Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alec Renard escriba una noticia?

La raíz siniestra de Ernesto Atenco, una lectura imperdible

11
- +
13/05/2017 18:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Héctor Alejo Rodríguez, un escritor joven que promete

La atracción es inmediata: una portada oscura con una figura reducida en sombra, que mira hacia un bosque de iguales tonos, árboles crecidos, un camino que se pierde y apenas, un guiño de luz, como si cualquiera de nosotros fuese esa figura que piense detenidamente en lanzarse a combatir el miedo o a engullirse en una cabal incertidumbre. Observé los detalles de aquel diseño, el nombre del autor, para nada conocido en mis lecturas habituales, y me encimé en la indecisión. Arriegarme o no. Titulos van, autores emergen y desaparecen, poca calidad constatada y el arrepentimiento subsecuente. El empujón que decidió que tomara este ejemplar y extraerlo de su estante fue la frase de una jovencita que, en su mejor acento de privilegiada de papá y mamá, dijo: "No se me antoja". Como fiel seguidor de las causas sin remedio, me dije que algo interesante debería tener este libro para que una muchachita acostumbrada a irse de dientes sobre las revistas de modas y chismes, lo ignorara por completo. Así, salí de una librería en el bello y señorial centro de la ciudad de Querétaro, en un viaje de vacaciones a México que realmente vislumbraba circunstancias inolvidables. La banca de colonial herrería, jardineras de cantera, una plaza concurrida y bajo la sombra de un árbol amistoso me dieron pauta para esa inmersión necesaria que resulta invaluable. El olor de libro nuevo, el escape en vértigo de mis emociones, la imaginación que se levanta, páginas que revelan. Héctor Alejo Rodríguez consigue atraparme en sus doce relatos breves, darme unas vueltas a pasadizos sin salida, irrumpir a puñetazos la frivolidad y seguirla atacando con sencillez. Su narrativa recrea regionalismos, modos de hablar urbanos y rurales, pensamientos limitados de personajes que sufren y solo vive en ellos la recompensa y el castigo, un destacado aporte de la vida misma. Y esto es lo que hay y se lee, la vida, es su máxima expresión de hilaridad y tragedia, en la entraña siniestra de los que habitamos la rutina, de nuestros pensamientos turbios que creemos razonables y vivimos en el constante absurdo. Tan capaces de la máxima atrocidad y la más sublime de las tonterías. De esto estamos saturados los humanos y esta lectura es realmente de un seguimiento humano, psicológico, que me ha llevado a identificar la emotividad de lo que se sueña, muere, se cura, se teme, desea y se consigue. Donde los gritos no se detienen y los ancianos dan amor e ignoran a la muerte que se acerca, niños juguetones que tienen todo el tiempo para imaginar y asustarse de si mismos. Recuerdos de pesadillas que evolucionan y se dejan tocar al límite de terminar ahogados en ellos; una fuga, un asesino que siente moralidad hacia los más desprotegidos, una abuela que puede dirigirse a cualquiera de nosotros como su amorosa descendencia y conseguirnos un llanto de ternura. Esto es solo un poco de lo que encontrarán por 122 páginas prometedoras para un rato con ustedes mismos, un camino que el autor les brinda con una pluma cortada en rasgos finos. Trabajo publicado en el 2016, bajo el sello editorial queretano, Par Tres Editores (www.par-tres.com). Indudablemente, apreciable lector y buscador de nuevas experiencias literarias, "La raíz siniestra de Ernesto Atenco" es una lectura a tomar seriamente en cuenta y que su aventura no es tan fácil olvidar...

Héctor Alejo Rodríguez


Sobre esta noticia

Autor:
Alec Renard (3 noticias)
Visitas:
38
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.