Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

Quinta enfermedad: causa, síntomas y tratamiento

09/03/2021 08:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conocida como la quinta enfermedad, el eritema infeccioso es una infección viral de la piel causada por un virus denominado parvovirus B19, que afecta principalmente a los niños. Se le llama quinta enfermedad por ser la número cinco de una lista histórica de seis afecciones febriles eruptivas que atacan a los niños. No es considerada una enfermedad grave según la doctora Soraya Castro Llibre, pediatra del Instituto Materno Infantil y Especialidades y del Hospital Presidente Estrella Ureña de la ciudad de Santiago. Además es coordinadora técnica del área de Inmunizaciones del referido Instituto.

¿Cómo se transmite?

Se transmite a través de secreciones respiratorias (de persona a persona tras contacto cercano); a través de transfusiones sanguíneas, de factores VIII y IX (tratamiento de hemofilia) y transfusión de albúmina o inmunoglobulinas.

Cuando se trata de mujeres embarazadas, afortunadamente, la mayoría de las veces esta infección no causa problemas.

En casos raros, si el virus se transmite al feto es posible que le provoque una anemia grave que, a su vez, ocasiona un problema llamado Hidrops (el feto se llena de líquido y resulta en insuficiencia cardiaca o muerte).

Si se sospecha que una mujer embarazada tiene la infección debe ser sometida a una sonografía, amniocentesis y cordocentesis. Asimismo, se debe determinar qué tan grave es la infección en el bebé.

Por tanto, un niño con este diagnóstico no debe estar en contacto con mujeres embarazadas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Sus síntomas pueden incluir: erupción leve de la piel (muy llamativo los cachetes rojos que se observan), fiebre, dolores musculares y dolor de cabeza. También se le llama "enfermedad de la bofetada" por la típica erupción rojiza que produce en la mejilla. Esta es una erupción (salpullido) tan típica que cuando la vemos hacemos el diagnóstico rápidamente. Este parvovirus B19 es muy diferente al que afecta a perros y gatos (quizás en ellos hemos escuchado más este tipo de virus).

Ni los perros nos enferman de parvovirus, ni nosotros los humanos a ellos. Suelen ser casos esporádicos o epidémicos, los cuales pueden repetirse cada 4 a 5 años.

¿Cuál es el rango de niños que la padecen?

Es más frecuente entre 5 a 15 años. Puede presentarse en adultos. La mayoría son infecciones asintomáticas.

¿Puede prevenirse?

No existen vacunas para contrarrestarla. Es difícil prevenir, simplemente, porque la vía de transmisión es respiratoria. Pero, la buena noticia es que ya infectado se adquiere protección para toda la vida

¿Cómo considera las manifestaciones de la infección: severas o leves?

Son leves en sentido general. La erupción característica (aspecto de bofetada), es tan marcada, a veces, que se nota una palidez alrededor de la boca muy típica también, en "alas de mariposa".También puede acompañarse de una erupción (salpullido discreta en el tronco, con un patrón reticular, máculo papular que puede ser pruriginosa (causar picazón) y se extiende de forma periférica como un encaje.

Las mamás nos dicen: "doctora, pero el niño se pone más rojo de tarde". Ese rash o salpullido tiene la particularidad que puede cambiar en intensidad por cambios de temperatura del medio ambiente o exposición a rayos de sol.

En adolescentes y adultos son más

frecuentes manifestaciones articulares de muñecas, manos, rodillas y tobillos, que pudieran parecerse a una artritis reumatoidea.

En pacientes con compromiso del sistema inmune (como por ejemplo VIH) puede cursar con anemia crónica, pues este virus afecta las células precursoras de los glóbulos rojos.

¿Cómo se trata?

Los síntomas se tratan con acetaminofén y Winasorb. En caso se trate de pacientes con condiciones como VIH, falcemia, talasemia, esferocitosis, embarazo... pudieran requerir transfusiones de sangre, inmunoglobulinas intravenosas que contienen IGG para parvovirus B19.

L ¿Qué precauciones debemos tomar?

1.- Lavado frecuente de manos.

2.- Evitar tocar la cara con las manos

3.-Si a tu hijo le diagnostican la quinta enfermedad o eritema infeccioso, aíslalo en la casa para no contagiar más niños o personas.

Para evitar su transmisión sanguínea, grupos de alto riesgo que se vayan a transfundir deben hacerse la determinación de títulos de IGM anti B19.

¿Cómo es el proceso de incubación?

Su periodo de incubación es entre una y dos semanas. Existe una presentación infrecuente de este virus y es el denominado síndrome papulo-purpurico en guante y calcetin (SPPGC). Más frecuente en adultos jóvenes en los que se aprecia una erupción o salpullido de palmas de manos y los pies, bien delimitado, y que durante su evolución puede ser purpúrico (petequias y equimosis) con posterior descamación. El hecho de que esté limitado a manos y pies es patogmonico de este síndrome. Hay que resaltar que pueden presentarse otras lesiones acompañantes en mejillas, pliegues, codos, genitales y muslos. Se resuelve en una o dos semanas con buen pronóstico y sin secuelas a largo plazo.

Esta quinta enfermedad o eritema infeccioso, por lo general, es leve y ya cuando aparece el salpullido, el niño ya no está contagioso.

Los pediatras debemos diferenciarlo de otras enfermedades que producen rash (salpullido) como sarampión, rubéola o varicela. Estas últimas, son prevenibles por vacunas.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (7289 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
617
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.