue positivo, pero es necesario mirar estas cosas con una cierta cautela (...) Hay que ver en qué medida serán efectivizadas", dijo Luiz Augusto de Castro Neves, exembajador en Pekín entre 2004 y 2008 y presidente del Centro Brasileño de Relaciones Internacionales (CEBRI).

image

"Hay en el pasado ejemplos de cartas de intención que nunca salieron del papel", agregó Castro Neves, quien alertó sobre los riesgos de la tentación de resolver problemas económicos de corto plazo con esos fondos frescos.

- ¿Nueva era? -

El listado de pactos bilaterales distribuido por la presidencia de Brasil incluyó un memorando entre la minera Vale y el banco chino ICBC por 4.000 millones de dólares, un convenio para financiar proyectos de la estatal Petrobras por 7.000 millones, la venta de 22 aviones de Embraer y hasta la reapertura del mercado del país asiático a la carne brasileña.

Para Gallagher, la iniciativa que mejor condensa la "nueva era" es el corredor hacia el Pacífico, que atravesaría parte de la Amazonia. Pese a su simbolismo geopolítico, la ferrovía está lejos de poder pasar de la teoría a la acción, reconocieron funcionarios brasileños el martes en una rueda de prensa, al explicar que el estudio de viabilidad recién estará listo en 2016 y aún falta definir la traza y hasta el puerto peruano desde donde se exportará.

"Es un proyecto antiguo, del 2004, y ahora está siendo presentado de nuevo. Como cualquier proyecto de envergadura de ese tipo tiene muchos problemas que resolver, el licenciamiento ambiental o las dificultades de la apropiación de tierra, todos detalles que no están claros", explicó Reinaldo Guang, socio del estudio de abogados brasileño TozziniFreire, a cargo de asesorar proyectos que involucren a China.

"En nuestra experiencia con bancos chinos, sabemos que son extremadamente cuidadosos para dar financiamiento. Tienen análisis muy criteriosos y no siempre se consigue obtener los créditos", agregó.

El primer ministro Li viajará también a Colombia, Perú y Chile, en su recorrido por una región donde la segunda economía mundial ganó grandes cuotas de influencia en los últimos años. Tanto que Charles Tang, titular de la cámara de comercio Brasil-China se arriesgó a decir que "el patio trasero de Estados Unidos se está convirtiendo en el de China".

Detrás de las palabras, las cifras: sólo con Brasil, el intercambio comercial de China se multiplicó por 25 en poco más de 10 años, ubicándose en 80.000 millones de dólares en 2014 y convirtiendo a China en el primer socio comercial de Brasil desde 2009, cuando superó a Estados Unidos.

Y es por eso que el gobierno brasileño insiste que que China, hoy el 12º inversor en el país, tiene todo para escalar hasta la cima del listado.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
5020
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.