Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Putin y Trump, reordenar el sistema económico izquierdista. La cumbre del G-20

16
- +
30/11/2018 17:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ya el gobierno progresista en América Latina se quiere convertir en una dictadura

El Reloj del Tiempo

* EL SORPRENDENTE ATAQUE A LA POBLACIÓN CIVIL SIRIA

Ya el ciudadano, no se conforma con una lámina de zinc, quiere otras cosas, incluyendo espacios políticos. Un gran error, porque lo primordial es su preparación ideológica y el modelo político a implementarse, porque este campo se encuentra referido a la economía, donde se dan situaciones muy interesantes con una sociedad avanzada, como la nuestra.

El gran problema en Venezuela son los enchufados y aquellos que se encuentran conectados con el gobierno y rompen con la estructura del Estado. Necesitamos ciudadanos serios que cumplan funciones oficiales.

Ya el gobierno progresista en América Latina se quiere convertir en una dictadura. Desde Nicolás Maduro Moros, Evo Morales hasta Daniel Ortega Saavedra y, para esto,  violentan consistentemente la Constitución y las leyes, desde que comenzó el conflicto social por el cambio.

¿Cree Ortega que puede chantajear al Senado de Estados Unidos y a Trump para que no le sancionen a su familia? ¿Cree que Nicaragua puede llegar a convertirse en una zona de devastación y guerra por el conflicto interno y el de las potencias como pasa en Siria?

Hay que leer los informes técnicos y profesionales de la CIDH, MESENI y ONU detallando todas las violaciones cometidas por el gobierno contra los manifestantes y ciudadanos inocentes. El expediente es grande e innegable.

 

Las características del conflicto sirio no se parecen al de Nicaragua, aunque hay algunas similitudes comparativas como que la familia Assad se ha sostenido en el poder durante años y no quiere dejarlo pese a los 400 mil muertos ocurridos desde el 2011, que el conflicto comenzó con una explosión social que evolucionó a una guerra civil. Hay muchas otras diferencias, como que en Siria el conflicto involucra a grupos armados, incluyendo a Al Qaeda y el Estado Islámico.

 

BBC Mundo dice que “años antes de que el conflicto comenzara muchos sirios ya se quejaban de un alto desempleo en el país, de extensa corrupción, falta de libertad política y de la represión del gobierno del presidente Bashar al Asad, quien había sucedido a su padre, Hafez, en 2000”.  A medida que el levantamiento de oposición se extendía, la represión del gobierno se intensificó. Los simpatizantes de la oposición comenzaron a armarse, primero para defenderse y después para expulsar a las fuerzas de seguridad de sus regiones.

 

La sociedad latinoamericana viene reclamando sus derechos. Me refiero, primeramente, a los comunistas y socialistas que ven de una manera pública e internacional que, no se viene cumpliendo los procesos progresistas a nivel mundial. No hay ninguna duda que hay regímenes que ha perdido toda la legitimidad, es un movimiento sin futuro, es un régimen que descansa en la coerción y en esa minoría organizada que pudiéramos decir que todavía representa un 30% de los venezolanos, donde hay obviamente muchos intereses creados de por medio, En otras palabras, se dice que el Socialismo, es ahora la minoría más grande de la política nacional por territorio que solo depende de la represión para mantener el control de los espacios que manejó de calle de una manera popular en el pasado.

Hoy en día la demanda de Ortega y Maduro, su gente para “volver” al diálogo nacional es que los opositores “dejen de conspirar” contra su gobierno. La misma táctica para confundir a la opinión pública internacional, a su gente y a la ciudadanía acerca de sus intenciones. En el fondo no va a cambiar el rumbo de su régimen y así hará todo lo que pueda para mantenerse en la silla presidencial. No le importa si la economía se cae a pedazos, si miles de trabajadores más van al desempleo, si la producción de exportación se derrumba, si el PIB sigue para abajo. Nada de eso le importa excepto prepararse para el 2021 y 2019 mientras se busca al “delfín”, fuera de sus familiares.

 El doctor Arturo Cruz Sequeira, historiador y profesor de INCAE, replanteó su tesis -ya publicada antes por un diario local- en una entrevista para un periódico salvadoreño en la que asegura que “el régimen (de Ortega) no tiene futuro”.

En gran medida, Cruz Sequeira despeja algunas incertidumbres sobre el futuro del país.

Veamos algunas de sus afirmaciones:

 Sobre el estado actual de la crisis, dice que: “Básicamente lo que tenéis es un empate destructivo entre el aparato partidario del Frente Sandinista, utilizando la coerción y la sociedad en su gran mayoría, resistiendo pasivamente todo por ahora”. Me parece un balance justo, aunque no responde a la pregunta: ¿Qué haría Daniel Ortega sin la represión ni la Policía bajo su control? ¿Qué hará mi presidente Maduro con el cono monetario?

 

De acuerdo a diversas mediciones regionales (Latinobarómetro) y nacionales (encuestas de opinión), los latinoamericanos están altamente preocupados e indignados frente al tema de la corrupción. Dicha indignación ha provocado movimientos sociales que han llevado a la salida abrupta de presidentes como lo son los casos de Guatemala y Perú; al encauzamiento judicial y condena de varios expresidentes y funcionarios públicos; y a un voto de castigo en algunas de las elecciones que han tenido lugar en los últimos meses (México y Brasil). Estas situaciones han conducido a la introducción de nuevas normas en materia de financiamiento electoral que buscan fortalecer los controles y reducir la participación del financiamiento privado. Sin embargo, desde el punto de vista normativo, la región cuenta en términos generales con un buen instrumental, siendo que el principal desafío es su aplicación de manera efectiva y oportuna. En este sentido algo positivo parece estar ocurriendo, cuando vemos que a diferencia del pasado, jueces y fiscales están respondiendo al reto de la impunidad, mediante diversas diligencias que buscan esclarecer los hechos y sancionarlos.

En el mercado bursátil, de mercado y territorial, necesitan ganar espacios físicos

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, expresó al diario chileno La Tercera duras críticas a “los órganos políticos llamados a aplicar las cláusulas democráticas han actuado con extrema lentitud y débil determinación” por las crisis de Nicaragua y Venezuela.

Chinchilla dijo que “el único organismo regional que se ha hecho sentir en ambas crisis ha sido la Organización de Estados Americanos y de manera especial el Secretario General y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Expresó que “pese a ello, los órganos políticos llamados a aplicar las cláusulas democráticas han actuado con extrema lentitud y débil determinación. Esto ha hecho que las decisiones más drásticas en ambas crisis, estén siendo adoptadas por países de manera individual y por órganos extra regionales como la UE. En ambos escenarios, la peor parte la han llevado los ciudadanos. El mensaje es demoledor: los déspotas tienen impunidad en nuestra región”.

En cuanto a la caravana de los migrantes, la expresidenta Chinchilla agregó al diario que “La tragedia de los migrantes centroamericanos pone en evidencia las fallas profundas de una guerra contra las drogas en la que concurren diversos actores, entre ellos los mismos países centroamericanos, pero también EE.UU. La razón principal que mueve a esos migrantes es la violencia. Más que respuestas represivas se requiere de una revisión integral de la estrategia de seguridad y combate al narcotráfico, de la mano de acciones integrales que permitan el desarrollo sostenido en esas naciones”.

A todas luces, surgen interrogantes, pero, la izquierda pierde su oportunidad por la carencia de una buena comunicación que, debe ser muy aprehensiva. Lo que vemos es puro tautologos e ineludibles hombres de negocios, no concejales y diputados. Y lo más increíble, en Venezuela todo el poder civil se encuentra en manos de militares ante una sociedad civil imberbe e idiotizada.

No dudo que habrá merecidas excepciones. Gente política que sacrifica su tranquilidad y se expone públicamente, porque considera que de alcanzar una curul política, podrá trabajar por el bien la ciudad.

Desafortunadamente el resto y la gran mayoría de este grupo de personajes, están más motivados por el dinero, el poder y quién sabe qué otras sucias intenciones. La política se ha convertido en un medio perfecto para alcanzar beneficios personales, incrementar el ego y hasta el bolsillo.

Estos individuos a los que yo llamo “lobos disfrazados de ovejas” hablan con solemnidad, fluidez y una buena dosis de creatividad. Tienen el poder de convencimiento necesario para hacerse ver como las personas perfectas, aunque su perfil demuestra lo contrario. Los conflictos legales, la fama de tramposos y hasta los juicios de alimentos, los ponen en evidencia.

Por otro lado, se aprecian aquellos personajes que ganaron gracias a un partido político y en el trayecto se han cambiado dos y más ocasiones para continuar con sus pretensiones políticas. Bailan de izquierda a derecha, se contradicen continuamente y no tienen reparo en criticar y atentar contra el partido y simpatizantes que alguna vez los ayudaron para ganar. Lo más triste de ello, es que todavía tenemos la ingenuidad e ignorancia como para seguir creyendo en sus falsas promesas y votar por ellos. Si son seres humanos tan despreciables ¿podrán ser entonces buenas autoridades? Seamos cautos e inteligentes en nuestras decisiones.

En el mercado bursátil, de mercado y territorial, necesitan ganar espacios físicos.

 

Mi pregunta es ¿de todos estos personajes quién realmente habla con la verdad? Por años hemos errado brindando nuestra confianza a quienes resultaron ser los equivocados. Que estos días previos a las elecciones municipales sean un tiempo de análisis minucioso de lo que verdaderamente necesita la ciudad. Merecemos autoridades que actúen con transparencia, eficiencia y por sobre todo sean motivados por el compromiso y amor a Venezuela. Tardamos 50 años para tener un partido político, prevaleciendo el caudillismo, militar y civil; aspecto que marcó la pauta hasta nuestros días. El recurrente superávit de caudillos y déficit de líderes representa un factor contrario a la institucionalidad democrática y la construcción de colectividades políticas articuladas en torno a una ideología y un programa.

Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en El Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, columnista del Aragüeño y coordinador cultural de los diarios La Calle y el Espectador- Valencia. Hora Cero.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (789 noticias)
Visitas:
59
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.